Empleados del Colegio denuncian violación de derechos y poca protección sanitaria

La Federación Laborista de Empleados Universitarios del Recinto Universitario de Mayagüez (FLEURUM), denunció la gestión de recursos humanos que la universidad está realizando durante el inicio del nuevo curso académico, y manifestó su preocupación ante la gestión del COVID-19.
FLEURUM, sindicato que agrupa a empleados no docentes tales como albañiles, plomeros, electricistas, conductores, mecánicos, técnicos de refrigeración y conserjes, entre otros, advirtió que el Colegio no ha llenado 200 plazas vacantes para dar mantenimiento a las facilidades del recinto. Esta situación ha provocado que los empleados que hay tengan que duplicar la labor. En conversación con Periódico Visión, el líder sindical Daniel Echevarría denunció que “hay empleados que hacen 2 y 3 áreas, al mismo tiempo y que han bajado las horas de trabajo, en violación al convenio”.
Ante esta situación, el gremio inició una serie de protestas el 12 de agosto, con una manifestación frente al edificio José de Diego, donde los empleados reclamaron reunirse con el rector, el doctor Agustín Rullán.Aunque el representante de la UPR-M no se encontraba en ese momento en el Campus, los manifestantes fueron recibidos por la doctora Betsy Morales, Decana de Asuntos Académicos, en funciones de Rectora Interina; el doctor Omar I. Molina Bas, Decano de Administración; y el doctor William Hernández, Ayudante Ejecutivo del Rector. Según fuentes de la UPR-M la posibilidad de diálogo se vio cortada ante la negativa del liderato sindical, quienes defendieron su reclamo de hablar directamente con el Rector.
“Él -Daniel Echevarría- rechazó esa posibilidad, ya que quería reunirse directamente con este servidor, por lo que también se le expresó mi disponibilidad de una reunión vía telefónica”, sostuvo Rullán, quien añadió que “como administrador, siempre he fomentado el diálogo y la comunicación”.
Por su parte, en declaraciones del portavoz de FLEURUM, la administración de la UPR-M está “violentando los derechos a la libre expresión por protestar. Nos descuentan del salario el tiempo de protesta.
En las últimas protestas el personal administrativo marcó las tarjetas con el tiempo que estuvimos protestando”. Señalan que en reunión con la señora Madeline Ríos, ayudante del rector, se reconoció que el recorte de salario fue de una manera ilegal, pero “no nos han devuelto el dinero. Continuamos con ese reclamo”, apuntó Echevarría. El Rector de la UPR-M manifestó defender el derecho a la protesta, pero mostró preocupación por la falta de medidas de seguridad en los piquetes.
“Jamás violentaremos el derecho a la libre expresión, no obstante, en estos momentos donde las aglomeraciones de personas en un mismo lugar aumentan el riesgo a la propagación del COVID-19, organizadores y Administración debemos tener muy presente el tomar medidas de salud y seguridad necesarias en beneficio de todos”, afirmó Rullán.

Condiciones laborales frente al Covid-19

En ese sentido, FLEURUM denunció a Periódico Visión una supuesta falta de medios de protección para prevenir contagios entre los empleados. Desde la Federación aseguran que “somos los únicos trabajadores presenciales y no nos están dando las medidas de seguridad para trabajar en estos momentos de pandemia”. La universidad sostiene lo contrario. En comunicado de prensa el rector indicó que “se les adiestró sobre este protocolo y se les proveyó tanto del equipo necesario de seguridad personal como de los materiales de higiene personal y de desinfección necesarios para sus respectivas áreas”. Sin embargo, desde el sector sindical reconocen que a pesar de que la universidad compró unas mascarillas con el logo de la institución “no quedan cómodas, no se puede respirar, el size es muy pequeño”. Adicional a eso, según Echevarría “no se nos está tomando la temperatura”.
La agrupación obrera denunció que, aunque la universidad tiene hand sanitizer y alcohol, “no se provee, lo tienen en almacenes”.
Están promoviendo que cada uno traiga su alcohol y su mascarilla”. Adicional a esto, Echevarría denunció que los servicios médicos del Colegio no están disponibles para los empleados. “Estamos solicitando que los servicios médicos del recinto deben estar abiertos. Hace unas semanas tuvimos un accidente con un compañero y tuvimos que exponerlo a una sala de emergencia, porque los servicios médicos no estaban disponibles.
Hay una doble vara: nosotros sí podemos exponernos, pero los administradores se cuidan muy bien”. El próximo día 25 está programada una nueva reunión entre ambas partes para resolver el conflicto laboral. “Reitero nuevamente que, para hablar con este servidor, solo se requiere llamar a mi Oficina y hacer una petición de reunión”, apuntó Rullán. Desde la FLEURUM avisan: “No vamos a descansar hasta conseguir nuestros reclamos”.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Padres piden mejoras a la escuela María Luisa Arcelay

La educación no es cosa de juegos. La comunidad de la escuela María Luisa Arcelay en Mayagüez enfrenta muchos desafíos y ha realizado una serie […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: