Saturday, June 22, 2024
spot_img
HomeNacionales“Mi aspiración es que seamos cada día más”

“Mi aspiración es que seamos cada día más”

A partir de denuncias de acoso en sus filas, desarrollaron un protocolo y han ofrecido talleres a la base para hablar de temas equidad

Por Valeria María Torres Nieves

De cara a las elecciones generales de 2024, el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) espera –hasta el momento– que el 40% de las candidaturas que presente sean ocupadas por mujeres.

Aunque lideresas de la colectividad reconocen que es importante que esa cifra se acerque más al porcentaje de mujeres que componen la población del país, también entienden que aún más relevante es que sean personas comprometidas con la defensa de los derechos humanos.

“Somos un país con un 53% de mujeres, y creo que esa representatividad se tiene que reflejar en los espacios de toma de política pública, insistir en que, quienes ocupemos esos espacios, seamos mujeres y personas dispuestas a defender esos derechos de equidad, derechos adquiridos y derechos humanos. Mi aspiración es que seamos cada día más”, señaló la abogada Adriana Gutiérrez Colón, secretaria de Asuntos de Mujer y Género del PIP.

En las elecciones de 2020, se concretó un hecho nunca antes visto: 14 mujeres fueron electas al Senado y se convirtieron en mayoría hasta hace algunos meses.

“Aun cuando éramos mayoría, eso no significaba que los derechos de las mujeres estaban representados por esa mayoría. Entonces, no es un tema del cromosoma; es qué tú vas a hacer por las mujeres en un país en que cada vez es más difícil asumir las tareas que son predominantemente asignadas a las mujeres”, planteó la senadora del PIP, María de Lourdes Santiago Negrón.

Precisamente, el secretario general y candidato a la gobernación del PIP, Juan Dalmau Ramírez, indicó que, más allá del número de candidatas que pueda tener un partido, el problema de fondo es que “una sociedad fundamentada en un patriarcado impide, en muchas instancias, que la mujer se pueda integrar a procesos tanto en el sector privado como en el público”.

La importancia de espacios seguros

Para incentivar la integración de las mujeres a la política activa, es importante cuestionar cuán seguros son los espacios de militancia y participación, coincidieron las personas entrevistadas.

La abogada Adriana Gutiérrez Colón, secretaria de Asuntos de Mujer y Género del PIP.La abogada Adriana Gutiérrez Colón, secretaria de Asuntos de Mujer y Género del PIP. (Xavier J. Araújo Berríos)

En 2022, el PIP estuvo sumergido en una ola de críticas por el manejo dado a una serie de denuncias de acoso laboral y sexual en las filas de la colectividad, el proceso –para algunos revictimizante– para las denunciantes y el hecho de que no contaran con un protocolo para atender estas alegaciones en espacios laborales.

A partir de estos sucesos, los líderes consultados destacaron que la creación de un protocolo y política institucional para atender estos casos ha dado el espacio para tener importantes conversaciones internas sobre las conductas que no son aceptadas.

Para Gutiérrez Colón, además de proveer un mecanismo adjudicativo “eficiente para, en el futuro, si existe una alegación que constituya discrimen por razón de género, que no permita la impunidad”, ha dado paso a un proceso de reeducación sobre los fundamentos del discrimen.

En ese sentido, han desarrollado una serie de talleres –en los comités municipales– donde van sobre el contenido de los documentos, aclaran dudas e instruyen sobre conceptos básicos como equidad, perspectiva de género y lo que significa cada sigla del acrónimo LGBTQ+, entre otros.

“Ese aspecto preventivo que tiene esta política institucional es de lo más importante. Uno de los propósitos principales es, precisamente, crear unos espacios de militancia voluntaria en el PIP que sean espacios seguros, con el propósito que más mujeres y más personas de la comunidad LGBTQ+ se unan a nuestra militancia y que también sean más, cada vez, quienes asuman posiciones de liderazgo dentro del partido”, reflexionó la también candidata a la Cámara de Representantes por el precinto 4 de San Juan.

La efectividad del protocolo, no obstante, no ha sido puesta a prueba del todo, ya que no se han presentado denuncias sobre acoso –dentro del partido– desde su creación. Dalmau Ramírez compartió que sí se activaron unas disposiciones para acompañar a una militante que atravesó una situación de violencia de género fuera del contexto partidista.

Santiago Negrón opinó que estos protocolos son el “mejor esfuerzo” del partido. Sin embargo, reconoció que “por su naturaleza, en su momento, tienen que ser revisados, enmendados o cambiados, si la experiencia así nos llevara a hacerlo”.

¿Hubieran cambiado el manejo de las denuncias?

El Nuevo Día cuestionó a los líderes del PIP sobre si, a más de un año de las denuncias, entendían que la situación se manejó de la mejor manera.

El PIP ha desarrollado una serie de talleres –en los comités municipales– donde van sobre el contenido de los documentos, aclaran dudas e instruyen sobre conceptos básicos como equidad, perspectiva de género y lo que significa cada sigla del acrónimo LGBTQ+, entre otros.El PIP ha desarrollado una serie de talleres –en los comités municipales– donde van sobre el contenido de los documentos, aclaran dudas e instruyen sobre conceptos básicos como equidad, perspectiva de género y lo que significa cada sigla del acrónimo LGBTQ+, entre otros. (Xavier J. Araújo Berríos)

Dalmau Ramírez contestó que aprendió del proceso y que les “permitió hacer unos ajustes y actualizarnos en unos aspectos, como en el caso de los protocolos, que no habíamos tenido porque no había existido en el pasado una experiencia de esa naturaleza”.

Asimismo, reflexionó que se enfocaron “más en la fase investigativa de los planteamientos, y creo que descuidamos la fase informativa de lo que estaba ocurriendo en términos de la opinión pública en el país”.

Mientras, Santiago Negrón se limitó a recordar que la Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM) asumió la jurisdicción de las denuncias y, “al culminar su investigación, la OPM no encontró fundamento alguno para sustentar cualquier alegación de acoso u hostigamiento de ningún tipo dentro la militancia del Partido Independentista, en ningún espacio ni político ni laboral. Así que no es únicamente el trabajo que hizo la comisión especial que, en su momento, se designó, sino el crisol de la procuradora de las Mujeres”.

En ruta a ser más visibles

En tanto, Santiago Negrón relató que, para sus primeras elecciones, en 2000, era muy difícil acceder, particularmente a medios de comunicación, para hacerse visible como parte del liderato femenino del PIP.

“Era muy difícil porque se creaba la impresión de que había un sector del país que solo estaba dispuesto a escuchar las voces masculinas del Partido Independentista”, sostuvo.

Destacó como una virtud que haya una Secretaría de Asuntos de Mujer y Género activa, que ha generado espacios de aprendizaje como los talleres sobre los protocolos y el más reciente encuentro de mujeres, celebrado en mayo en Guayanilla. “Esas eran cosas que, quizás para la época en que yo comenzaba, no se veían. Creo que, en ese sentido, vamos avanzando”, dijo la senadora.

Por su parte, Dalmau Ramírez expuso que hay muchas mujeres en puestos de organización de base, dirigiendo secretarías y en su equipo de trabajo, que próximamente anunciará.Incluso, distinguió que el PIP fue el primer partido en postular a una candidata a comisionada residente, en 1960, con Mona Martí.

No obstante, también reconoció que hay “enormes retos” en cuanto a representación, porque sigue siendo una agrupación que se desarrolla en un sistema patriarcal.

María de Lourdes Santiago Negrón, senadora del PIP.María de Lourdes Santiago Negrón, senadora del PIP. (Xavier J. Araújo Berríos)

“Francamente, es algo que hay que continuar cultivando y cosechando para darles esa visibilidad que, en el pasado, no habían tenido. Y creo que la oportunidad que tendremos ahora, con un nuevo escenario político, se van a dar a conocer muchas más mujeres, por su valor, su mérito y compromiso con Puerto Rico”, señaló.

Integración transversal

Los tres líderes coincidieron en que aspiran a que las mujeres sean más prominentes en la campaña de cara a las elecciones de 2024, tanto en las candidaturas como en los temas que se aborden.

En ese sentido, Dalmau Ramírez indicó que, “para nosotros, es importante que cada instancia del programa de gobierno utilice un criterio de transversalidad en términos de que no es suficiente poner un capítulo que diga ‘asuntos de la mujer’”, pues reconocen que las mujeres enfrentan retos particulares en la mayoría de las áreas que se atiendan en el documento, como la salud, educación y desarrollo económico.

Santiago Negrón y Gutiérrez Colón resaltaron, entre los temas que tienen que atenderse –algunos para los que se ha presentado legislación–, el trabajo no remunerado, la violencia de género y la integración de la perspectiva de género en la educación y en la gestión pública.

“El tema de las mujeres es de todos y de todas. No puede recaer solo sobre nosotras el adelantar la agenda feminista”, recordó la senadora, quien añadió, al preguntársele, que sus contrapartes masculinas pipiolas también están comprometidas con las causas de género.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes