Wednesday, July 24, 2024
spot_img
HomeEdición impresaLa Importancia del Dragado en los Embalses de Puerto Rico

La Importancia del Dragado en los Embalses de Puerto Rico

La actual temporada de sequía, provoca alertas y estados de emergencia para los embalses de Puerto Rico. En la pasada edición, hablamos de los riesgos que conlleva estar en estado de emergencia y a la vez lidiar con las altas temperaturas. Sin embargo, ¿cómo está el dragado? ¿Qué tan necesario es? Estas preguntas fueron preguntas hechas a peritos en el tema, quienes compartieron los detalles de la importancia de atender de esta situación en los embalses de la isla.

¿Qué es el dragado?
“Es una manera mecánica para remover sedimentos de los embalses o canales. Esto es, una de las formas que existen para remover sedimento. Hay diferentes maneras para hacerlo:: una, es dejar pasar sedimento directamente de las cargas de fondos, abriendo compuertas para que el sedimento salga o que el sedimento esté suspendido, donde se puede utilizar maquinaria para removerlo,” explicó, Ismael Pagán, director del Departamento de Ingeniería Civil de la UPR de Mayagüez.

Pagán resaltó que es importante entender que esto es un mundo diferente, refiriéndose a que cada represa y su tiempo de vida, determinará el tiempo para dragar. “Es importante entender el diseño o como se construyen las represas. Estas se construyen y se diseñan con una expectativa de vida útil. Se mide por el volumen de agua que va a almacenar la represa y en ese volumen puede decir la capacidad que tiene de por ejemplo 100 años, 50 o lo que sea. En el momento de utilización de la represa tienen lo que se llama un volumen muerto. Eso es un espacio de volumen para guardar los sedimentos durante la vida útil. Quiere decir que, al finalizar la vida útil, se supone que la represa este al 100% de la capacidad y posterior a eso pierde su capacidad hasta quedar inservible o se remueva.”

Por otro lado, el Dr. Raúl E. Zapata, investigador, amplió que, al hacer el dragado se recupera el volumen perdido. “De esa manera, se puede extender el periodo. Tenemos que reconocer que los sedimentos son un proceso natural que ocurren en el río que no se puede prevenir su movimiento. Uno puede hacer prácticas de conservación en las cuencas para disminuir la cantidad de sedimentos que llegue al río, pero una vez están en el río, depende de la capacidad de movimiento del agua para mover los sedimentos y el que exista un embalse es lo que va a disminuir la velocidad y capacidad de trasporte y por eso, es que el sedimento se deposita allí. Ese volumen muerto, es lo que posiblemente puede generar esa cuenca de sedimento hacia el embalse, afectando su vida útil. Hay técnicas de como bajar los niveles de la represa o que aumente la velocidad para que el mismo sedimento fluya y salga. También tenemos que saber que a lo largo del tiempo, el sedimento se va consolidando y ya será mucho más difícil removerlo. Así que, son muchos los factores que van atados a poder dragar y si no hay los recursos económicos para esas obras gigantescas y millonarias, nos vemos limitados a hacer un dragado rutinario.”

¿Consideran que el dragado no se hace correctamente en Puerto Rico?
“Creo que para nosotros sería responsable emitir una opinión con las agencias que administran los embalses, pero hay varios factores a considerar cuando se habla del mantenimiento de infraestructura, porque si no hay los recursos para el mantenimiento, pues muy probablemente ocurren cuando existan las posibilidades. Es interesante ver que el proceso de recolección de sedimento en una represa es uno natural. Es importante entender, que dragando no es la única alternativa para protegerlos, porque eso es una alternativa de reparación, pero ciertamente, hay que prevenir que los sedimentos lleguen y ¿cómo se hace? Con el manejo integrado de cuencas, de manera que las actividades de construcción y de agricultura y todas las actividades que tienen que ver con remoción y exposición de la corteza terrestre, no permitan la deposición de estos sedimentos. Así que, la clave es contener los sedimentos en la fuente en el lugar donde ocurren,” resaltó Pagán.

¿Qué recomendaciones pueden brindar para la preservación de los embalses?
“No hay una solución única. Cada represa tiene sus características y basado en ello, hay que hacer el estudio para determinar cuáles son las mejores opciones para dicha represa. Hay que tener en cuenta también, que muchas de estas represas fueron ya construidas hace 100 años. O sea, que, la expectativa de vida útil de ellas está o por terminar o se excedió y queremos seguirlas usando a plenitud. Ahí es donde vienen los problemas de que queremos seguir usándolas como si no estuviera pasando algo, pero la madre naturaleza ha hecho su efecto y nosotros no necesariamente nos hemos armonizado con ellas. Así que, tenemos que hacer mayor esfuerzo. Algunas de las alternativas que puedo brindar es que: no generemos tanto sedimento, pero ya que se generó ¿cómo lo voy a manejar? Recordando que deben tener en cuenta los años de construida y su capacidad antes de que llegue a un nivel de emergencia,” resaltó Zapata.

Por otro lado, Pagán añadió que hay que mirar las situaciones a corto, mediano y largo plazo. “Hay que entender que el proceso de sedimentación de una represa es de un periodo bien prolongado acumulándose por décadas. Así que, es imposible removerlos en un periodo corto de tiempo. No se puede tener la expectativa de regresar una represa en su estado original. Así que sugiero identificar alternativas de construcción de nuevas represas,” concluyó.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

Frank#smith[Kfyzeiuqujbpygze,2,5] on El arte textil de joven boricua en Texas