Friday, June 14, 2024
spot_img
HomeEdición impresaPiden que se Detenga la Práctica de Incendiar Áreas Forestales

Piden que se Detenga la Práctica de Incendiar Áreas Forestales

Le preguntamos a 20 personas de edades variadas si considera serio el tema de los incendios en Puerto Rico. Las 20 personas contestaron que no era de preocuparse. Sin embargo, en días recientes se reportó un incendio en horas de la madrugada en el sector Calvario Bo. Piedra Gorda en el municipio de Camuy. Donde personal de bomberos se allegaron al lugar para detener el incendio y dar con las razones.

Como si fuera poco, otro fuego forestal se suscitó en Añasco quemando gran parte de una montaña y luego se registró otro incendio en San Germán y Maricao. El sargento Alberto Barreto Martínez encargado de la estación de Quebradillas y Camuy, destacó que le tocó mitigar el incendio en Camuy. “Este incendio en particular definitivamente tuvo que ser provocado por alguien con malas intenciones porque no hay forma que sea de otra manera. El área contenía mucha basura como plásticos que evidentemente especulamos que fue generado por alguien.”

A pesar de que la primera llamada entró el día 8 de marzo a las 11:23pm, los bomberos no se presentaron hasta la mañana siguiente por falta de recursos. “Se tardó bastante poder ir hasta Camuy ayudarles porque a esa hora no había recursos de una persona llegara con maquinaria y tuvimos que solicitarlo al municipio al día siguiente. El Departamento de Obras Públicas Municipal nos asistieron con el digger. Así se logró retirar el material y apagar el fuego.”

El trabajo conllevó unas 10 horas
Cabe destacar que Barreto recalcó que en Puerto Rico no existe una base o estadística que evidencie que hay elementos ambientales que provoquen fuegos. “Nuestro país es tropical, casi siempre en Puerto Rico si hay un fuego forestal es mayormente generado por el ser humano. Por lo que se insta a detener la práctica para evitar daños escalonados.”

¿Cómo inicia un fuego forestal?
Pueden quemar millones de cientos de miles de hectáreas de tierra a una velocidad asombrosa, consumiendo todo lo que encuentran a su paso. Estas llamas ondulantes se desplazan a más de 22 km por hora, lo que equivale a un ritmo de más de 6,4 kilómetros por minuto, y pueden superar al ser humano medio en cuestión de minutos.

Unicamente entre el 10 % y el 15 % de los incendios forestales se producen sin intervención externa en la naturaleza. El 85-90 % restante se debe a causas humanas, como incendios desatendidos de campamentos y escombros, cigarrillos desechados e incendios provocados. Para que un incendio forestal arda, ya sea natural o provocado por el hombre, deben darse tres condiciones: combustible, oxígeno y una fuente de calor. Los bomberos llaman a estos tres elementos el triángulo del fuego.

Hace unos meses atrás en Hatillo se presentó un incendio en un área de Campers. Nunca se supo la razón. Por eso, Barreto intenta concienciar a las comunidades para que vean el asunto serio, que conlleva horas de esfuerzo y sobre todo que pone en peligro a las personas que viven alrededor. “Aprovecho esta oportunidad para pedirle a la ciudadanía que sean responsables y cautelosos al momento de quemar alguna basura que tengan en sus hogares; porque realmente en Puerto Rico, esta práctica es una ilegal, el quemar campo abierto y aun mas el daño a la ciudadanía por el humo y sus componentes; y por supuesto, la seguridad de los bomberos,” concluyó.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes