Lares se prepara para tener un nuevo cementerio

Los difuntos en Lares estarán en un nuevo cementerio. Desde el huracán María, el estado del cementerio municipal ha ido deteriorándose cada vez más. Producto de las filtraciones y daños en el lugar, algunas tumbas se han salido y hasta han llegado a una quebrada cercana. Además, el camposanto que sirve de última morada a más de 10 mil difuntos, presenta actualmente entre 5 a 6 filtraciones de agua. Como si esto fuera poco, la falta de espacio para anexar nuevos difuntos al actual cementerio lareño es otro de los problemas pues actualmente el cementerio solo tiene capacidad para 20 difuntos más. La situación, que puede convertirse en un problema de salud para las comunidades cercanas, tiene una “luz en el horizonte” para que el cementerio de Lares vea mejores tiempos. El decreto de emergencia que emitió en días recientes el gobernador Pedro Pierluisi, no solo reconoce el mal estado en que se encuentra gran parte del actual cementerio de Lares, sino que busca agilizar los permisos para que este municipio del oeste de la isla pueda comenzar a usar un camposanto provisional en enero del año entrante. El alcalde de este municipio, Fabián Arroyo Rodríguez, informó que el cementerio que se usará a partir de 2022, será de carácter provisional en unos terrenos que la funeraria Salcedo le prestará a la alcaldía Lareña cerca del Barrio Seburuquillo por un período de 5 años.
El alcalde explicó que los fondos para adecuar este cementerio provisional provendrán en un primer momento del decreto de emergencia emitido por el gobernador, pero luego será reembolsado por FEMA. Para este proyecto se tienen previstos unos $2.8 millones. El plan, según explicó el mandatario municipal, es que la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI), ayude en el inicio de los trabajos de lo que será un cementerio transicional en Lares. El mismo estará operando por 5 años hasta que esté listo uno nuevo. Por el momento, el esfuerzo más inmediato estará concentrado en la adecuación del cementerio temporal que por un quinquenio será la morada de los difuntos en esta zona del noroeste de la isla. Pagán indicó que para este cementerio se estarán usando 10 cuerdas de terreno. En el lugar se espera que haya lugar para 1,000 nichos para los cadáveres que se encuentren completos y 1,000 osarios para aquellos que solo tengan la osamenta. El alcalde aseguró que, de acuerdo a las estimaciones realizadas, se espera que del cementerio actual se trasladen probablemente, 4,000 cadáveres a este cementerio temporal. El funcionario indicó que, de éstos, 400 o 500 difuntos integran el primer lote que estará trasladándose al nuevo cementerio, debido a las condiciones en que se encuentran enterrados actualmente. Los familiares de los difuntos del actual cementerio en Lares, ya se encuentran recibiendo información acerca de los trámites que deben realizar para poder trasladar a sus parientes hacia el nuevo cementerio. El alcalde indicó que alrededor de 100 cadáveres ya han sido trasladados a cementerios en otras partes de la isla.
El proyecto de un nuevo cementerio que se espera comience a usarse en Lares dentro de 5 años, va caminando más lento. El camposanto del futuro será más grande que el provisional que comenzará a operar en 2022. Este cementerio tendrá unas 15 cuerdas de terreno por lo que tendrá capacidad para más difuntos. Durante este próximo quinquenio, se espera que las autoridades puedan planificar todos los detalles para que el nuevo cementerio de Lares sea más resistente a las lluvias y embates de la naturaleza, que por efecto de otra tormenta o huracán pueda sufrir. El alcalde de Lares explicó que FEMA ha estado ayudando económicamente a aquellas personas que soliciten una ayuda para poder enterrar a sus seres queridos. De acuerdo al mandatario lareño, esta ley existía desde hace tiempo, pero a muy poca gente se le explicó realmente los pasos a seguir para recibir esta ayuda que debía utilizarse para gastos de la mudanza del difunto a otro cementerio.
El mandatario municipal indicó que mientras no terminen de concretarse todos los detalles del cementerio transicional que esperan comience a operar en enero de 2022, no se están recibiendo ningún tipo de solicitudes para reservar espacios en el nuevo campo santo municipal. Mientras tanto, muchas familias esperan que en medio de una temporada de huracanes ya activa sobre la isla, el gobierno municipal y estatal agilicen los procesos que permitan que la relocalización de los difuntos puedan realizarse cuanto antes.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Denuncian destrucción de la zona cársica en Aguadilla

En Aguadilla continúa la polémica por la construcción de un centro comercial en la carretera PR-2, a la altura del kilómetro 124.5, a pocos metros […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: