La sangre nueva no traerá el cambio por sí sola

Por: Rubén A. Vélez Baiges – Estudiante de Ciencias Políticas

La juventud es puesta en un pedestal como el colectivo que traerá el cambio. Luego de décadas de corrupción y mal gobierno, sobre nuestros hombros recae la expectativa de que seremos los agentes que entrarán al servicio público y corregirán los errores de nuestros antecesores y, finalmente, pondrán a Puerto Rico en buen camino. Concuerdo con parte de esta premisa, es evidente que ha existido un cambio hacia la perspectiva sobre lo que el gobierno debe ser, no obstante, nuestro gobierno y sociedad sufre mucho más que de meramente servidores públicos corruptos.
El sistema político de Puerto está enfermo y su fiebre lleva en continuo aumento desde los inicios del populismo de Luis Muñoz Marín y la llegada del discurso esperanzador estadista de Luis A. Ferré.
El contagio de esta enfermedad se ve en todos los ámbitos públicos y sociales de Puerto Rico, con él estableciendo la cotidianidad de las maneras arcaicas de hacer gobierno y política pública; las que, por más batallas que se den, persisten en los ideales de sus afiliados, sin importar la edad.
No podemos esperar un cambio en nuestro sistema gubernamental si no reconocemos la necesidad de deshacernos de estos partidos, y sus estructuras, que perpetúan y se sostienen de la enfermedad. Aún con las mejores intenciones que tenga el individuo, el monumento partidista le impedirá de desenvolverse de una manera que realmente atienda la necesidad por el cambio; y no vislumbremos a aquellos que interesan ingresar a la política conociendo de su enfermedad y conscientes de los beneficios que trae mantener al status-quo.
El cambio no se trae únicamente por la inserción de sangre nueva—se desarrolla mediante el cuestionamiento hacia las estructuras sociopolíticas que han manifestado, y se han mantenido por, el mal gobierno en Puerto Rico y el esfuerzo activo para combatirlas. No dudo en el potencial de mis pares para enfrentarnos al sistema político de Puerto Rico, pero este no mejorará por nuestra mera presencia en él. Se necesita deshacer y reconstruir.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

N’ KLABE ARRANCA EL AÑO CON DOS NOMINACIONES A PREMIO LO NUESTRO

Este 2021 se proyecta como extraordinario en la imparable trayectoria del aclamado grupo N’Klabe, ya que iniciando el año obtuvo dos nominaciones a Premio Lo […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: