El Casino de Mayagüez recibe amenazas de desalojo

Mayagüez puede presumir de contar con la institución cultural más antigua del país: el Casino de Mayagüez. Este club social y entidad cultural data del año 1873, y es anterior a otras sociedades socioculturales del país como el Ateneo.
El Casino de Mayagüez fue una asociación que representó en sus orígenes a la clase criolla de la ciudad, en oposición a otras organizaciones como el Casino de Artesanos, que aglutinaba a la clase obrera mayagüezana.
El club social tuvo su sede en diversos puntos del casco urbano de la ciudad, siempre en edificaciones de lustre y prestigio a la altura del poder adquisitivo de sus miembros.
Actualmente, la institución ocupa el espacio construido en 1932 por el arquitecto Francisco Porrata, conocido como edificio Igarzúa, en la intersección de las calles Ramos Antonini y Del Río, al costado de la Catedral de Nuestra Señora de la Candelaria.
Es precisamente este enclave arquitectónico, una de las joyas del patrimonio edificado de la ciudad, el motivo de discordia entre la institución cívica y el ayuntamiento de la ciudad.
En 2011, bajo la presidencia de Alfredo Ocasio, la junta del Casino solicitó al municipio la compra del edificio a sus dueños, quienes tenían planes de expulsarlos, a cambio de permitirles seguir en el lugar y cederlo, cuando así fuera solicitado, para actividades municipales.
Ese acuerdo permitió al Casino mantener sus operaciones en la sede que ocupaban desde los años 30.
Sin embargo, recientemente la junta del Casino recibió la notificación, vía abogado, de que debían desalojar el edificio, por reclamo del municipio.
Alfredo Morales, profesor de la Universidad de Puerto Rico, escritor y gestor cultural, y actual presidente del Casino, denunció a este medio lo arbitrario del reclamo, asegurando que el Casino nunca ha dejado de ofrecer actividades culturales a la ciudad.
“El casino nunca ha cerrado. Desde el 2018 yo soy presidente, y me he dedicado a mejorar el edificio. El acuerdo era que nosotros pagábamos agua y luz, y le dábamos manteniento, y si el alcalde lo quería usar para algo, se le cedía”.
Morales señaló que aunque hubo un rumor de cierre, el mismo no surgió del seno del Casino, sino de un empleado municipal.
“El edificio le da prestigio al municipio. En medio de la renovación fundamos dos salas nuevas: la Sala de Estudios Mariano Riera Palmer y el Pabellón Histórico de la Mujer. Incluso Arte y Cultura añadió las salas y su inauguración en el programa del municipio”.
Además de renovar el mobiliario y el espacio físico, Morales enfatizó, como signo de la vitalidad de la institución, que han estado atemperando la política del Casino a los nuevos tiempos, a lo requerido por FEMA para el desembolso de fondos federales para la reparación tras los huracanes de 2017.
“Somos un Casino de puertas abiertas e inclusivo. Hemos incluido a la comunidad sorda, también tenemos a la comunidad LGBT, y toda la directiva, salvo yo, son mujeres. Antes solo había una mujer. Esto era antes un club de hombres ilustres”, indicó.
A pesar de todos estos cambios para modernizar el espacio y la cultura de la organización, el experto en Estudios Hispánicos denunció que el pasado 28 de julio, recibieron una carta “dándonos 30 días para desahucio. Sin ninguna conversación previa con la Junta”.
Morales advirtió que el municipio nunca ha respondido a su solicitud de recibir el acuerdo de colaboración firmado por el ex-presidente. Además, acusó al municipio de no estar abierto al diálogo, pues no han permitido celebrar una reunión entre ambas partes.
“Las cartas enviadas al abogado del municipio en respuesta a la solicitud de desalojo nunca han sido respondidas. Es inmoral que nos echen a la calle.”.
Morales no tiene constancia si el alcalde está enterado de esta operación debido a que “el ‘cacique’ está escondido en medio de la crisis y las investigaciones”, expresó.
Por eso, advierte que “si nos echaran del edificio sería un gran desprestigio para la ciudad, mucho mayor que lo que ya tienen. No puedes hacer una orden de desahuacio si hay un acuerdo previo”.
Por último, el actual presidente de la institución enfatizó que “la entidad no va a cerrar. Nos pueden sacar, pero el Casino somos nosotros. Nadie puede usar el nombre, ni hacer actividades en nuestro nombe. Somos una entidad, el edificio tiene ese prestigio por nosotros”.

Se expresa el ex-presidente del Casino

Alfredo Ocasio, abogado y presidente del Casino durante lo años 2011, 2012 y 2014, denunció en redes sociales la movida orquestada por el municipio contra la sede de la institución.
Ocasio, quien acordó la compra del edificio por parte del municipio para evitar que los dueños convirtieran el espacio en locales de oficinas, denunció que “de ser cierta la situación de que el municipio quiere desalojar al Casino de Mayagüez de su sede, se estaría rompiendo el compromiso y la palabra empeñada entre el alcalde y este servidor de preservar la sede para la institución del Casino de Mayagüez. Sería un golpe mortal para el Casino y Mayagüez perdería una de sus organizaciones cívicas que la distinguen a través de todo Puerto Rico”.
Por ello, expresó públicamente su “disponibilidad para regresar al Casino a ayudar a salvar esta institución mayagüezana y exhorto a todos los mayagüezanos a unirnos en esta gesta para lograr que no se apague una de las luces culturales de nuestra ciudad”.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

SENADOR RAMÓN NIEVES INTERPELÓ Al SECRETARIO DEL DRNA RAFAEL MACHARGO

El senador por el distrito de Ponce, Ramón Ruiz Nieves, participó de la interpelación que el Senado realizó este miércoles 08 de septiembre al secretario […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: