Monday, June 24, 2024
spot_img
HomePuntos de Vista¿Subcontratación en la Agencia de Corrección? "Un despilfarro del dinero público"

¿Subcontratación en la Agencia de Corrección? “Un despilfarro del dinero público”

Dr. Edgar León

La subcontratación de servicios en la Agencia de Corrección del Gobierno (ACG) ha sido un tema de controversia en los últimos años. Se cuestiona la lógica de pagar el doble por el mismo trabajo, cuando la agencia cuenta con el personal y los recursos para realizarlo internamente.


¿Por qué subcontratar si se puede hacer dentro?
La ACG tiene la responsabilidad de administrar el sistema penitenciario del país. Esto incluye la custodia, cuidado y rehabilitación de los reclusos. Sin embargo, en lugar de cumplir con estas funciones de manera directa, la agencia recurre a la subcontratación de empresas privadas para realizar tareas como la seguridad, la alimentación, la salud y la educación de los reclusos.
Esta práctica genera una serie de interrogantes:

  • ¿Por qué pagar el doble? La subcontratación implica pagar a una empresa privada por un servicio que la propia agencia podría realizar con su propio personal. Esto significa un gasto adicional para el gobierno y, por ende, para los contribuyentes.
  • ¿Falta de confianza? Si la ACG no confía en su propio personal para realizar el trabajo de manera eficiente, ¿cómo podemos esperar que rehabilite a los reclusos y los prepare para reinsertarse en la sociedad?
  • ¿Falta de capacidad? Si la agencia no cuenta con los recursos o el personal capacitado para realizar ciertas tareas, ¿no sería más lógico invertir en la capacitación de su propio personal en lugar de gastar dinero en empresas privadas?
    Es hora de actuar
    La subcontratación en la ACG es un ejemplo de la ineficiencia y el despilfarro que plagan la administración pública. Es hora de que el gobierno tome medidas para poner fin a esta práctica y buscar soluciones más eficientes y transparentes para el manejo del sistema penitenciario.
    No podemos permitir que se siga malgastando el dinero público en subcontrataciones innecesarias, mientras que las cárceles se encuentran en condiciones precarias y los programas de rehabilitación son deficientes.
    Es hora de actuar con responsabilidad y poner el bienestar de los reclusos y la seguridad pública en primer lugar.
Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes