Doctor boricua afectado por Covid-19 denuncia mala gestión del Departamento de Salud

El virus del COVID-19 será recordado en el futuro por muchos motivos, entre ellos por no haber distinguido entre naciones, clases sociales o razas. Sus “víctimas” han sido personas de toda condición, incluida la clase médica y personal sanitario.
Uno de los galenos afectados por este virus que ha marcado el 2020, fue el ex-alcalde de Aguada y pediatra Luis Alberto “Berty” Echevarría.
Echevarría conversó con Periódico Visión para compartir su testimonio, prevenir a quienes aún dudan del poder de la enfermedad, y denunciar las malas prácticas en la prevención de la pandemia en Puerto Rico.
Su tono durante la entrevista era de decepción, por un lado, y de enfado por otro. La pasión con la que habla de su profesión, la medicina, se convierte en dolor al haber comprobado cómo el Departamento de Salud tiene en absoluta desprotección a la primera línea de defensa contra el virus: doctores y enfermeros.
El pediatra advirtió que el sistema de rastreo del gobierno ha sido un absoluto fracaso, al punto que en su familia, donde él, su esposa y su hija fueron contagiados, nunca los llegaron a contactar para verificar sus movimientos y contactos previos.
“La señora que contagió a la maestra que falleció en Rincón, en marzo, fue a Estados Unidos y contagió a dos personas en un cumpleaños. Hasta hace un mes el Departamento de Salud no la había contactado”, aseveró.
“Salud ha arrastrado los pies. Solo se limitaban a decir cuántos murieron y se infectaron. A mi todavía no me han llamado, y los tres estuvimos con COVID. Es triste que en Puerto Rico haya estas prácticas. El secretario no ha sabido cómo manejar la pandemia desde el concepto médico”, denunció el pediatra guajón.
Pero Echevarría no culpa sólo a Lorenzo González, actual Secretario de Salud, de la mala gestión. El problema de salud en Puerto Rico y el alto número de muertes por COVID-19, según su opinión, se debe al modelo de salud implementado por Pedro Rosselló durante su mandato en los años noventa.
“Ya casi no quedan médicos por la reforma de Pedro Rosselló, quien vendió los hospitales terciarios, e hizo unos cambios con un daño irreparable al sistema de salud que teníamos, que era la envidia del mundo entero”, apuntó.
“Ahora, los hospitales son los alcahuetes de los planes médicos, y los pacientes pasan las de Caín. Ahora es el plan médico quien decide qué estudio se hace y cuál no. Ha sido un daño irreparable. La corrupción se paga duro. La mala implementación del sistema de salud de Pedro Roselló es parte del problema”, denunció.
Como médico, su crítica está fundamentada en su experiencia profesional. Pero también en el trato recibido durante su enfermedad lo hizo reafirmarse en el mal servicio de algunos hospitales en Puerto Rico.
“Estuve 10 días en el Hospital de la Concepción, en San Germán, entre la vida y la muerte. Primero fui a Moca, al San Carlos, y allí me hicieron la prueba rápida y dio negativa. Aunque me sentía muy mal, no me hicieron la molecular”, explicó.
“Yo tenía anosmia, falta de olfato, uno de los síntomas del COVID-19. Como me sentí maltratado en esa institución, me fui a San Germán con mi hijo Alberto, y allí recibí un trato excelente. Me atendieron la doctora Vidal, el Doctor Yussef, y el neumólogo Axel Vélez”.
Para tratar la enfermedad, que el doctor calificó como “estar pasando el Niágara en bicicleta”, le suministraron remdesivir por vena, oxígeno, vitamina C, prednisona, anticoagulantes y vitamina D.
“No podía ir ni de la cama al baño. Pensé que no regresaba a mi casa. Sentí temor, me sentí solo. Pero por suerte los indicadores mejoraron”, expresó el pediatra.
Sobre los medicamentos y los tratamientos, Echevarría dijo que “parecía un dálmata en el abdomen”, al recordar las consecuencias de los pinchazos en su barriga y el sufrimiento de la enfermedad.
Por eso, su opinión sobre la vacuna es clara. “La única solución es la vacuna. Si se hubiera puesto antes, habría mucha gente viva. Felicito a los boricuas que se quieren vacunar”.
Por último, Echevarría exhortó a sus colegas doctores a retomar poco a poco la medicina presencial, para evitar que la salud en el país se siga deteriorando.
“Al presente, quiero decirle a los colegas médicos que está bien que vean pacientes por teleconsulta, pero nada sustituye una visita cara a cara”.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

En formato virtual los 25 Años de los Reyes Isabelinos

Fieles a su cita, los Reyes Isabelinos regresan un año más para traer alegría y felicidad a todos los niños y niñas del oeste de […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: