GOBERNADOR ANUNCIA CAMBIOS A LA ORDEN EJECUTIVA POR COVID-19

El gobernador Pedro R. Pierluisi presentó la nueva Orden Ejecutiva (OE) sobre la pandemia del COVID-19 que entrará en vigor el próximo lunes 24 de mayo en la que, entre otras modificaciones, se elimina el toque de queda y se permite la apertura de coliseos y lugares de eventos. Los nuevos cambios responden a una reducción sostenida por las pasadas semanas en la tasa de positivad y las hospitalizaciones, así como a un aumento en la cantidad de personas vacunadas en Puerto Rico.  

“Esta nueva Orden Ejecutiva estará en vigor por dos semanas, hasta el domingo 6 de junio, pues como he dicho continuaremos monitoreando todas las estadísticas para ajustar si fuera necesario o para continuar abriendo gradualmente. El nivel de positividad se estima que está en 3.5 porciento y las hospitalizaciones han bajado también, pero aunque esto nos brinda un panorama alentador, la realidad es que todos tenemos que continuar protegiéndonos con el uso de mascarilla, distanciamiento y la desinfección. No podemos bajar la guardia”, sostuvo el gobernador y añadió que, “con más de un millón de la población vacunada y la aprobación de vacunas para menores entre 12 y 18 años nos encaminamos a vencer por fin este virus”.  

El gobernador informó que aunque se elimina el toque de queda, los comercios incluyendo restaurantes podrán abrir hasta las 12:00 a.m. Igualmente, se aumentó la ocupación máxima de capacidad total para establecimientos comerciales y restaurantes a un 50 porciento, esto incluye a teatros,  anfiteatros y cines. Se permite la apertura de coliseos con una ocupación máxima de un 30 porciento de la capacidad total. 

“La industria del entretenimiento ha recibido un duro golpe con la pandemia, por lo que con las estadísticas que estamos viendo y la vacunación, ya podemos comenzar a abrir gradualmente sujeto a estrictos protocolos. El Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot está listo para comenzar a recibir el público, siempre salvaguardando la salud de todos”, expresó el gobernador.  

Por su parte, la directora ejecutiva de la Autoridad del Distrito del Centro de Convenciones, Mariela Vallines  expresó que, “hemos trabajado para este momento y estamos listos. Recibimos con mucho entusiasmo esta reapertura gradual del entretenimiento y los espectáculos. Le garantizamos al público que hemos cuidado cada detalle para que estén seguros y puedan disfrutar de las mejores experiencias que nuestras instalaciones como el Coliseo de Puerto Rico, el Centro de Convenciones y el Distrito T-Mobile les pueden ofrecer”.  

Para las actividades sociales y eventos en coliseos será necesario presentar evidencia de vacunación o en la alternativa una prueba viral cualificada SARS-CoV2 o prueba de antígeno.  

La Orden Ejecutiva también establece que los operadores privados que no atienden público pueden operar sin limitación de horario, esto incluye manufactura e industrias. En cuanto a las operaciones gubernamentales se requiere el trabajo presencial cuando sea viable, por lo que se eliminó la restricción de un 30 porciento cuando se reciba público.  

Sobre los campamentos de verano, los mismos se permitirán sujeto a los protocolos que realice y publique el Departamento de Recreación y Deportes en coordinación con el Departamento de Salud.  

Sobre los viajeros, una nueva Orden Ejecutiva sobre este particular enmienda las regulaciones que aplican a los pasajeros que lleguen a Puerto Rico. Los pasajeros de vuelos domésticos podrán presentar evidencia de que están completamente vacunados, es decir  que hayan transcurrido dos semanas desde la segunda dosis de Moderna o Pfizer, y dos semanas desde la única dosis de Johnson. De no estar vacunado, se mantiene el requisito de presentar resultado resultado negativo proveniente de una prueba viral PCR o prueba de antígeno realizada como máximo 72 horas antes de su llegada, o tener un resultado positivo de COVID-19 de los pasados 3 meses, pero con una carta médica que certifique que el paciente está recuperado y listo para viajar. Si la persona no trae alguna de las tres opciones, tiene un término de 48 horas para hacerse una prueba de COVID-19. Durante ese tiempo el pasajero debe estar en cuarentena. Si el resultado es negativo, puede culminar la cuarentena. Si el resultado es positivo, la persona debe aislarse. Se establece como obligación de que los pasajeros interactúen directamente con el SARA Alert.  

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

COLOCAN PRIMERA PIEDRA PARA RECONSTRUIR LA TERMINAL Y LA PISTA DEL AEROPUERTO DE VIEQUES

La Autoridad de los Puertos de Puerto Rico dio comienzo a los trabajos de reconstrucción de la terminal de pasajeros y de otras estructuras, incluyendo […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: