La terapia ocupacional y la teleterapia desde la perspectiva del consumidor

Por: Lcda. Rosalie Negrón Dávila, MS, OTL 

La pandemia de COVID-19 ha impactado todas las áreas de servicios de la salud ocasionando cambios significativos en la prestación de estos.  De la misma forma que los servicios médicos han evolucionado, los servicios de rehabilitación han sufrido cambios para lograr su continuidad.

La teleterapia es una alternativa viable en medio de las restricciones de distanciamiento social para lograr el inicio o la continuidad de los servicios de rehabilitación.  La teleterapia es el ofrecimiento de los servicios de terapia utilizando las tecnologías de comunicación e información a distancia. Puede incluir servicios de: evaluación, consultoría, tratamiento, educación y servicios dirigidos a la prevención. 

Por medio de este servicio se pueden proveer servicios de terapia ocupacional que tradicionalmente se ofrecen en oficinas privadas, instituciones de rehabilitación, hospitales y en el sistema educativo público y privado.   Los servicios de rehabilitación se tienen que ofrecer siguiendo los cánones éticos, las guías de práctica y el juicio clínico del profesional de terapia ocupacional.  

Debido al poco uso de esta modalidad en Puerto Rico, existe desconocimiento por parte del consumidor lo que lleva a la denegación de los servicios o a tener expectativas erróneas del mismo.  Por medio de la teleterapia se puede llevar a cabo el continuo del proceso de intervención, desde la evaluación, servicios directo y consultoría. 

En el caso de pacientes ya activos en los servicios de rehabilitación, se puede lograr la continuidad de estos servicios.  El profesional es quien determina si un paciente o participante puede beneficiarse de la modalidad de servicio a distancia.  Se debe tomar en consideración el diagnóstico, impedimento, plan de tratamiento individualizado y las restricciones o contraindicaciones. 

Una vez el profesional hace un análisis clínico debe comunicarle al consumidor los pros y los contras de utilizar la modalidad de intervención a distancia.  Todo consumidor debe tener comunicación directa con su proveedor de servicios para determinar si es beneficioso el uso de la teleterapia.  Además, explorar otras alternativas para la continuidad del servicio terapéutico. 

A continuación, se presentan aspectos importantes que se deben tomar en consideración al utilizar la modalidad de teleterapia

· ¿Qué debe esperar el consumidor al recibir los servicios de rehabilitación por medio de la teleterapia?

El profesional debe dar continuidad a las metas y objetivos establecidos en el plan de tratamiento del consumidor.  Bajo situaciones extraordinarias, las metas y objetivos se pueden actualizar según las necesidades actuales del consumidor.

·Las terapias ofrecidas por medio de teleterapia, ¿son iguales a las ofrecidas de forma presencial?

En esencia no, el profesional debe modificar las estrategias de intervención asegurando que se trabajen las metas y objetivos trazados en el plan de intervención.  Sin embrago, la terapia a distancia tiene como fin obtener los mismos resultados de la terapia presencial. 

·¿Quiénes deben estar presentes en la terapia a distancia?

Si el consumidor es adulto no se requiere la presencia de otra persona a menos que se necesite la asistencia de éste o si el consumidor es paciente de salud mental.  Los menores tienen que estar acompañados por un adulto.

·¿Qué equipo debe tener el consumidor?

Tanto el consumidor como el profesional deben tener acceso a sistema de Internet y a tecnologías de comunicación como una computadora, tableta o celular inteligente.  Además, el profesional debe explorar la disponibilidad de materiales adicionales que faciliten la provisión de los servicios.

·¿Dónde se deben ofrecer los servicios?

Tanto el consumidor como el profesional deben estar ubicado en un lugar que garantice la privacidad y seguridad de todas las partes involucradas.   No es recomendable que las partes se ubiquen en lugares públicos exponiendo la privacidad del consumidor o paciente. 

·¿Es legal la práctica de la teleterapia en Puerto Rico?

Sí, el uso de la teleterapia es legal en PR.  Dado al impacto de la pandemia de COVID-19 el gobierno estatal y federal han flexibilizado disposiciones legales para hacer accesible la práctica de la teleterapia.  

Para más información sobre este tema favor de enviar correo electrónico al Colegio de Profesionales de Terapia Ocupacional de PR (CPTOPR) a la siguiente dirección cptopr10@gmail.com o llamar al 787-282-6966 o al 939-413-1792.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Artistas y comunicadores de origen dominicano orientan a inmigrantres

La actriz y comunicadora Alexandra Malagón y el periodista Felipe Gómez Martínez se unieron a la campaña “Derechos en Pandemia” la cual tiene como objetivo […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: