Terapia Ocupacional en la rehabilitación del paciente de COVID-19

Por: Rebecca Rodríguez Robles y Jessica Vega, Terapeutas Ocupacionales

A terapeutas ocupacionales destacados en unidades de rehabilitación intrahospitalaria les corresponde, junto al equipo interdisciplinario, el tratamiento y rehabilitación de pacientes admitidos y recuperados del COVID-19. Se enfocan principalmente en el manejo de síntomas, limitaciones y/o complicaciones que se pueden presentar luego de una estadía promedio de 2-3 semanas y en condición crítica de 36 a 53 días.
Luego de una hospitalización prolongada el paciente presenta debilidad generalizada, fatiga, insuficiencia respiratoria y limitación en la ejecución de las tareas básicas del diario vivir. Durante su estadía es importante señalar que el paciente se privó de poder realizar algún tipo de actividad física y/o cuidado propio de manera independiente debido a la sedación y precauciones tomadas con pacientes encamados con ventilador mecánico.
Por lo tanto, los síntomas y complicaciones de salud asociados a la falta de movilidad limitan significativamente su capacidad para ejecutar las tareas básicas del diario vivir, tales como: movilidad en cama como son los volteos, sentarse al borde de la cama y levantarse; transferencia a una silla de rueda y movilidad funcional en hogar, con o sin equipo asistido. También las tareas de aseo, cuidado personal y alimentación, así como el manejo de las tareas diarias del hogar. Por ejemplo, la persona recuperada de COVID-19 puede presentar fatiga tanto en tareas sencillas como sentarse al borde de la cama para comer y vestirse como en tareas más complejas como preparación de alimentos y limpieza del hogar. El terapeuta ocupacional se encarga de analizar cada tarea, observar y delinear las limitaciones que se presentan, ya sea a nivel musculoesqueletal, cardiorrespiratorio, sensorial, psicosocial y mental, así como la demanda del ambiente, el tiempo y esfuerzo requerido para realizar las mismas. Esto le permite elaborar un plan de intervención individualizado enfocado en restaurar y/o establecer la tolerancia, resistencia, función e independencia en dichas tareas previo al alta hacia su hogar y/o centro de cuidado.
Como parte del proceso de tratamiento se trabajan tareas preparatorias como ejercicios específicos para aumentar dominio y control de sus destrezas de motor fino y grueso, fortalecer el sistema cardiorrespiratorio, estrategias de conservación de energía, simplificación de tareas, orientación en modificación de ambiente, asistencia tecnológica y movilidad en silla de rueda. Además, se trabaja en conjunto con el equipo de rehabilitación en educar y adiestrar al familiar en recomendaciones, prevención de caídas y ejercicios a continuar en el hogar.
Para más información sobre este tema, favor de enviar correo electrónico al Colegio de Profesionales de Terapia Ocupacional de PR (CPTOPR) a la siguiente dirección cptopr10@gmail.com o llamar al 787-282-6966 o al 939-413-1792.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

CINEASTAS DEL RUM PRESENTARÁN SUS CORTOMETRAJES ESTE JUEVES 29 DE OCTUBRE

  El séptimo arte latirá con fuerza en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), de la Universidad de Puerto Rico (UPR), durante la emisión de […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: