Santeros de Aguada un campeón en incertidumbre

Los Santeros de Aguada, el equipo que consiguiera el campeonato en el Baloncesto Superior Nacional en el 2019, pudiera no defender su título en el torneo Burbuja que se inició el martes 10 de noviembre en Río Grande. Los dirigidos por Carlos González sufrieron una de las peores cifras de casos positivos de COVID-19 en sus primeros días en el hotel donde se desarrolla el evento con 8 jugadores confirmados. Ante esta elevada cifra, el equipo tuvo que desalojar el hotel. Al cierre de esta edición, el equipo se mantenía a la espera de que los jugadores de la franquicia se mejoraran o confirmar la inclusión de otros que hayan dado negativo a las pruebas del virus para poder incorporarse al torneo. La Liga le dio plazo hasta el sábado 14 de noviembre a los Santeros de Aguada para poder tener 7 jugadores con resultados negativos al COVID-19 y poder permitir el reingreso del equipo campeón a las instalaciones donde se desarrolla el torneo.
De poder contar con esta cantidad de jugadores sanos, la liga autorizaría el ingreso de los baloncelistas a las instalaciones del hotel para que puedan cumplir con el aislamiento pautado del 14 al 19 de noviembre y así puedan regresar a la cancha el 20 del mismo mes para su primer juego. Los directivos del torneo, aseguraron que pronto se estará informando de los cambios correspondientes en el calendario.
El dirigente del equipo de los Santeros de Aguada, Carlos González, aseguró que esta situación los ha mantenido en un estado de incertidumbre y frustración del cual esperan salir. “Son cosas que uno no controla. Nosotros esperamos que el virus desaparezca del cuerpo de los jugadores involucrados”, comentó el joven estratega. Por el momento, los jugadores se mantienen guardando cuarentena en residencias en Mayagüez, tratando de hacer rutinas de ejercicios dentro de sus habitaciones que les permitan estar listos a la hora de volver a la Burbuja. El técnico del equipo campeón desconoce los motivos por el cual tantos jugadores resultaron positivos. Sin embargo, en las redes sociales circulan algunas imágenes en donde varios jugadores de los Santeros compartían días antes de su ingreso a la burbuja, sin distancia y sin mascarilla. De volver, al evento, no hay duda que los Santeros de Aguada tendrán que disputar compromisos con menos días de descanso.
La plantilla de Aguada deberá buscar reestructurarse si quiere hacer un buen papel en el torneo de baloncesto que se juega desde esta semana en el Hotel Wyndham de Río Grande. Carlos González, técnico del equipo, informó que se podrían añadir al equipo 2 o 3 jugadores de la agencia libre siguiendo todos los procesos de salubridad. Muchos son los desafíos, pero como bien lo saben los actuales campeones de este deporte nada es imposible.

Una burbuja “por la historia”

El torneo que se inició el martes 10 de noviembre y que extenderá su temporada regular hasta el 29 de este mes tiene múltiples desafíos y curiosidades. A la ya de por sí gran novedad de escenificar todos sus partidos en las instalaciones de un hotel y evitar todo lo posible el contacto con otras personas, el torneo tipo “burbuja” del BSN pone a sus jugadores a retar el tiempo y su tranquilidad mental para enfrentar los desafíos de cada partido. Durante las casi 3 semanas que durará la etapa regular del torneo, los equipos tendrán muchos compromisos semanales por lo que muy poco se parecerá este evento a la agenda de compromisos que el torneo tenía antes de la pandemia. Algunos rumores llegaron a poner en duda la altura del techo, poniendo este factor como uno de los elementos que podrían debilitar la calidad del torneo. Sin embargo, jugadores y dirigentes han avalado las instalaciones del hotel Wyndham Grand Río Mar en Río Grande como aptas para poder jugar baloncesto a un nivel profesional. La inversión del BSN de $4.7 millones para poder reanudar el torneo suspendido a mediados de marzo a causa de la pandemia por el COVID-19 ha sido todo un cúmulo de desafíos. El éxito del evento y la posibilidad de inspirar al país de noticias positivas en medio de un año tan lleno de incertidumbre es uno de los principales alicientes de la liga. Los directivos del torneo quieren coronar a un campeón en o antes del 21 de diciembre.
Los juegos serán transmitidos en su mayoría a través de Televisión por Wapa Deportes
EL BSN creó para este torneo burbuja el eslogan: “Por la historia”. El tiempo será así, el principal juez de un evento que tiene en expectativa a muchos en Puerto Rico. De su éxito, dependerá, no solo la preparación y el fortalecimiento de este deporte, sino la posible realización de otros torneos bajo la modalidad de una “burbuja”.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

VEGA BAJA INVITA A UNA TARDE DE JAZZ ESTE SÁBADO 14 EN EL MÍTICO MANANTIAL OJO DE AGUA

El alcalde de Vega Baja, Marcos Cruz Molina, invitó a todos los fanáticos del jazz a una presentación especial del afamado músico vegabajeño Mike Arroyo, […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: