Friday, April 12, 2024
spot_img
HomeIN UPRetos que vive un cartero diariamente

Retos que vive un cartero diariamente

La imagen que muchos tienen de un cartero es la de una figura que pasa diariamente, depositando correspondencia en los buzones de las casas. Sin embargo, detrás de esta rutina se esconde un mundo lleno de desafíos, experiencias únicas y un vínculo especial con la comunidad que pocos conocen.
“Un día típico para un cartero comienza organizando y clasificando la correspondencia por rutas, un proceso que toma aproximadamente una hora y media. Luego, salimos a la calle, generalmente alrededor de las 9:30 a.m. para enfrentarnos a una jornada que puede extenderse más allá de las 8 horas habituales, especialmente los lunes, cuando el trabajo se acumula debido a la pausa del domingo”, explicó un empleado del servicio postal.


El hombre, que se desempeña como cartero, precisó que entre los mayores retos de su trabajo se encuentran: el clima adverso, el eterno temor a los perros y hasta situaciones peligrosas, como el hallazgo inesperado de drogas escondidas en los buzones.
“Aunque caminamos menos ahora, uno de los mayores miedos que enfrentamos a diario son los perros, ya que cuando vamos caminando por la comunidad y escuchamos que se mueve una hoja rápidamente nos invade la angustia de que un perro nos va atacar”, relató el cartero.
El trabajador del servicio postal, que lleva muchos años en su trabajo, reconoció que la relación con la comunidad es, sin duda, uno de los aspectos más enriquecedores de su labor. “Los carteros a menudo se convierten en un punto de contacto crucial para muchas personas, especialmente para los ancianos, con quienes establecemos vínculos profundos, ya que a veces hacemos la función de psicólogo debido a que nos están esperando para hablar”, reconoció el repartidor de correspondencia.


“Los carteros deben estar siempre alerta, equilibrando el tiempo para cumplir con sus rutas sin dejar de lado el trato humano y cercano con los residentes de la comunidad. La interacción va más allá de la simple entrega de cartas; en muchas ocasiones, nos convertimos en una especie de ‘Santa Claus’ para adultos, entregando no solo facturas, sino también las compras en línea que tanto esperan las personas”, sostuvo el trabajador del correo.
Con la reducción en el volumen de cartas tradicionales y el aumento en la entrega de paquetes, los carteros han tenido que adaptarse a nuevas formas de trabajar, lo que incluye la implementación de tecnología y el cambio en los vehículos de entrega para acomodar el creciente volumen de paquetes.


“En cuestión del volumen de cartas, ha ocurrido una disminución. Ahora el volumen son los paquetes, ya que la gente compra todo por internet y por eso se están incorporando vehículos más grandes”, dijo el cartero del área oeste.
Para concluir, el cartero reconoció que aunque su trabajo puede parecer fácil, la realidad es que detrás de cada entrega hay historias, desafíos y un compromiso inquebrantable con la comunidad. “Nuestro trabajo, con todas sus exigencias y recompensas, es una pieza vital para la sociedad. A pesar de los avances tecnológicos y los cambios en la forma en que nos comunicamos, la figura del cartero permanece como un símbolo de constancia y conexión humana”, finalizó.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes