Riesgos de un verano libre de terapias

Nellie Torres de Carella- Patóloga Del Habla y Lenguaje

Riesgos de un verano libre de terapias

Toda familia anhela los meses de verano para descansar del ajetreo del año escolar, siendo esto más agudo en los padres de niños de educación especial. Con los meses de verano, se enfrentan a unos cuatro meses sin terapias. Bajo circunstancias normales, muchos de los niños toman terapias todos los días, a veces más de una hora en la tarde.

 Sin embargo, al igual que los padres con niños de educación regular, muchos deciden tomarse casi tres meses libres de terapia para que sus hijos se diviertan en verano. Este año el panorama es totalmente diferente, pero igual de prolongado, porque la mayoría del tiempo permanecerán en casa.

¿Es perjudicial este receso tan prolongado?La respuesta es sí. Investigaciones demuestran que el periodo de vacaciones de verano es tan largo que está afectando el patrón o consistencia de aprendizaje de los niños en general. En el caso de los niños de educación especial, necesitan que se estimulen frecuentemente las destrezas adquiridas mediante trabajo terapéutico. Muchos estudiantes de educación especial pueden beneficiarse de las terapias virtuales para darle continuidad a la estimulación de estas destrezas.

La consistencia es esencial Si la consistencia es la clave para vencer retos, para integrar y desarrollar destrezas en dificultad.

El balance es la clave Próximamente habrá una reapertura del turismo interno. Si la familia entiende que necesitan unas merecidas vacaciones, pueden tomar de dos a tres semanas.Si quieren matricularlo en un campamento de verano, procuren localizar uno que incluya artes y deportes o ejercicios.

Asistente en la cocina.  Permita que su niño mida los ingredientes al realizar una receta, que siga sus instrucciones, que los mezcle, que los toquen y los huelan para que experimenten y estimulen sus sentidos. 

Realización de actividades de arte. Manualidades y pintura, entre otras, estimularán destrezas como las de motor fino, atención, comprensión, vocabulario y creatividad.

Fomenten la práctica de la lectura.  Compren libros con sus personajes favoritos o las películas que le gustan; de seguro que eso cautivará su interés. 

Practiquen deportes y visiten parques siguiendo las medidas de distanciamiento social. El movimiento es necesario para el funcionamiento del cerebro y de todo el cuerpo.

Mantenga una estructura.  Cuidado con permitir que el día de su niño transcurra sin ninguna estructura, eso podría ocasionar problemas de conducta.

Terapias virtuales.  Como alternativa a los campamentos de verano puede optar por terapias virtuales que fomenten no sólo la continuidad de las destrezas adquiridas, sino al fortalecimiento de posibles lagunas en el aprendizaje.

Su niño necesita divertirse durante las vacaciones de verano, pero también necesita estimular el aprendizaje. La determinación y la consistencia son las mejores aliadas en el camino que les toca transcurrir.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Sigue el bloqueo de las escuelas 100% a Distancia en Puerto Rico

Dr. Edgar León- Columnista La historia nos ha mostrado que para que un país tenga progreso hay que mejorar la educación dándole acceso a los […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: