Regreso a clases lleno de incertidumbre

Miles de estudiantes regresaron a las escuelas en Puerto Rico para el año escolar 2021-2022. Niños y jóvenes del sistema de educación pública y privada volvieron a las aulas sumergidos en la incertidumbre debido al repunte del COVID-19 en la isla. Las autoridades se mantienen a la expectativa del incremento de los casos positivos, así como del número de casos positivos que se reporten por contagios en las escuelas. Tanto el Departamento de Salud como el Departamento de Educación han señalado que lo último que se cerraría en la isla serían las escuelas. El gobierno ha hecho incapié en la necesidad de la vacunación como prácticamente la única alternativa para disminuir la positividad del virus en la isla. También se han anunciado cada vez muchos más sectores de la población que deberán estar vacunados para poder entrar a un determinado lugar o ejercer un trabajo específico. El porcentaje de maestros y personal ligado al sector educativo que está totalmente vacunado es bien alto.
Muchos no ven con buenos ojos el retorno de las clases de forma presencial en la isla. Ante el repunte del COVID-19 debido a la variante Delta y a las deficiencias que presentan muchas escuelas, muchos padres han señalado que lo pensarán “2 y 3” veces antes de mandar a sus hijos de nuevo a clases. La Federación de Maestros de Puerto Rico ha pedido que se cierren las escuelas ante el repunte que por el COVID-19 se ha experimentado en la isla. Dirigentes de este gremio educativo publicaron en redes sociales en días recientes, declaraciones del infectólogo Miguel Colón en el que este profesional de la salud llama a las autoridades a cerrar las escuelas ante el alza en las estadísticas de la pandemia.
El gobierno ha reiterado que no cerrará las escuelas y seguirá impulsando la vacunación contra el COVID-19 para poder combatir el virus. En cuanto al estado de muchas escuelas de la isla, el presidente de la Asociación de Maestros de Puerto Rico, Víctor Bonilla Sánchez, aseguró en días recientes que, aunque el gobierno ha recibido muchos recursos para usarlos para educación, ese fin no se ve en las escuelas que necesitan atención en la isla. “Educación una vez más falla en lo más básico. Nuestros coordinadores han estado alrededor de la isla y es indignante y vergonzoso entrar a algunas de las escuelas de este país”, asegura el dirigente académico.
Mientras tanto, muchas escuelas, específicamente en el suroeste del país, han comenzado la reparación de las mismas para atender el problema de las columnas cortas. Debido a esto, al menos 8 instituciones educativas en la región de Mayagüez tuvieron que realizar sus clases en la modalidad de Interlocking, impartiendo la educación en un horario y recinto académico diferente al acostumbrado.
En el oeste más de 115 escuelas y 90,000 estudiantes fueron convocados para iniciar el 18 de agosto las clases presenciales. Del avance contra la pandemia del COVID-19, dependerá que las clases se mantengan en la modalidad presencial. El tiempo tendrá la última palabra.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Inacción por parte del DRNA ante reclamos ambientales

“Hay un total abandono en las gestiones de Recursos Naturales. Esto incluye a la Junta de Calidad Ambiental, Desperdicios Sólidos, Parques Nacionales y todo lo […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: