Un año Cerrada estatua de Colón Arecibo

La estatua de Cristóbal Colón ubicada en el barrio Islote de Arecibo, lleva más de un año cerrada desde su terminación, por un caso judicial que ha impedido la inauguración de esta.
El monumento colonial “Nacimiento de un nuevo mundo” y la apertura del parque que acoge esta estructura, está detenida a causa de una demanda en el Tribunal Federal por el escultor ruso Zurab Tsereteli (autor de la obra), contra el empresario José González Freyre y la entidad Columbus Park Corporation. Ésto, porque el escultor alega incumplimiento de contrato, incentivo fraudulento, enriquecimiento injusto y fraude por el desarrollo de un parque alrededor de la escultura en Arecibo.
No obstante, según informan representantes legales de ambas partes, se está llegando a un acuerdo por medio de una moción la cual indica que las dos partes están “involucradas en conversaciones de buena fe para llegar a un acuerdo que podría poner fin a este litigio”.
“El acuerdo que se está negociando, implica el desarrollo de un proyecto que involucra la estatua de Colón en Arecibo. Por lo tanto, las negociaciones requieren un alto nivel de detalle en términos de bienes raíces, organización corporativa y acuerdos comerciales”, explicó el documento, sometido por las abogadas del demandante, Mariana Muñiz y Janine Guzmán, y las representantes legales de los demandados, Rosell Barrios y Katherine Ruiz.
El caso se estará viendo el 18 de mayo, luego de una suspensión que les brindará más tiempo. Asimismo, las licenciadas explicaron ambos han elaborado borradores de un acuerdo de conciliación, así como un acuerdo de empresa conjunta y un acuerdo de desarrollo, y actualmente están trabajando en estos documentos.
El plan de construcción de este monumento y parque se comenzó en el 2013, pero no fue hasta el pasado año que se completó la instalación de todos los elementos del parque.
Esta estatua de Colón, está en Puerto Rico desde el 1998, su primer dueño fue el alcalde de Cataño en ese entonces, Edwin Rivera Sierra. Sin embargo, debido a la falta de fondos y permisos, no se armó. Las piezas estuvieron almacenadas en varios lugares de la isla y en 2010 fue adquirida por González Freyre, con el propósito de instalarla en Mayagüez, pero no se logró.
Por otra parte, la población y los vecinos de Islote sufren por el gran tráfico que esta atracción sin abrir causa. La aglomeración de turistas que pasan y estacionan en la avenida, bloquea el flujo del tránsito en la zona.
“Desde que esa estatua de invasores españoles que mataron a nuestros indios está ahí, nosotros los vecinos de este barrio no podemos vivir felices. En ocasiones el tapón por ver a esa estatua es tanto, que debemos esperar horas para poder salir de nuestro hogar o regresar”, dijo Julio Hernández, vecino de Islote en Arecibo.
El monumento pesa 6,500 toneladas y fue trabajado por alrededor de 500 empleados para ponerla en pie.
Por su parte, el alcalde de Arecibo, Carlos “Tito” Ramírez indicó que atenderá el problema del excesivo trafico en el área. Asimismo, tomará cartas en el asunto para que el Gobierno Estatal lo apoye en soluciones, como crear un conector que una a la PR-681 hacia la PR-2 u otra carretera estatal.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Comunidad de Mayagüez pide proteger la fauna y el ambiente

Conscientes de la necesidad de protección que tienen las tortugas, una especie con peligro de extinción, un grupo de personas de la comunidad Guanajibo Homes […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: