Retorno de clases presenciales con muchos desafíos

Volver a la educación presencial en las escuelas públicas y privadas no es tan fácil como muchos quisieran. El anuncio hace unas semanas por parte del gobernador Pedro Pierluisi de reabrir las escuelas para el mes de marzo, ha puesto en evidencia el gran trabajo que para cumplir este plan se requiere. El proyecto de reapertura educativa del gobernador está enmarcado dentro del objetivo del presidente estadounidense Joe Biden de reabrir las escuelas en sus primeros cien días de administración. Pierluisi anunció que la reapertura estará siendo de forma parcial, pues no todas las escuelas tienen la capacidad para reabrir en la primera semana de marzo. Además de la situación por los temblores de comienzos de 2020, muchos centros educativos de la isla no tienen todas las condiciones para reabrir. Debido a la pandemia del COVID-19, el personal docente y otros trabajadores de las escuelas se encuentran desde mediados de enero recibiendo la vacuna contra el virus. Sin embargo, el tiempo de casi un mes que tienen que esperar por la segunda dosis, así como el mantenimiento de muchos planteles, hace que muchos centros educativos vean complicado el volver a tener clases presenciales cuando comience marzo.
Mercedes Martínez Padilla, presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), asegura que padres, maestros y educadores en general deben comprometerse en rechazar el llamado del gobierno por volver a las clases presenciales en marzo. A juicio de Martínez, no están dadas las condiciones de salud para que niños y jóvenes puedan volver a los planteles escolares con seguridad. Informó que no se están cumpliendo con las recomendaciones dadas por los salubristas para reabrir los planteles. Indicó que los planteles carecen de medidas básicas como barreras físicas para lograr un distanciamiento adecuado entre los alumnos y entre el personal. Un informe del Departamento de Salud recomienda que las clases permanezcan de manera virtual”, señaló la líder magisterial.
La Federación de Maestros rechazó que no se le ofrezcan alternativas de educación virtual a los hijos e hijas de padres que decidan, por razones de salud y seguridad, no enviar sus hijos a las clases presenciales. “Esto negaría el derecho constitucional a una educación de calidad. Sabemos que nada sustituye la educación presencial y la relación entre estudiantes y educadores, pero esta debe reanudarse solo cuando sea seguro. No queremos que nuestras escuelas se conviertan en focos de contagio”, expresó Martínez.
El gobierno anunció en días recientes, que manejan diferentes protocolos y planes para lograr reactivar las clases presenciales en la isla. Para ello, aseguran que cada escuela que esté apta para la reapertura deberá tener una enfermera ó enfermero, así como un equipo de salud preparado para atender cualquier emergencia.  Aunque el Departamento de Educación ha desarrollado diferentes actividades para el mantenimiento y restauración de la infraestructura de muchas escuelas en la isla, hay muchas que no podrán abrir en marzo.
El alcalde de Hormigueros, Pedro Juan García Figueroa, informó que su municipio cuenta con 4 escuelas que podrían estar listas para el mes de marzo si reciben pronto el anuncio y la certificación de parte del Departamento de Educación. Por el momento, García indicó que no han recibido ninguna comunicación de cuántas están aptas. Mientras tanto, el alcalde aseveró que se encuentran trabajando en las guaguas que brindarán la transportación escolar a los casi 2 mil estudiantes con que cuenta el municipio de Hormigueros.
“La meta es desarrollar un protocolo que impida que las escuelas se conviertan en un foco de contagio”, asegura García. El alcalde de Hormigueros reconoció que 3 semanas para preparar todo para el retorno a las clases presenciales es un desafío enorme, pues es muy poco tiempo. La misma opinión la han expresado varios docentes del municipio de Sabana Grande, quienes están claros en que hay muchos retos y trabajos por hacer para asegurarles a los padres que la salud y la seguridad están caminando de la mano.
La secretaria del Departamento de Educación, Elba Aponte, informó en días recientes que en la isla solo hay un poco más de 170 planteles educativos que estarían aptos para volver a tener clases presenciales. Para que una escuela esté apta, Aponte especificó que la misma debe cumplir con dos grandes aspectos (condiciones óptimas de estructura y plan de certificación por protocolos del COVID-19). Adicional a eso, al menos en Mayagüez se están vacunando a unas 1,500 personas del sector educativo por semana. La situación de incertidumbre en muchos centros educativos del oeste se repite en gran parte de la isla. El poco tiempo para volver a clases con seguridad es la tónica de un sector que aunque reconoce la importancia de la educación presencial, quiere hacerlo bajo medidas y planes que garanticen al máximo la salud.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

AAA asegura pronto se acabarán interrupciones en el servicio

La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) sigue sufriendo cortes temporales en el servicio de suministro de agua en pueblos como Aguadilla, Moca o Isabela.Aunque […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: