Laboratorios clínicos luchan contra el COVID-19

Cassette rapid test for COVID-19 or novel coronavirus 2019 found in Wuhan, China

La lucha de los laboratorios médicos en la isla contra el coronavirus no es tarea fácil. Además del temor a ser focos de contagios del virus, los laboratorios del oeste y en general, en todo Puerto Rico enfrentan mucha incertidumbre al no poder prestar un buen servicio a las personas que acuden a sus instalaciones para realizarse la prueba del COVID-19. Muchos especialistas recomiendan que las prueban se hagan a nivel molecular para poder tener una mayor seguridad de si el paciente es portador o no del virus. Sin embargo, la escasez de reactivos y los problemas burocráticos para acceder al pago de las pruebas se han combinado con una alta demanda de pruebas en la isla, algo que ha puesto muy lento el servicio de pruebas del COVID-19, dificultando por ende, la batalla en la región contra la pandemia.

Evelyn Echevarría, portavoz del Laboratorio Clínico y Bacteriológico Jaimar en Añasco, asegura que ya tienen bastante tiempo que no reciben los reactivos que necesitan para poder procesar la muestra de sangre y determinar si una persona es portadora de COVID-19. Por el momento, se mantienen realizando pruebas rápidas de COVID-19 que les pueden tomar entre 45 minutos a 1 hora, sin embargo, muchos especialistas, entre ellos el neumólogo Antonio Padua, han alertado acerca de la poca fiabilidad de este tipo de pruebas. Echevarría,

señala que actualmente la demanda para hacerse la prueba molecular del coronavirus es muy alta y eso los tiene sobresaturados, por lo que esperan que la entrega de reactivos se agilice para poder atender a todos los interesados en saber si son portadores o no del COVID-19.

Delia Vázquez, portavoz del laboratorio Clínico y Bacteriológico Borinquen en Aguadilla expresó que tienen mucha demanda para las pruebas del COVID-19 y la demora en la llegada de los reactivos les impide continuar con la labor. Vázquez también aseguró que han tenido problemas con los planes médicos, pues no han recibido el pago correspondiente por las pruebas del coronavirus que se suponía que el plan médico cubría. En algunos de estos casos, las personas pagaron su deducible pero luego el plan médico no efectuó el pago al laboratorio. Vázquez asegura desconocer si el plan médico pagará en algún momento. Ante ésto, afirma que no puede seguir laborando bajo esta incertidumbre, y que de continuar esta situación, se verán obligados a pedirle a las personas que quieran hacerse la prueba molecular que efectúen el pago de la misma en su totalidad, algo que podría rondar los $150 por prueba.

Johanny Rivera, portavoz del Laboratorio Clínico MedLab en San Sebastián, informó que debido a la falta de reactivos y la alta demanda las pruebas del COVID-19 están demorando de 10 a 15 días. Este laboratorio del Pepino ha recibido en promedio unas 40 a 55 solicitudes semanales para realizar la prueba del coronavirus. Rivera asegura que los principales laboratorios que procesan las muestras tienen escasez de reactivos y que por ahora, LabCorp es el único centro en la isla que está atendiendo a los laboratorios privados y el mismo lo hace con poco material. Esta situación, asegura Rivera, se debe a la alta tasa de casos por COVID-19 en Estados Unidos. Por el momento, la situación de incertidumbre ante la escasez de material para obtener resultados rápidos en las pruebas es algo que se repite en muchos de los laboratorios del oeste de la isla.

El Dr. Alexis Amador, Tecnólogo Médico Licenciado, Vice Presidente de la Asociación de Laboratorios de Puerto Rico, asegura que la escasez de reactivos que enfrentan los laboratorios se debe a la alta demanda. Por el momento, asevera que es una situación de las compañías manufactureras que a nivel mundial están siendo impactadas por los altos casos del virus. Amador asevera que Puerto Rico tiene una gran ventaja con respecto a otros estados de los Estados Unidos, pues en la isla, los laboratorios privados, fungen como el enlace entre las personas y los laboratorios grandes que procesarán las pruebas moleculares.

Ante la escasez de material y la incertidumbre que viven muchos laboratorios al respecto, señala que se podría estar considerando la posibilidad de realizar pruebas en grupo como una forma de ahorrar material y de avanzar ante la gran cantidad de muestras que se necesitan realizar. Sin embargo, conseguir la luz verde para esta modalidad no es sencillo y el proceso tendría que pasar por muchas regulaciones y estudios. Amador exhortó al gobierno a que se desarrolle una estrategia clara en relación a las pruebas moleculares. Expresó que es necesario que en este plan gubernamental se tenga claro a quiénes es necesario que se le haga verdaderamente la prueba molecular del COVID-19. Asimismo, Amador enfatizó que el gobierno debe velar porque las aseguradoras cumplan con los compromisos económicos de los laboratorios y todas aquellas instituciones médicas que luchan por brindar un buen servicio a los ciudadanos en medio de la pandemia.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Aseguran hospitales están preparados para una segunda oleada de contagios

Los hospitales en Puerto Rico tienen una capacidad adicional de 2,800 camas, alrededor de 220 unidades de intensivo disponibles y cerca de 800 ventiladores.Por eso, […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: