EMPLEADOS DESPLAZADOS DE LA AEE PROTESTAN POR ESTAR CON LAS MANOS AMARRADAS

Un grupo de empleados desplazados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) se manifestó hoy en el Capitolio contra el gobernador Pedro Pierluisi y LUMA Energy por dejarlos con las manos amarradas y no poder servir al país en momentos donde el consorcio no cuenta con los empleados necesarios para trabajar las averías en el sistema eléctrico.

“Así como nos ven ahora, con las manos amarradas, Pierluisi y LUMA nos tienen a más de 2 mil trabajadores que queremos servir a nuestro país y a las miles de personas que se han quedado sin servicio desde que LUMA entró en propiedad el pasado 1 de junio. Digo en propiedad porque ellos llevan aquí más de un año y no han podido asegurarles a las personas el servicio esencial que es la energía eléctrica. Mientras este desastre sucede y muchos ancianos están pasando necesidades por no tener luz, nosotros, los que sabemos cómo trabajar las averías y mantener el sistema funcionando, estamos haciendo otras labores en otras agencias de gobierno”, explicó Walberto Rolón, celador IV.

El grupo de celadores subieron por las palmeras ubicadas en el área norte del Capitolio desde donde desplegaron mensajes alusivos a cómo se encuentran amarrados por consecuencia del contrato con LUMA Energy.

“Así como nos trepamos en estas palmas hoy, nos trepábamos todos los días en los postes para garantizar el servicio que el país se merece. Sabemos que Puerto Rico merece más y que la AEE hay que mejorarla, de eso estamos claro, pero LUMA lo que ha hecho es un desastre con el sistema. Una avería que nosotros podíamos reparar en cuestión de horas, con LUMA se está tardando días y hasta semanas en reparar. Si el Gobernador, hubiera enmendado el contrato y hubiese obligado a LUMA a absorber a todos los empleados, les aseguro que este desastre no estuviera pasando. Si los compañeros de relés y subestaciones estuvieran trabajando en lo que son diestros, el fuego de Monacillos no hubiese podido evitar. Si los podadores estuvieran, tendrían el control de la vegetación, si el grupo del centro de llamadas estuviera trabajando el tiempo de espera para reportar averías fuera menor y las faltas de servicio se atenderían más rápido. Si los compañeros de las comerciales estuvieran ejerciendo sus funciones los abonados no tuvieran que estar largas horas bajo el sol esperando que los atiendan para una gestión. Si los que saben estuviésemos, esto no estuviera pasando”, añadió Jorge Luis Gabriel Rodríguez celador III.

Los celadores salieron con las manos atadas desde el Capitolio hasta la Fortaleza a donde llevaron su reclamo.

“Vamos ahora a la Fortaleza para que Pierluisi vea el desastre que ha hecho. Que vea como ha dejado con las manos atadas a los hombres y mujeres que saben cómo mantener funcionando el sistema eléctrico de este país. Que vea, que mientras él nos amarró las manos, mucha gente sigue hoy en su casa sin luz. A muchas personas de escasos recursos se le sigue dañado la compra, los enseres y las personas que dependen del equipo médico están buscando como sobrevivir por la falta de energía eléctrica”, puntualizó Gabriel Rodríguez.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

DTOP REHABILITARÁ VÍAS DEL PAÍS CON $299 MILLONES DE FEMA

Hasta la fecha, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) ha obligado cerca de $299 millones al Departamento […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: