Wednesday, April 17, 2024
spot_img
HomeEdición impresaAgricultores batallando con la inflación en la isla

Agricultores batallando con la inflación en la isla

El costo de vida sigue en aumento y los pocos productos realizados en suelo boricua se han visto afectado por la inflación de costos de alimentos importados. Esto ha provocado que agricultores rompan el silencio y describan el proceso que actualmente sufren.

Ray Adorno, uno de los propietarios de la Finca Pastoreo, nos mencionó que el concentrado de los animales ha sido el mayor impacto. “Para nosotros es el concentrado de animales que definitivamente redonda en un aumento en el consumidor al final del día. Nosotros no utilizamos el concentrado de la industria y/o comercial, tratamos de obtener componentes saludables de otros lados; pero definitivamente alimentar a los animales es mucho más caro. El proceso que nosotros utilizamos es del pastoreo que están libres, pero le damos minerales para mejorar el rendimiento de este.”

Finca Pastoreo, se enfoca en tener varios herbívoros, tanto como res o cordero para consumir pasto del área y eventualmente llevan las aves (gallinas ponedoras o pollos parrilleros) como un ciclo natural. “Este es un proceso completamente ecológico,” destacó.

Tras el proceso de inflación, Adorno nos explicó que agraciadamente no se han visto aun al 100% afectados. “Tratamos de no competir con la industria alimentaria porque no hay forma, pero tratamos de darle a nuestros productos un valor añadido. La calidad de nuestros huevos es desde el color y olor distinto, igual pasa con las carnes. Nuestro público, más que clientes son fanáticos del producto y gracias a Dios nos han respaldado. En nuestro caso, la inflación no ha mitigado las ventas porque promovemos la calidad y las personas han entendido que lo que compran tiene un valor y vale la pena,” explicó.

Puerto Rico recibe más del 80% de los alimentos importados, siendo el producto local la minoría de venta y consumo.

Por otro lado, Edwin Suarez, propietario de Finca El Tabonuco compartió su experiencia. “No llevamos mucho tiempo vendiendo nuestros productos, que realmente empezamos a cultivar con la inflación en la isla, pero si puedo decirte que nuestros productos son más caros que ir al supermercado, aunque no por mucho. La calidad y la frescura es la clave para educar a las personas que con unos precios tan altos en el super mercados que son importados versus los productos que te los vendo considerablemente igual o un poco más, pero te llevas algo fresco. Si pagas un dólar menos, pero se te daña ¾ del tomate o gastas un dólar más, pero te dura más el tomate. Eso es lo que me refiero.”

Finca El Tabonuco cultiva tomate, lechuga, berenjena, batata, ají dulce, pimiento, cebollines y hortalizas como guineo, plátano, calabaza entre otros productos de acuerdo con la temporada. “Esto de la inflación considero que a la larga quien se ve afectado son las cadenas grandes pienso yo, porque el precio de un tomate importado está llegando al precio que yo regularmente lo vendo completamente orgánico. Estamos hablando que en cierta parte nos beneficiamos y personalmente yo siempre estoy dispuesto a sacrificar, contar de que cada tomate importado que llega menos a la mesa de un boricua es parte de la convicción que está detrás de nuestro negocio. Para mí el cambio está en educarnos y aprender a consumir calidad.”

Zacha Muñíz de Finca Flor del Ají, compartió que los estragos han sido fuertes, que tanto ella como su familia hasta se fueron un tiempo de la isla y ahora se enfrentan a un costo de vida diferente. “Definitivamente está afectando las operaciones, aunque sea tal vez de una manera indirecta, pero nosotros trabajamos productos de cosecha fresca y productos de valor añadido. Hemos tenido que incurrir en preparar otros productos precisamente por la inflación. Muchas de las cosas que se están vendiendo en los supermercados nosotros no podemos competir con los precios siendo nuestro producto uno de mejor calidad, mayormente de valor nutricional porque somos un proyecto agroecológico. No usamos ni pesticidas, ni agrotóxico en nuestros procesos.”

Los productos de valor añadido que Muñiz ha tenido que añadir son: pique, aderezos, mermeladas, encurtidos, como forma de preservar el producto. “Nosotros por ejemplo vendemos pepino fresco, pero también lo preparamos encurtidos para preservarlo por si no se venden todos para poder venderlo como producto de valor añadido,” explicó.

Finca Flor del Ají comenzó en el 2013 como alternativa para pagar gastos universitarios, luego el huracán María perdieron todo y actualmente batallan con los aumentos. “En marzo 2020 regresamos a la isla y retomamos el proyecto en la finca. Por ejemplo: Nosotros con todo este problema en el costo de vida hemos visto como varios productos de ventas que llevamos a domicilio que son mayormente a personas de edad avanzada han mermado significativamente a pesar de que siguen entendiendo la calidad del producto; pero por otro laso los clientes en los mercados han estado dispuestos a pagar el precio que tenemos.”

Para el huracán Fiona, se registró en la isla una pérdida nuevamente de todo tipo de cosechas, incluyendo el 60% del café sembrado. La escasez del producto local significa más importación, lo que pone en riesgo la seguridad alimentaria de la isla.

Esta familia ha visto como la factura del agua, luz entre otras necesidades han impactado. “Tratamos de no dejar de producir por este aumento.”

Entre las cosechas que mantienen son: ají dulce, ají picante, lechuga, cilantrillo, recado, chinas mandarinas, limones, toronjas, mangó, guayaba, aguacate, plátano, ñame, malanga, entre otras variedades.

Parte de las recomendaciones que han brindado estos agricultores a los consumidores en Puerto Rico es que evalúen el precio y su calidad. ¿Qué estas consumiendo? ¿Está fresco? Y los invitan a comparar precios y frescura.

“Nosotros nos dedicamos a educar al consumidor de porque optar por un producto local, beneficio de comprar fresco y sobre todo por el apoyo a la economía local. Estas consumiendo de algo que está fresco y aunque entendemos que no todo el mundo puede darse el lujo y comprar en mercado y van al supermercado, creo que lo único que pediremos es que compren lo que dice: de Puerto Rico,” aconsejó Zacha Muñíz.

Mientras Edwin Suárez dijo: “Lo simplifico en una sola palabra y es quererse. Básicamente es tener amor propio, consumir algo fresco que sabes de donde viene y te crea a ti como ser humano. Saber que le estoy dando a mi cuerpo,” puntualizó.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes