WIPR estrena documental sobre el lajeño Jacobo Morales y Blanca Eró

Entre los esfuerzos para promover la creación y divulgación de las disciplinas humanísticas en Puerto Rico, la FPH escoge cada año a una figura destacada para rendirle homenaje por su trayectoria y aportación al devenir cultural del país.
Este año, el premiado no es una persona, sino un matrimonio, uno de los más reconocidos en el campo de la creación cinematográfica y artística del país, el formado por el lajeño Jacobo Morales y su esposa Blanca Silvia Eró.
Entre los muchos méritos de la pareja se encuentran el haber sido los directores y productores de la única película puertorriqueña nominada al Oscar, “Lo que le pasó a Santiago” (1989).
Morales, director de cine, escritor y actor, y Eró, productora de cine y televisión, llevan trabajando juntos desde que se casaron con apenas 19 años, hace más de 60 años. De esa relación personal y profesional han surgido proyectos para televisión, teatro y cine, e incluso de poemarios.
Además de su candidatura para el Oscar, la Academia de Hollywood seleccionó su film “Dios los cría” (1979), donde intervino la mayagüezana Alicia Moreda, como película para ser preservada y digitalizada dado su valor artístico. Aunque la gala de reconocimiento como `Humanistas del año´ estaba prevista para celebrarse el 26 de marzo en el Conservatorio de Música de Puerto Rico, días antes la primera orden ejecutiva prohibió cualquier tipo de acto público en espacios cerrados.
Por tal motivo, la FPH decidió producir este documental que estrena el día de Acción de Gracias en WIPR, como homenaje y agradecimiento, y para el disfrute de los amantes de la cultura.


Una vida dedicada a la creación
Jacobo Morales y Blanca Eró representan muchos valores para ser reconocidos: constancia en el trabajo, defensa del patrimonio e identidad puertorriqueña, apoyo de crítica y público en su trayectoria creativa…
Sin embargo, a pesar de tener todos los atributos para ser una pareja de artistas embebidos en su éxito y gloria artística, muestran una cercanía y talante que desprende humildad y gratitud.
Periódico Visión pudo entrevistar al matrimonio de artistas y conocer sus impresiones sobre el documental y sobre el reconocimiento. Blanca Eró reconoce que la noticia del premio “fue una sorpresa, y que me incluyeran a mí también”. Para Morales el reconocimiento es “un gran honor. Siempre hemos querido ser ese tipo de artista cercano a la gente, por la gente y para la gente”.
En su maleta vital atesoran el haber participado en infinidad de proyectos y en múltiples facetas, especialmente Morales: actor, escritor, libretista, director. ¿Se sienten más orgullosos de alguna de ellas?.
Blanca Eró responde por Jacobo: “lo que más le gusta a Jacobo es actuar, doy fe de eso”. “Yo empecé como actor a los 14 años. Luego me va interesando la dirección. Me encanta la actuación y la dirección”, reconoció Morales.
De esa amplia experiencia, su criterio en materia cinematográfica debe ser atendido y escuchado. ¿Cómo valoran la escena fílmica del país?
“Puerto Rico tiene los mejores actores y técnicos. Eso es lo más importante en la producción. Tenemos todo para formar la estructura, nos falta el apoyo del gobierno. El pueblo respalda a los artistas siempre”, afirmó Eró sin titubeos.

“Ocurre también que Puerto Rico es un país isla, y por más exitosa que sea la película en territorio nacional es bastante difícil recuperar el dinero con el mercado boricua. Hay que explorar y crear mecanismos de distribución internacional. Pero como dice Blanca, si uno se fija en países que han sido potencias del cine, como Francia o España, tienen el compromiso de sus gobiernos. El cine es el espejo de los pueblos”, añadió Morales.
Pero insistimos: ¿qué es lo más interesante que han visto últimamente? “Hemos visto mucho cine bueno. Si algo tiene a favor el cine es el entusiasmo de quienes están empeñados todavía en llevar a cabo proyectos cinematográficos. “El Chata”, de Gustavo Ramos, nos gustó mucho, y también “¿Quién eres tú”?, de Arí Manuel”, destacó Morales.
“Y cortos de directores como David Noris o Alvaro Aponte. Son talentos que están haciendo un cine con calidad para exportar a cualquier parte del mundo”, indicó Eró.
“Vivir para la vida” es un documental autobiográfico, realizado por los propios homenajeados. ¿Cómo es hacer un documental sobre uno mismo?
“Nos llamó Margarita Benítez, Directora Ejecutiva de la FPH, para ver si podíamos hacer un trabajo que tuviera que ver con nuestra trayectoria. A Jacobo, en base al bosquejo del discurso de la ceremonia, se le ocurrió hacer un recuento sobre nuestra vida. Fue un proceso de recuperar material fílmico. Llevábamos tiempo recopilando y escaneando todo, antes del documental. Eso nos ayudó a darle forma”, relató la productora artística.
Morales explica el formato del documental: “Vamos haciendo memoria, y le vamos intercalando fotos, recortes de periódicos, etc, con un toque muy íntimo. Es como una conversación”.
En ese recuento vital el suroeste del país es parte central. Aunque Jacobo Morales nació en Lajas, marchó a San Juan con apenas 8 años. Sin embargo, ha pasado temporadas viviendo en San Germán y Mayagüez. ¿Qué recuerdos de la escena cultural de la región atesora?

“Yo recuerdo los cines en Lajas, el Teatro Rairi, con las ventanas abiertas y con abanicos para refrescarse. Tenían unos bancos como de iglesia. Ahí veíamos películas de vaqueros. La primera película a colores la vi en el Teatro Parque de San Germán, protagonizada por Van Johson”, compartió.
“En Mayagüez vivimos en La Quinta, y allí había un cine cerca al que íbamos, donde ponían cine en color de acción. En esa época no había nada de cine puertorriqueño, pasaban noticiarios antes de las películas, como los de Viguié Telenews”.
Ambos, Jacobo y Blanca, reconocen estar muy ilusionados con el estreno y agradecidos por el reconocimiento.
Para Eró “el mayor tesoro es el cariño de la clase trabajadora artística y del pueblo de Puerto Rico. Somos un pueblo de gente buena. Debemos volver a tener un país con gente que se mire con amor”.
Morales, por su parte, destacó que “el arte sensibiliza, anima, te hace reaccionar, te da luz, por eso es fundamental el arte y la cultura, tan subestimada en tantos periodos de nuestra historia”.

El premio Humanista del Año´ cumple 40 años

El programa de Humanista del Año´ lleva celebrándose desde el año 1979, cuando Concha Meléndez, ensayista y crítica literaria, fue seleccionada como la persona que merecía recibir el galardón. Desde entonces, destacadas figuras como Margot Arce, Francisco Arriví, Enrique Laguerre, Ricardo Alegría, Mercedes López Baralt o Flavia Lugo, entre otras, han engrosado la lista de humanistas reconocidos por la FPH. Este año es la primera vez que la ceremonia debe ser cancelada.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Alcalde de Hatillo responde a informe de contraloría

El alcalde de Hatillo, José “Chely” Rodríguez, asegura que el municipio cumple sus operaciones fiscales con todos los aspectos significativos de acuerdo con la ley […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: