INICIATIVAS COMUNITARIAS FLORECEN EN ARECIBO

En el transcurso de la vida en sociedad, dependemos de trabajos gubernamentales para que nuestro diario vivir en el entorno que vivimos sea más placentero, más seguro y de mayor estímulo para el bienestar social.
Pero a veces no todo se puede enfocar en los Gobiernos, ya que se ocupan en temas que en algunos momentos son más esenciales para el pueblo. Ahí entran las iniciativas comunitarias. Personas que se visten de héroes para, con inventiva y sagacidad, poder hacer de nuestros espacios unos mejores. Hoy queremos reseñar dos de ellos, los cuales han hecho diferencia en Arecibo durante recientes tiempos.

JIMMY FERRER Y LAS PLANTAS DE LA MARGINAL.

Comenzamos con Jimmy Ferrer, líder comunitario de Reparto Márquez, quien mientras hacia ejercicios en la Marginal Victor Rojas de Arecibo se dió cuenta de que faltaba algo.
«Vi que la parte de la entrada (al pueblo de Arecibo) tenía un espacio divisional que tenía tierra para sembrar, pero nadie hacía nada», nos expresa Ferrer, quién de su propio peculio tomó la iniciativa de sembrar flores y embellecer esa área. El mismo se encarga de darles mantenimiento a las diferentes especies de plantas que se encuentran allí. Desde aproximadamente año y medio.
Pero los amigos de lo ajeno llegaron, y de madrugada aprovechaban la oscuridad la cual imperaba en el área para apropiarse de las plantas allí sembradas. Esta indignación e impotencia llegó a las redes sociales, quienes se volcaron en ayuda y donativos para seguir embelleciendo la Marginal.
«Comenzó la gente a llamar, a donar matas y flores. Hubo un momento en que no dábamos abasto, y tuvimos que comenzar a sembradas en otros lados de la ciudad» nos dice el encargado.
Ahora, con la ayuda de la Administración Municipal y de ciudadanos comprometidos, el proyecto sigue. Cada día son más las personas que se unen a este plan de embellecer la ciudad. «Es lo menos que puedo hacer por mi pueblo», sentencia Ferrer.

OLA DEL CIELO, PLAYA PARA LOS MENOS AFORTUNADOS.

Eulices Suárez, joven del barrio Islote de Arecibo, es un profesional del Surfing con varios Campeonatos Internacionales. Pero pensaba que le faltaba algo. Tenía que devolverle a la ciudad que lo vió nacer.
Se enfocó en ayudar a llevar a niños con discapacidades a poder disfrutar de lo que Dios nos ha brindado gratuitamente, la playa. De ahí surge la Fundación Ola Del Cielo.
«Ola Del Cielo es una Fundación sin fines de lucro. Brindamos clínicas y terapias de ‘bodyboardins’ a niños Sindrome de Down, autismo, hueso de cristal, espina bífida entre otros», expresa Suárez.
«En las fechas de nuestros eventos contamos con estaciones de ejercicio físico motor, chorreras en la arena, estaciones de pintura, estaciones de baile , la estación importante la de ‘Bodyboarding’, ahora tenemos las sillas de ruedas flotantes para las personas que no tengan movilidad y nuestros eventos se hacen tres veces al año. Son totalmente gratis para todos los participantes y familiares. Además contamos con grandes auspiciadores gracias a Dios que tenemos frutas todo el día, almuerzos , jugos, agua y hacemos sorteos regalando ‘Bodyboards,’ ‘t-shirts’, gorras y juegos de playas», señaló.
En los pasados días mediante donaciones, la Fundación pudo conseguir sillas flotantes para que los discapacitados puedan disfrutar del mar. Esta colaboración fué realizada por el Municipio de Arecibo, además de donaciones privadas.
«Ahora con las sillas flotantes, contamos con unas facilidades para que nuestros participantes que no cuentan con una movilidad total podemos buscarlos desde el estacionamiento de la playa, correr con la silla por la arena sin ningún problema y entrarlos directamente al agua y disfrutar como cualquier persona sin ningún problema», finaliza Suárez.
En fin, dos ejemplos de como poder hacer de un pueblo uno mejor.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

La historia de la banca en Mayagüez narrada en un libro

El profesor de Administración de Empresas de la Pontificia Católica de Mayagüez, Luis Manuel Baquero, rescata en su libro ‘Historia de la banca en Mayagüez: […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: