Vigilancia Policiaca en festivales cancelados

El comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera Rivera, informó que se implementará un plan de trabajo para el municipio de San Sebastián en fechas del Festival de la Novilla, al igual que se implementó para Hatillo con el fin de evitar incidentes relacionados a las llamadas corridas de Máscaras.
“Históricamente el pueblo de Hatillo tiene como tradición celebrar el Festival de las Máscaras el 28 de diciembre de cada año y San Sebastián el de La Novilla en enero. Sin embargo, debido a la pandemia del COVID-19, los festivales de esta índole han sido suspendidos de acuerdo con las disposiciones de la Orden Ejecutiva 2020-087 y lo previsto por el Instituto de Cultura para salvaguardar la salud. A pesar de esta determinación, en Hatillo se vio un movimiento en las redes sociales que pretendía salir a recorrer las calles en carrozas y otros vehículos tradicionalmente usados en la festividad. Por tal razón, el área policiaca de Arecibo delineó un plan de trabajo específico para atender esta situación, evitar la aglomeración de personas y que se incurra en actividades no autorizadas, que ponen en riesgo la seguridad pública”, dijo Escalera Rivera.
Por su parte, el alcalde José “Chely” Rodríguez Cruz explicó que la cancelación del Festival de Máscaras en Hatillo tenía el propósito de “mantener la seguridad de todos y todas en esta pandemia del COVID-19. Esperamos que el próximo año podamos regresar a nuestras tradiciones y continuar con la celebración”. También comentó que para poder continuar disfrutando de estas actividades el ciudadano debe permanecer en su hogar para controlar la infección del virus.
A pesar de la situación de emergencia que se vive por el COVID-19, familias, amistades, grupos de Hatillo y pueblos limítrofes se reunieron en la carretera número 15 y en hogares para celebrar con estruendo de las sirenas, vehículos, carrozas, bebidas alcohólicas la “tradición” del Día de los Inocentes.


Según explica una vecina del barrio Capaéz que prefirió permanecer en el anonimato, “el plan de la Policía solo protegió a la cara del pueblo, pues solo había centenas de policías en la entrada del pueblo y no para acá arriba. Aquí a la gente no le importó, salieron a las calles, celebrando Las Máscaras, me temo que será igual para La Novilla. La mayoría de las carrozas siempre bajan a San Sebastián por el campo y como pasó hoy, pasará para enero en ese festival. Habrá ley para solo algunos”, dijo la mujer.
Sin embargo, uno de los encargados, el capitán Edwin Figueroa mencionó que hubo intervenciones con grupos de personas que salieron montando a caballo con motivo de la festividad. “En este día intervinimos con jinetes que han salido a la calle y se procesaron conforme a la Orden Ejecutiva. Estos salieron a caballo, con sus vestimentas alusivas al Festival de las Máscaras”, añadió.
No es un delito montar a caballo en las calles, pero las intervenciones se realizaron debido a la conglomeración de personas en grupos.
“Sabíamos que iba a haber intentos de gente salir a celebrar. Son los menos, pero los ha habido. La mayor parte de los ciudadanos ha cooperado, pero sí están los grupos que viven al margen de la ley, que están tratando de salir a celebrar el evento”, explicó.
Las fiestas de los Santos Inocentes de Hatillo datan aproximadamente del año 1823, fecha cercana a la fundación del pueblo. Según los historiadores, esta tradición proviene de los inmigrantes de las Islas Canarias. Al pasar los años fue sufriendo cambios hasta convertirse en lo que conocemos hoy día como las fiestas de Hatillo.
La fiesta de los Santos Inocentes proviene de un escrito bíblico que narra como el rey Herodes envía a sus soldados a matar a todos los niños varones menores de tres años, buscando así eliminar al hijo de Dios. Las máscaras representan los soldados de Herodes o sea el mal, que recorren las calles buscando al Niño Jesús. La celebración representa la victoria del bien sobre el mal.
Las vestimentas contienen colores llamativos, cintas, volantes, capas y un gran sombrero. Se utilizan los colores rojo, verde y amarillo. Cada 28 de diciembre los hombres y las mujeres del pueblo se disfrazan y salen a capturar a los niños. Los jóvenes forman comparsas, montan a caballo y hoy día van en autos y carrozas decorados a tono con la vestimenta que usan.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

ASOCIACIÓN DE ALCALDES SOLICITA A SALUD Y GN INTEGRAR A FARMACIAS DE LA COMUNIDAD AL PROCESO DE VACUNACIÓN.

El alcalde de Villalba y nuevo presidente de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, Luis Javier Hernández, hizo un llamado al Secretario de Salud, […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: