Evita la tensión de tus hijos con el Regreso a la Escuela

Libretas, libros, matrículas y materiales escolares son algunos de los artículos más buscados para el regreso a la escuela. Sin embargo, aunque esto es de suma importancia para la educación de los pequeños, la salud auditiva también debe ser una prioridad. El identificar a tiempo que existe un problema de audición es vital para que los niños puedan mantener un desarrollo favorable, en especial para el aprendizaje académico.
Una de las situaciones que muchas veces los padres y educadores pasan por alto son los desórdenes del procesamiento auditivo. En ocasiones podemos identificar niños que no siguen las instrucciones dadas en el salón de clase o simplemente se distraen con facilidad. Con lo cual se puede hacer un juicio equivocado sobre lo que en realidad le pasa al pequeño. Este desorden presenta un gran problema para que los niños puedan procesar y dar sentido a lo que escucha. De aquí la famosa frase, “No es lo mismo oír que escuchar”.
Algunas de las características más comunes son, retraso académico, problemas con la lectura, dificultad en algunas materias que en otras, retraso en el habla y lenguaje, periodo de atención corto, no se comunica mucho, dificultad para escuchar cuando hay ruido, intolerancia a sonidos de alta intensidad, pedir con frecuencia que le repitan lo dicho, problemas para seguir una conversación con más de una persona a la vez, presentan signos de cansancio al final del día escolar.
Los padres no deben desesperarse o frustrarse por esta situación. Existen diversas pruebas que ayudan a identificar este tipo de desorden. Para ello, se recomienda un examen que expone al niño a diversas señales auditivas esta es administrada por un audiólogo.
Mientras, que el patólogo del habla evalúa el uso del lenguaje receptivo y expresivo, a través de repetición o identificación de palabras. La edad recomendada es de 7 años en adelante.
Con el tratamiento adecuado este trastorno es prevenible. El tratamiento se enfoca en tres áreas: modificar el ambiente acústico y comunicativo dentro del salón de clases, enseñar destrezas de comprensión y remediar el déficit auditivo.
Tanto el audiólogo, el patólogo del habla y el terapista son herramientas esenciales para que el diseño de un tratamiento adaptado a las necesidades de cada niño. Una de las grandes metas es evitar que el niño se frustre, representando otros problemas como baja autoestima o aislamiento social.
En Precision Hearing and Balance Center contamos con audiólogos, patólogos del habla y terapistas expertos en este tipo desorden.
Queremos que los padres se sientan confiados y los niños disfruten de una experiencia académica enriquecedora.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Aumenta a $730 millones el premio de Powerball

“Exhorto a la ciudadanía a participar en este millonario sorteo y ver la posibilidad de que haya otro ganador en Puerto Rico. Para nosotros en […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: