Museos que rescatan la historia del oeste de Puerto Rico

Los museos pueden ser de muchos tipos, a pesar de que tradicionalmente pensamos en ellos como espacios donde contemplar obras de arte o donde aprender sobre grandes figuras y procesos históricos.
Portal del Sol tiene recintos museísticos que cumplen este perfil, como el MUSA de Mayagüez, dedicado al arte contemporáneo, o el Museo de los Próceres en Cabo Rojo, encargado de promover la Historia de Puerto Rico y sus figuras destacadas.
Sin embargo, los espacios dedicados a la divulgación del patrimonio material e inmaterial de las sociedades pueden ser de temas en apariencia mucho menos importantes, y que incluso muchas veces no consideraríamos merecedores de un museo.
En el oeste hay muchos ejemplos de pequeños museos comunitarios que nos permiten adentrarnos en particularidades de la cultura de la región a través de elementos culturales e históricos muy concretos.
Este es el caso de los museos del Tren, en Isabela, del Surf, en Rincón, y de la Hamaca, en San Sebastián, que nos hablan de un pasado y un presente ligado a medios de transporte ya desaparecidos, deportes de gran relevancia social o tradiciones artesanales de gran valor.
Ahora que el verano llega a su final, es buen momento para poner estos museos en agenda y hacer turismo interno en familia para ampliar el conocimiento de la idiosincrasia del oeste de Puerto Rico.

Museo del Tren, Isabela

En Isabela, en la carretera 113, se encuentra el Museo del Tren, un espacio comunitario y autogestionado con el fin de presentar al visitante la historia del ferrocarril en Puerto Rico.
Un grupo de amantes del pasado ferroviario del país, agrupados bajo el nombre de Amigos del Tren de Isabela (ATI), dieron forma a este museo, donde el aficionado a la historia puede contemplar viejos vagones y locomotoras, así como herramientas, maquetas y memorabilia alusiva al mundo del tren.
El museo tiene en exhibición maquinaria rescatada de antiguas centrales azucareras, como la hacienda Mercedita de Ponce, o del antiguo tren de circunvalación insular, desaparecido a mediados de siglo XX y cuya presencia quedó inmortalizada en clásicos de la cultura popular como la plena ‘La máquina patinaba’ o la guaracha ‘Quítate de la vía Perico’, de Cortijo y su Combo.
Aunque la mayor parte de la colección del museo es para ser observada exclusivamente, el visitante puede disfrutar y montarse en una antigua dresina, un tipo de vehículo ferroviario para transporte de trabajadores y mercancía, accionado de forma manual por dos personas.
Además, el recorrido se completa con un documental donde se narra la evolución del tren en el país y el proceso de creación del museo.
Para información y horarios, pueden acceder a facebook.com/seodelahistoriadelferrocarril

Galería del Surfing, Rincón

Rincón es la capital nacional del surf. El municipio se ha ganado el prestigio a fuerza de ser la meca de surfers de todo el país y del extranjero, que buscan en sus playas y olas la mejor experiencia en el deporte de la tabla.
Por ese motivo, en el pueblo de los ‘Bellos atardeceres’ se puede disfrutar de la Galería del Surfing, un centro destinado a conservar fotografías y recuerdos de la historia de este deporte acuático, especialmente de su desarrollo en Rincón.
El espacio se inauguró en 2016, a raíz de la publicación de un libro sobre la historia y sociología del deporte en el pueblo, obra del planificador Carlos J. Carrero Morales.
Además de la exposición permanente del archivo fotográfico, afiches de eventos deportivos y tablas antiguas, en el centro cultural se organizan actividades y encuentros vinculados a este deporte.
El museo se encuentra en Ventana al Mar, en la carretera 115, justo a la entrada del pueblo, frente a la estatua del surfer que da la bienvenida a los visitantes.

Museo de la Hamaca, San Sebastián

San Sebastián honra a sus artesanos hamaqueros no solo con su afamado festival, sino también con un museo.
Este espacio cultural, situado en la Calle Hostos, a pocos minutos de la plaza del pueblo, narra la historia del arte de la hamaca, y pone en valor la tradición de los artesanos pepinianos.
Con un cuidado diseño de la exposición, donde se combinan paneles informativos, videos documentales y arte gráfico y textil, el museo presenta de forma didáctica el proceso de creación de esta preciada cama colgante de origen taíno, desde el recogido de la planta de maguey y el separado de las fibras, hasta el tintado y posterior trenzado.
Además, el pasado 21 de julio se inauguró ‘La Placita’, en el patio interior del museo, un nuevo concepto que ofrecerá al público un mercado agrícola con productos del país.
El museo, de acceso gratuito, abre los viernes, sábados y domingos, en horario de 10 a.m. a 4 p.m.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Escuelas de la región de Mayagüez afinan los detalles para el regreso a clases

La cuenta regresiva para el inicio del año escolar 2021-2022 ya está en marcha. En el oeste, las 116 escuelas que comprenden los 15 municipios […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: