Quebradillas a casi 200 años de historia Taína

Con 198 años de historia el municipio de Quebradillas celebra su fundación. Quebradillas fue fundado entre el 7 o el 8 de junio del año 1823, por Don Felipe Ruíz y Don Francisco A. Bravo, con el nombre de San Rafael Arcángel de las Quebradillas, que posteriormente se acorta.
Se conoce que el nombre original fue San Rafael de las Quebradillas, pero realmente ese no es el nombre original, pues antes de que los españoles llegaran a Borinquen, esta área y tierra llena de vida y civilización taína se le conocía como Guajataca o La Tuna. La zona del Guajataca tenía uno de los más valientes y guerreros Taínos que existió, el Cacique Mabodamaca, quien contaba con sobre 5 mil valientes aguerridos taínos como parte de su ejército de defensa.
Según nos explica el profesor y presidente de La Casa de la Cultura Cacique Mabodamaca, Reynaldo Ávila, la primera rebelión contra los españoles fue justo en esta zona. Quebradillas fue históricamente el lugar donde surgió esta rebelión.


“Se cree que esta rebelión fue entre el área del Merendero y lo que hoy día se conoce en Isabela como el “Cerro de los Piñeiros” San Antonio de la Tuna; donde se encuentran unas ruinas históricas, muy bien cuidadas por la comunidad. Hay leyendas que señalan que nuestro Cacique, sobrevivió y se escapó de los españoles, otras señalan que murió en la gran rebelión”, dijo el profesor.
Ávila, nos cuenta que Quebradillas formaba parte del territorio de la Tuna, que para el siglo 18 estaba habitada. Ese territorio iba desde la Quebrada de los Cedros en Aguadilla hasta Camuy. Antes de llamare territorio de la Tuna, todo eso también pertenecía al Partido de la Aguada (principios de la colonización), pero luego se dividió para ser territorio de la Tuna. El poblado San Antonio de Pablo de la Tuna, de donde vienen muchos de los habitantes de nuestro pueblo, se encontraba en lo que hoy día es el Cerro de los Viñedos en el pueblo de Isabela, fundado para el 1725.
En 1805 vecinos de lo que hoy se conoce como Camuy y Quebradilla comenzaron una pugna para obtener el permiso para poblar el territorio diez años más tarde, habitantes de los barrios Camuy Arriba y Quebradillas otorgaron un poder a don Francisco Jiménez para que solicitara autorización gubernamental para la fundación de un pueblo. “Un dato curioso es que los residentes comenzaron la construcción de una ermita, una iglesia, pero entonces las autoridades de Arecibo que era las que mandaban en esta zona, dieron la orden para destruirla para atrasar la fundación y organización del pueblo”, explicó Ávila.
Tras haberse detenido la ermita hubo un desanimo por parte de los habitantes, y no fue hasta que Felipe Ruiz y Francisco Bravo donaron ocho cuerdas y una cuerda y media, respectivamente, para levantar las obras municipales necesarias para la fundación. Finalmente, Quebradillas se convirtió en un municipio independiente.
“Quebradillas pertenecía al pueblo de Camuy y la persona que lleva la lucha para que fuese un nuevo pueblo lo fue Don Felipe Ruíz, quien ya tenía ocho cuerdas de terreno y las dona, las hizo pública para permitir que el pueblo comenzara en esas tierras”, añadió el profesor.
Aunque no existen datos sobre la composición territorial del municipio al momento de su fundación, se sabe que en 1831 Quebradillas estaba compuesto por los barrios Quebradillas, Cocos, Cacao y Zapos. Para 1846, la cantidad se había duplicado, mientras que el barrio Zapos había desaparecido. En 1836, se construyó el primer teatro del pueblo. El costo de este fue $14 mil pesos. Algunas edificaciones importantes que aún están de pie lo es el Puerto Hermina en el barrio San José. Antes de la fundación del pueblo en el 1823, ya esto se usaba como almacén para barco y para el contrabando pirata.
“No estaba fundado el pueblo, pero como ya había colonos viviendo aquí, los productos se llevaban a este barrio San José. Y ese puerto, las ruinas que quedan, es la construcción más antigua de quebradillas”, mencionó Don Reinaldo.
También existen unas pequeñas ruinas en la carretera número dos de una hacienda de café, (que luego pasó a hacer de caña), de una de las primeras familias que habitaba Quebradillas y que también formaron parte de la Junta Directora del Municipio, el nombre del dueño de esta hacienda era Don Antonio Comulada
“Esta finca llegaba hasta el Puerto Hermina y allí tenían unos molinos de café, donde aun quedan unas marcas de unos muros y ventanas que forman parte de los más antiguo de Quebradillas”, asegura Ávila.
Quedan otras casonas antiguas, en especial La Casona de los Babilonias en el pueblo, que está vinculada al histórico Grito de Lares. Según Don Reinaldo en esta casa “era el cuartel de la Guardia Civil Española. Cuando se descubre que se va a llevar a cabo el Grito de Lares, cuenta la historia que se filtró cerca de Las Ceibas y entre rumores llegó a oídos del Capitán Castañón (jefe de la Guardia Civil) y así fue como se tuvo que adelantar El Grito de Lares”.
Otro edificio importante se utiliza como cede para reuniones del grupo La Casa de la Cultura Cacique Mabodomaca, es la antigua Casona del siglo 19, al lado de la Iglesia Católica frente a la plaza pública. Según el profesor, esta casa es histórica por igual porque existieron reuniones donde asistieron José de Diego y Luis Muñoz Rivera con los antiguos dueños de esta Casona.
Hasta el momento el Municipio no ha hecho nada al respecto de la conservación de estas edificaciones, con excepción de La Casona de los Babilonias, la cual es privada. Sin embargo, la organización que preside Don Reinaldo logró que no se construyera en el espacio de las ruinas de la Hacienda de Café.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

La ética del predador

Claudio Rau Cruz – Escritor En la política de la delincuencia y el oportunismo depredador, se conjuga el individualismo del canalla y la carroña de […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: