Tuesday, February 27, 2024
spot_img
HomeIN UPLección de vida

Lección de vida

Lcdo. Luis Ibrahyn Casiano
Trabajador Social Clínico

¿Qué es el triunfo?, sino la forma de observarnos a nosotros(as) mismos en el proceso, más que en medirnos por el desenlace. Pues el camino es la meta también…

Recientemente mi sobrina Ariana Cecilia Echevarría Figueroa, quien fuera concursante en Miss Teen World Puerto Rico en representación de su amado pueblo Rincón, me dio una lección de vida. Una lección que incluso yo en ocasiones olvido aun siendo profesional en el campo de la conducta humana y la salud mental. Ella, al no ser llamada entre las finalistas de su concurso, al mandarlas a salir del escenario, salió sonriendo con total sinceridad y humildad, y así sucesivamente luego al volver a entrar mientras coronaban a las demás, aplaudía con júbilo a sus compañeras. Su constante acción, su manifestación de felicidad sin importar el resultado y su orgullo por lo que representaba el momento en su vida, me recordó una vez más de lo que se trata la vida y lo que constituye un triunfo. Que grande eres Ariana, me recordaste eso a mí, que a diario atiendo a personas en ese mismo dilema. Un dilema difícil de aplacar dado a la presión social y a esa auto represión que nos infligimos a consecuencia de lo que se espera de nosotros.
Mientras hoy pensaba en ello, en su lección, me llegó la noticia de una nominación a un reconocimiento como Trabajador Social por parte de una organización en América Latina con la que he participado. Justo cuando estuve a punto de aceptarla, vino su sonrisa a mi mente. Por lo cual, luego de agradecer, decidí declinar la nominación al reconocimiento, pues, aunque poseo atributos para ello, ciertamente hay cosas que debo mejorar antes de aceptar tal reconocimiento, aun no soy la mejor versión de mí; sé que llegará el momento. La introspección es una herramienta vital en proceso de conocernos y sobre todo de valorar lo que poseemos, nuestras virtudes y limitaciones, esta última no para autoflagelarnos, sino, para recobrar el valor de redirigir nuestro esfuerzo al logro de cosas mayores, más significativas. Cosas que ciertamente no caben en un Curriculum Vitae; como en su caso, la satisfacción del camino recorrido no cabe en el brillo ni tamaño de una corona.

A mis lectores habituales, les comparto este extracto de esta cita de Pier Paolo Pasolini, escritor y director cinematográfico, “Creo que es necesario educar a las nuevas generaciones en el valor de la derrota. En construir una identidad capaz de advertir una comunidad de destino, en la que se pueda fracasar y volver a empezar sin que el valor y la dignidad se vean afectados”. Apoyemos a los(as) nuestros en sus proyectos, con la simple expectativa del triunfo sobre uno mismo y sobre esas limitaciones reales, pero más aun, sobre las impuestas por nuestra propia persona en aras de ser lo que esperan cada día de nosotros. Seamos la generación que construye triunfos desde la dialéctica del corazón, y no desde el vulgar sentido sin sentido del Mundo que nos observa mientras nos señala la ruta-meta sin que hayamos elegido el camino en justa representación de nuestras aspiraciones más sublimes.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes