Friday, June 14, 2024
spot_img
HomeEdición impresaLa organización Surfrider de PR detalla los Peligros de la Zona Costera...

La organización Surfrider de PR detalla los Peligros de la Zona Costera Norteña

No es una sorpresa que en las últimas semanas se ha suscitado una serie de quejas y manifestaciones a raíz de la erosión costera. Entre ellas, construcciones muy cerca de la zona marítima, destrucción de dunas y los diferentes proyectos que provocan a largo plazo consecuencias permanentes. La zona norte del país, en los últimos años, se ha visto marcada por la reacción de la naturaleza, que ha manifestado de diferentes formas, que se están incurriendo en prácticas no favorables para la vida costera.

Héctor Varela, organizador comunitario de Surfrider Puerto Rico, organización sin fines de lucro que tiene como fin proteger el océano y la costa de las basuras marinas, cambio climático y patrimonio costero, se expresó al periódico Visión, detallando la preocupación que existe con la situación de la zona costera de los municipios del norte de Puerto Rico.

“La erosión de las costas es un proceso natural, pero se puede acelerar con el cambio principalmente climático,. entiéndase, lluvias más fuertes y huracanes más intensos. ¿Qué ayuda a evitar la erosión costera? Pues ciertamente en el caso de la costa, las plantas costeras son las que ayudan a retener la sedimentación. Es importante reconocer que, en Puerto Rico entero, el área norte tenía grandes concentraciones de dunas de arena; y estas ayudaban a que cuando chocaban las olas, no se produjeran inundaciones fuera de su cauce. Existen 3 barreras naturales: dunas, arrecifes y manglares. Particularmente, al retirar las dunas por completo, las marejadas penetran tierra adentro creando la erosión costera y afectando posiblemente a estructuras que se han hecho en áreas susceptibles a las marejadas. Entiéndase, casas, centros comunales, hoteles, Airbnb, entre otros,” destacó.

Una de las situaciones más marcadas ha sido el incremento de la compra de terrenos costeros y construcciones en él. “Vivimos en un archipiélago que cualquiera quisiera vivir y con los cambios tan drásticos que han surgido después de la pandemia han comenzado a comprar terrenos para construir sin seguir los canales adecuados. Han deforestado la vegetación costera por lo que también crea erosión. Por ejemplo: En Quebradillas hemos visto como el incremento de la ola se ha llevado la misma vegetación y muchas playas se han quedado sin arena por el aumento del nivel del mar. Realmente la gente no entiende que estamos perdiendo la gallina de los huevos de oro. La gente busca playas saludables, con una vista bella y el turismo de la isla es precisamente por eso; que tenemos unas estructuras naturales deseadas por todos. Por eso, al nosotros permitir las construcciones costeras y las agencias reguladoras no aportar en nada en su deber, vemos entonces como se deforesta y se destruye pensando que se está haciendo bien.”

Varela destacó que una de las preocupaciones que tiene la organización con este tema es la carretera #681 de Arecibo. “Islote está sumamente vulnerable. Eso es carretera, un pedazo de costa y el mar. Los manglares que teníamos el 95% murió luego del huracán María. Realmente la región norte del país está demasiado delicada.”

De igual manera, se especificó que la razón principal de que esto siga sucediendo ha sido por las agencias reguladoras. “Aquí se supone que se multe, demoler lo que esté en suelo costero y dar la ordenanza de restauración ecológica, porque es la única manera que se va a poder defender y proteger. Quizás la gente no ve lo que está ocurriendo en los últimos 100 años, pero ya pasaron los 100 años que según la ciencia los tsunamis ocurren uno de cada 100. Se supone que cumpliendo los años sea casi inminente que pase un temblor de gran magnitud y todavía Puerto Rico no le ha tocado, ya estando bajo los 100 años. Según datos de oceanógrafos, el efecto que puede tener una ola de tsunami a causa de este terremoto en la costa norte será devastador, porque la gran parte de la población lamentablemente vive en la costa. Estamos siendo bien irresponsables solo por tener un atractivo sin preocuparnos por los factores climatológicos en el futuro.”

Evidencia de Ventas de Terrenos Costeros
En las pasadas ediciones, se presentó la problemática de la destrucción de dunas en Hatillo, el bloqueo de la entrega de un manglar en el mismo municipio; así como una manifestación en contra de construcciones cerca de la Cueva de Indio en Arecibo. Investigamos sobre la venta de terrenos cerca de las playas con alta probabilidad que incumplir con Recursos Naturales, así como la destrucción de áreas protegidas; y en el pueblo de Vega Baja, actualmente está en venta el terreno playa Sarapa que tiene como descripción: “terreno con topografía llana con zonificación R-1 de aproximadamente 8.23 cuerdas con 1,100 pies lineales frente a la playa. Colinda con un proyecto turístico próximo a desarrollarse a 10 millas del balneario de Dorado y 2 millas del balneario de Vega Baja.” Este terreno está justamente en la costa norteña y los residentes del área ya alertaron las autoridades. Sin embrago, aún esperan por una acción significativa, así como la destrucción de dunas en Hatillo y construcciones costeras en Arecibo.

Foto por: SurfriderPuertoRico

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes