Sunday, July 14, 2024
spot_img
HomePuntos de VistaEl que no todos escuchan pero se deja sentir

El que no todos escuchan pero se deja sentir

Trabajadora Social

Nadie niega que el fenómeno del ” conejo malo”, a sido un vórtice mundial, rompiendo récords de taquilla, billboards y gran poder de convocatoria e influencia en unas cuantas masas de la población.

El flow de su Marketing Team, nadie debe enajenarle que el tipo es un party planner de grandes ligas, aclaro, no es mi cantante favorito, pero convivo y trabajo con chamacos que no le pierden pie ni pisada y me veo obligada a no quedarme rezagada aunque no esté trepada en la ola, pero tampoco deseo hundirme y estar alerta.

No obstante, ciertos sectores de la población han demonízado está figura que salió de abajo, que su origen es humilde y cierto es que su lírica retozante y altisonante, no es la más profunda ni la más diccionada, pone a cantar hasta un citadino que hable mandarín, español callejero y pegajoso.

Culturalmente la música ha sido un medio de expresión por excelencia, donde desde los boleros que fundían a una pareja en uno solo cuerpo y calentaban orejas, los merengues ” raspa hebillas” el movimiento de caderas de la lambada puso hasta a nuestro querido Wilkins en un exorcismo corporal estremecedor, ha llegado para quedarse SIEMPRE.No olvidemos que la retórica a la que fuimos acostumbrados su follaje con letra adornada sonaba a poesía anestésica donde permeaba la sexualidad, la violencia, el alcoholismo, y hasta el asesinato y nadie decía nada, en fin, la doble moral.

No estoy elevando al 7 cielo a Don Benito, pero los temas que dirige bien cierto es con poca vagancia y leve esencia, calan en lo más profundo de un ser humano, pocos han sido vetados cuando hablan de la diversidad, la corrupción gubernamental y en el tranque sociocultural que nos encontramos, al menos da un poco de esperanza de concebir una población emergente lista para respetar a nuestros envejecientes, proteger el medio ambiente y cero tolerancia al que viene a despacharse con la cuchara grande.

Las malas palabras, no siempre son universales, la semántica hasta de países latinoamericanos varía y siempre han existido y seguirán perpetuando, la única diferencia estriba en el contexto en que se ha vociferado donde la exposición a ser escuchados está muy ampliarente dispersada de forma exponencial.

Los valores y la moral no pasan de moda, eso es muy correcto, depende de como se talle desde el inicio y por ende, si se hace de forma asertiva, no habrá música ni discurso que nos descarrile y lo estampa aquí una que escuchaba playero hasta abajo y aqui estoy viva y incólume, que sigan las tempestades que nos ayuden a desmitificar las verdades inventadas.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

Frank#smith[Kfyzeiuqujbpygze,2,5] on El arte textil de joven boricua en Texas