El Radiotelescopio de Arecibo dejó su huella para la ciencia

Luego de más de 50 años de existencia el radiotelescopio de Arecibo llegó a su fin. Tras el desperfecto que sufriera uno de sus cables auxiliares el 10 de agosto de este año, la estructura fue dando señales de su pronto ocaso y finalmente, el 1 de diciembre, la estructura que tantos logros había aportado a la ciencia, colapsó. Aunque muchos quisieran ver cómo el radiotelescopio de Arecibo pueda resurgir “de las cenizas” y volver con nuevos bríos a los cielos, la realidad es que por lo pronto no existe ningún plan para levantar un segundo radiotelescopio Ben el lugar. Aunque existen ideas y propuestas, en el lugar abundan los recuerdos acerca del legado que para la ciencia dejó el famoso radiotelescopio.

1964

El astrónomo Gordon H. Pettengil utilizó el instrumento para descubrir que, contrario a lo que se creía entonces, la rotación del planeta Mercurio era de solo 59 días. Antes de este hallazgo, se había estimado que dicho planeta tenía una rotación de 88 días. En 1968 se obtuvo la evidencia suficiente gracias al observatorio para asegurar que las estrellas de neutrones realmente existían.

1974

Un joven profesor universitario envió a su primer estudiante doctoral a pasar varias semanas en Arecibo para cazar púlsares. Luego de semanas de identificar púlsares nuevos para la ciencia, una de las señales que se analizó se veía extraña y diferente al resto ya que no tenía una periodicidad típica. Tras varios días de observación el Dr. Russell Hulse y el Dr. Joseph Taylor se convencieron de que lo que estaban observando era un nuevo objeto astronómico

1975

Los científicos publicaron un artículo acerca deldescubrimiento de PSR 1913+16, el primer púlsar binario. En 1993, ambos recibieron el Premio Nobel en física por su hallazgo el cual tuvo profundas implicaciones para las ciencias astrofísicas y la teoría general de relatividad.

1989

El Observatorio consiguió una imagen directa del asteroide 4769 Castalia, el primero descubierto con un radiotelescopio. La búsqueda de exoplanetas, muy de moda por estos tiempos, tuvo sus inicios precisamente en el lugar.

1990

La búsqueda de planetas fuera del sistema solar comenzó en el radiotelescopio de Arecibo cuando el astrónomo polaco Aleksander Wolszczan descubrió la estrella pulsar PSR B1257 +12, localizada a 1,000 años luz del sol. En esta estrella dos años después se descubrieron los primeros dos exoplanetas o mundos fuera de los ocho que circulan alrededor de nuestro sol. Aunque hoy en día realizar un viaje a un exoplaneta ubicado a solo 4 años luz de distancia tomaría cientos de años, quizás en algún momento exista la tecnología para poder viajar en un tiempo razonable 1,000 años luz de distancia y recordar que esa estrella fue descubierta en el siglo XX por el radiotelescopio de Arecibo.

2018

Se detectaron moléculas de metanimina y cianuro de hidrógeno a partir de mediciones de espectroscopia de la galaxia Arp 220. Estos dos compuestos, junto al agua, forman el más simple de los aminoácidos que generan las proteínas en los seres vivos.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

REHABILITACIÓN VOCACIONAL OTORGA SOBRE 6 MILLONES PARA ESTUDIANTES CON IMPEDIMENTOS

La administradora de la Administración de Rehabilitación Vocacional (ARV), Madeline Hernández Dipiní, destacó la millonaria aportación para el pago de diferencial de matrícula a estudiantes […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: