Wednesday, April 17, 2024
spot_img
HomeEdición impresaIglesia San Germán de Auxerre celebra Semana Santa

Iglesia San Germán de Auxerre celebra Semana Santa

En la histórica ciudad de San Germán, la iglesia San Germán de Auxerre se prepara para recibir la Semana Santa con una mezcla única de devoción y patrimonio. Esta venerable iglesia, localizada en la región suroeste de Puerto Rico, se destaca no sólo como un lugar sagrado, sino como un testimonio viviente de la cultura que distingue a la ‘Ciudad de las Lomas’.
“La iglesia fue originalmente construida en madera y techada en paja, la misma llega a la zona en 1573 y ha sido testigo del paso de los siglos, reflejando la evolución de una comunidad que ha valorado profundamente sus raíces espirituales y culturales”, explicó el guía turístico sangermeño, Ramón Vázquez.


El templo, que ha pasado por varias etapas de construcción, hoy se destaca por sus detalles arquitectónicos y artísticos, incluyendo un techo con ilusiones ópticas que simulan profundidad, aunque en realidad es completamente plano, vitrales que representan a los apóstoles y escudos de las iglesias vinculadas a San Germán. Además, de que posee 14 altares en mármol, dedicados a las estaciones del Vía Crucis, y una impresionante lámpara de araña de 1869, valorada actualmente en más de medio millón de dólares.
“Estas obras, junto con las esculturas y otros objetos religiosos, enriquecen la experiencia espiritual de quienes visitan, especialmente durante las celebraciones de Semana Santa, cuando la iglesia se convierte en un centro de peregrinación y reflexión”, señaló el historiador.


Como parte de los relatos que encierra la iglesia San Germán de Auxerre, el guía turístico contó que el bautismo era un evento comunal que reunía a niños de toda la zona, incluidos niños esclavos, que eran liberados gracias a la caridad de líderes locales como Francisco Mariano Quiñones.
Un relato particularmente conmovedor es el atribuido al Nazareno, el Gran Poder, una imagen que, según cuenta Vázquez, obró un milagro permitiendo el nacimiento seguro de un niño en circunstancias inesperadas. Este milagro es solo uno de los muchos que resuenan en las paredes de esta iglesia, recordando a los fieles el poder de la fe y la oración.


Entre otros detalles, el historiador reveló que desde 1860 la iglesia también alberga un depósito de objetos consagrados por sacerdotes donde si una persona fallece y los familiares no encuentran qué hacer con sus artículos religiosos, los mismos son guardados en ese lugar. “Cuando este depósito se llena, automáticamente el sacerdote quema lo que se encuentra aquí, y lo que no se quema, se hace un rito donde lo entierra en el patio de la iglesia”, precisó.
A medida que se acerca la Semana Mayor, la iglesia abre sus puertas todo el tiempo, invitando a las personas a participar en las ceremonias y procesiones que marcan estos días sagrados, por lo que los visitantes pueden ser parte de una experiencia espiritual única, inmersa en tradiciones que han sobrevivido y evolucionado a través de los siglos.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes