La otra cara de las mascarillas y otros productos anti COVID-19

Prevenir el contagio en tiempos de coronavirus no es tarea fácil. A las recomendaciones de higiene y distanciamiento social también hay que recordar lo dañino que puede llegar a ser el caer bajo los efectos perjudiciales de las mascarillas, así como de todos los equipos de protección y limpieza que, aunque están diseñados para protegernos del COVID-19, también si hacemos un mal uso de estos nos pueden traer muchas malas noticias. Usar las mascarillas dentro del vehículo no es recomendable pues involuntariamente nos pone a inhalar constantemente el dióxido de carbono que deberíamos exhalar libremente.

La Organización Mundial de la Salud asegura que la gente tiende a tocarse más la cara cuando lleva puesta una mascarilla y esto puede aumentar el riesgo de contagio. Además, colocarla incorrectamente puede hacer que de igual forma entren partículas del virus. Usarla por mucho tiempo hará que la humedad de la propia respiración facilite la acumulación de virus y bacterias. El peligro de usar incorrectamente la mascarilla es más grave de lo que muchos imaginan.

La Dra. Iren Ortiz presidenta y fundadora de la compañía “Care4usMD” reconocida por sus servicios de Telemedicina en Puerto Rico y los Estados Unidos asegura que para que la mascarilla, los guantes, los productos de limpieza y otros elementos de protección ante el COVID-19 sean efectivos deben usarse con equilibrio.

Las Mascarillas:

En relación al uso adecuado de las mascarillas, la Dra. Ortiz asegura que lo que se debe hacer es agarrarlas por la tirilla que va por las orejas, cubrir la boca y la nariz adecuadamente. No tocarlas por la parte de la mascarilla que va en la nariz y en la boca, y evitar el uso excesivo de las mismas. Además, se debe evitar su uso en la casa, en el vehículo y en todos aquellos lugares en los que no compartimos con personas que puedan estar contaminadas.

Ortiz señala que muchas personas están recurriendo a las mascarillas de tela y las mismas se pueden usar siempre que tengan un filtro. Ante la escasez mundial de las mascarillas N95 la Dra. Ortiz recomienda que las personas que no estén asociadas al campo de la salud usen las de tela con filtro para dejar el mayor número de mascarillas N95 para los que se desempeñan en los centros médicos.

Los guantes:

Muchas personas pueden llegar a considerar que los guantes tienen ciertos“superpoderes”quebrindan un “escudo” para la piel ante el poder del coronavirus. Sin embargo, nada más alejado de la verdad. Aunque el uso de los guantes es recomendado para evitar contagiarnos con el virus a través de un contacto con la piel o de superficies como la del carrito del supermercado, si tocamos con ellos varios objetos y luego nos tocamos la cara no estamos haciendo nada y ya los guantes no se pueden volver a usar. Ortiz asegura que es importante lavarse las manos con frecuencia y especialmente recalca que si se les quiere dar un uso apropiado a los guantes hay que saber colocárselos y quitárselos. Aunque no es factible ni recomendable andar con una cajita de guantes para cambiárnoslos cada vez que escogemos un producto diferente, el buen juicio y el sentido común para lograr un equilibrio al respecto será fundamental. En cualquier caso, el buen lavado de las manos es una estrategia que nunca falla.

Los productos de limpieza:

Los otros “protagonistas de la película” además de las mascarillas y los guantes que dan la batalla ante el coronavirus son sin duda los productos de limpieza. Sin embargo, la concepción que muchas personas puedan tener del uso realmente efectivo de los productos de higiene y limpieza para prevenir el COVID-19, puede venirse abajo cuando éstos se usan en exceso. La Dra. Ortiz asegura que últimamente se han reportado muchos casos de dermatitis, irritaciones en la piel, asma y personas con sinusitis por el uso indebido y exagerado de estos productos. Muchas personas sienten que tienen algunos de los síntomas del coronavirus al sentir irritaciones en la piel o en los ojos, pero es a causa de los químicos de los desinfectantes.

Ante esta situación, la Dra. Ortiz recomienda que las personas hagan un uso equilibrado de los desinfectantes y mantengan sus casas bien abiertas. Al momento de limpiar la casa y las superficies, lo más recomendado es limpiar por secciones para que haya un lugar en donde podamos estar y no respirar constantemente los químicos que estos productos emanan. Si la persona es de piel sensitiva se pueden utilizar guantes para poder utilizar las toallitas desinfectantes y evitar todo el contacto con la piel.

Como la mayoría de los alimentos y hasta el agua misma, el uso excesivo y de forma incorrecta de la mascarilla y otros productos concebidos para protegernos del coronavirus, nos traerán consecuencias dañinas en vez de librarnos del virus. El equilibrio y el uso correcto de estos productos es la mejor solución en tiempos en los que cuidarnos y mantener el aislamiento social es tarea de todos.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Se reinventan los comercios del norte

El 2020 no solo ha cambiado la manera en que vivimos, sino también en la que consumimos, por tanto, el comercio local ha tenido que […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: