Viene con nuevos planes alcalde ganador de Arecibo

El comerciante arecibeño Carlos “Tito” Ramírez Irizarry, dirigirá la Administración municipal de Arecibo este próximo año. El nuevo alcalde fue favorecido por alrededor de 17,649 votos arecibeños, quienes después de ocho años de administración del Partido Nuevo Progresista (PNP), hoy celebran la victoria del administrador del Partido Popular Democrático (PPD).
El dueño de Tito Ramírez Bus Service y Funeraria Ramírez, expresó que uno de sus principales planes es realizar una auditoría municipal para saber el estado actual, el cual opera con déficit. Dentro de la investigación está la auditoría de las dependencias y empresas municipales, así como de la corporación Mi Arecibo, Inc. que fue registrada por el pasado alcalde Carlos Molina y por el representante de distrito José “Memo” González.
“Una vez yo reciba esos informes de auditoría determinaré cuáles empresas y contratos de la pasada administración deben continuar y cuales no cumplen con los requerimientos. Además, evaluaré el proceso de declaración de estorbos públicos para proteger a esos dueños de propiedades a los que no les fueron informados. Donde entendamos que haya violación de ley, lo vamos a referir a las agencias pertinentes, porque yo tengo que rendir cuentas a mi gente”, dijo el nuevo alcalde.
Empleados del municipio aseguran que el descontento con el pasado alcalde tiene mucho que ver con la decisión drástica de un pueblo grande. Entre esos descontentos está, falta de pago de bonos, ineficiencia para restauración en el huracán María, inacción con la erosión costera, abandono del casco urbano, entre otras.
Según vecinos de Arecibo, el nuevo alcalde prometió donar su sueldo, entre las mejoras que quiere hacer por el municipio al que llaman “el pueblo fantasma”.
El sueldo de $96,000 anuales que le correspondería como alcalde, decidió que no lo usaría y explica que va a “aparecer en nómina y va a llegar el cheque, porque tengo que garantizar mi beneficio de Seguro Social cuando me retire, pero el sueldo, lo que se llama el sueldo, va a ser donado en las comunidades en ayudas a nuestros ciudadanos”.
Otras de sus propuestas está la lucha ambiental, en donde varias agrupaciones se han destacado por visibilizar las consecuencias que puede ocasionar la incineradora y la destrucción de dunas con construcciones en la costa. A esto, el popular se posiciona en contra de la incineración y de cualquier otro proyecto que pueda afectar la salud. Asimismo, dijo que “no voy a negociar salud por dinero. El dinero aparece, me voy a encargar de buscarlo, pero la salud no. Para qué quiero un municipio con chavos y un pueblo enfermo”.
Otro proyecto será con las carreteras del barrio Islote, que asegura que se construirá un conector que alivie el tránsito pesado en el área y funcione como vía alterna para los residentes del barrio en alguna emergencia. También Ramírez Irizarry cree en poder canalizar el río Grande, el cual es el mayor propulsor de las grandes inundaciones y pérdidas a los comerciantes que están en zona de inundación.
Sin embargo, al momento de tomar las riendas de la alcaldía el líder PPD asegura que bajará las contribuciones sobre la propiedad y patentes. Esto para atraer a empresarios y comerciantes que eligen establecer sus negocios en los pueblos vecinos de Hatillo y Barceloneta. “Vamos a rescatar un dinero que está en la calle perdido”, expresó.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Fin al bipartidismo Puerto Rico redefine su mapa electoral

Las elecciones del pasado 3 de noviembre presagiaban un cambio de ciclo en el sistema de partidos en Puerto Rico. El agotamiento en el liderazgo […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: