Thursday, July 18, 2024
spot_img
HomeDeportesAdiós al clásico juego de pelota

Adiós al clásico juego de pelota

Rob Manfred, comisionado en grandes ligas desde el 2015

Por: Héctor Marrero Matías

Desde el 2008 el juego de pelota ha sufrido cambios significativos. Nuevas reglas y la adición de la tecnología han dejado poco a poco el juego de béisbol tradicional atrás. La merma de toques de bola, robos de base, corrido y bateo es evidente ante el llamado “nuevo juego”. Estos cambios han agradado a unos, a otros no. Aquí un análisis de ello.

La sabermetría contrario a lo que algunos piensan, no es algo novedoso. El dueño de los Brooklyn Dodger, Branch Rickey en el 1947, contrató a Allan Roth para contabilizar las estadísticas de los Yankees y crear estrategias de juego contra estos, basado en las estadísticas y porcentaje. Sin embargo, en la década de los 70, Bill James llamó a estos análisis “sabermetría” en el libro “Baseball Abstracts”. Fue el gerente general de los Atléticos de Oakland, Billie Beane, el primero en explotar al máximo las ventajas de estas. Luego otros generantes la adoptaron con mayor frecuencia. Le sugiero ver la película “Moneyball”.

Según éstas; los toques de bola, los robos de base, y corrido y bateo no son tan efectivos en porcentaje. Por ello su disminución. Mover a los jugadores de sus posiciones habituales ante un bateador especifico, es también un resultado de este análisis, entre otros. Podemos ver que el receptor tiene en su ante brazo notas de cada bateador, los jugadores llevan una tarjeta en su bolsillo sobre donde deben posicionarse. Un dispositivo en la gorra del serpentinero le da la señal de lo que el cátcher desea lance. A esto añadimos las reglas aprobadas por grandes ligas las cuales han llegado a la mayoría de las ligas en el mundo. Leamos.

La era de Rob Manfred comenzó en las mayores en enero de 2015 cuando fue nombrado comisionado. Su principal meta es acortar los juegos. Todas sus ideas primero son experimentadas en ligas menores o independientes. Luego de analizar los resultados viene la decisión departe de los dueños y la asociación de peloteros.

Algunas de estas reglas
Establecida en el 2016, el jugador que corre hacia la base, ante posible dobles jugadas, se deslizará en un intento de buena fe de alcanzar la base sin boquear al pelotero que intenta dar el out. En el pasado, el corredor podía chocar con el pelotero para “romper la doble jugada”, muchos sufrieron lesiones por esto. Esta medida fue aplaudida.

Una regla que finalizó con el relevo de lanzadores y mermó el trabajo de los que eran traídos para situaciones especiales como, tirar a un solo bateador, principalmente si el serpentinero era experto en un lanzamiento difícil de batear para el pelotero, pasó a mejor vida con la regla del 2020. La misma establece que el pícher debe enfrentarse a un mínimo de tres bateadores en una aparición o lanzar hasta el final de media entrada. Otra que debutó por vez primera en el clásico mundial, más bien fue un experimento, fue la del corredor en segunda base luego de extra-inning. La intención es finalizar el juego pronto. Acortando la posibilidad de tener partidos extendidos.

En el 2022, varios cambios surgieron. La Liga Nacional adopta oficialmente al bateador designado como en la americana, de igual manera la postemporada se expande a 12 equipos, proveyendo más oportunidad a las novenas. Para dar las bases por bolas, ya no a hay que lanzar cuatro pelotas fuera, con una señal basta. Pero lo que ha generado grandes debates entre los fanáticos y periodistas son las que comenzaran esta temporada 2023.

Las bases ya no tendrán la medida tradicional de 15 pulgadas, medirán 18”. Un reto enorme para los brazos de los jugadores del cuadro. Se estima la motivación de más robo de base, algo que había mermado, así que el receptor está en un enorme reto y presión. El corredor a primera tiene más opción de llegar a salvo.

El lanzador ya no podrá tomar su tiempo, mucho menos el bateador ante la imposición del reloj. Este obliga a lanzar en 15 segundos o 20 con corredores en base. DE no hacerlo a tiempo se canta bola afuera al bateador. El pelotero en la posición ofensiva tiene 8 segundos para estar listo, de lo contrario le cantan strike.

Los resultados de estos cambios en comparación con las temporadas 2021 y 2022 han sido aplaudidas por algunos. El partido más largo en el 2021 fue de 3:10, un récord a nueve entradas. En el 2022, el tiempo promedio de partidos fue de 3:03 minutos, siete minutos menos que el de 2021. Este año en los campos de entrenamiento se han reducido la duración de los juegos a un promedio de 2:29 y 2:33 la hora.

Estamos bajo la una nueva era de juegos más cortos, donde los dispositivos y un batallón de comparaciones estadísticas serán lo que dicten como jugar a los dirigentes, adiestradores y jugadores. Recuerdo cuando Héctor Valle, el primer receptor en jugar en grandes ligas me dijo en nuestro programa Indios de corazón, que memorizaba que bateaba o no cada pelotero. Otra dato que llega a mi memoria es cuando los dirigentes analizaban las posibilidades de juego del contrario basado en experiencia y “el libro no escrito”. ¡Será el fin de esto! Tal parece que es momento de aceptar la realidad, el juego que amamos ya no es el mismo así que, debemos decir adiós “al clásico juego de pelota”.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

Frank#smith[Kfyzeiuqujbpygze,2,5] on El arte textil de joven boricua en Texas