Deporte ciudadano en tiempos de COVID-19

Practicar deporte de nuevo, al menos con seguridad y distanciamiento, ya es una realidad en la isla. Tras las medidas anunciadas por la gobernadora Wanda Vázquez Garced en días recientes, el deporte recibió una “luz amarilla” para que muchos puedan de forma segura y distante realizar actividades físicas. Por el momento, no están permitidas algunas disciplinas que requieran un contacto físico. Es por ello, que muchos otros deportes como el caminar por parques, andar en bicicleta o jugar tenis entre otros, si están permitidos, siempre que se recuerde seguir el mayor distanciamiento posible y portar la mascarilla.  

 Esta posibilidad llena de alivio y salud mental a muchos que ven en el deporte, una manera de aliviar el estrés y la ansiedad causadas tras más de 8 semanas de no poder salir a practicar deporte a causa de la pandemia en la isla. 

En diversos pueblos del oeste, muchos han podido volver a caminar, trotar o a pedalear en bicicleta, contribuyendo así a mejorar su salud física y mental. Parejas, familias y grupos de amigos de diferentes edades se reúnen distantes en diversos puntos para practicar deporte, manteniendo en todo momento una distancia y prevención ante el COVID-19. Volver a sentir la libertad de correr, el impulso de una bicicleta o el sonido de la bola de tenis al chocar con la raqueta es algo que muchos extrañaban y que gracias a esta “luz amarilla” para la práctica deportiva que ha emitido el gobierno en la isla se ha convertido en un sueño hecho realidad. 

Ejercicios en familia 

La historia de Pascual Guzmán y su familia es un ejemplo de cómo en San Sebastián de Las Vegas del Pepino, las personas han vuelto a practicar deporte. Esta familia está decidida a contribuir a que la batalla contra el coronavirus gane cada vez más terreno. Ellos están seguros que el caminar y realizar alguna actividad física les hará mucho bien sobre todo después de haber estado más de 2 meses sin poder realizar ningún deporte a causa de la pandemia. Pascual y su familia antes acudían a la Pista Atlética de San Sebastián. Sin embargo, desde hace pocos días caminan por media hora en los senderos y rutas existentes del complejo deportivo “Hacienda La Fe” de San Sebastián. Para esta familia boricua, quienes caminan usando la mascarilla y manteniendo la distancia de otros corredores o caminantes, la actividad física es muy importante, pues además de ayudarles físicamente, fortalece la salud mental en estos tiempos en que se busca vencer la pandemia. 

Amor por el ciclismo 

La vida de Arnaldo Pérez, ha estado desde los últimos 8 años, llena por la pasión del ciclismo. Desde el año 2012, se unió a varios amigos y “panas” en la práctica de este deporte, aunque en un comienzo lo concibió como algo para pasar el rato o como él lo llama: un “vacilón”. Desde el 2015, comenzó a ser parte de un equipo voluntario de mantenimiento de rutas ciclísticas y deportivas de Rincón. Estas rutas son usadas por múltiples deportistas, tales como: surfistas, caminantes, personas que realizan recorridos en caballo y ciclistas, entre otros. Mantener estos senderos no es tarea fácil, pero es algo que Pérez realiza junto a otras personas con paciencia y dedicación. A través del grupo en Facebook “El Faro Rincón Trails”, amigos y fanáticos del ciclismo se han contactado para saber el estado de las rutas para practicar el ciclismo que existe en Rincón. Gracias a estos senderos en el lugar se han podido realizar competencias ciclísticas a nivel internacional que han contribuido con el deporte en el oeste de la isla.  Pérez, fue nombrado Director Marshall de estas competencias ciclísticas en Rincón y mediante esta labor voluntaria coordina las rutas de los eventos en donde la pasión por la velocidad de las bicicletas se pone a prueba en un recorrido costero muy singular. El esfuerzo de Pérez por mantener en buen estado estos senderos ha estado acompañado de la labor y el consejo de Edwin “Don Aví” Estévez, uno de los grandes expertos en la organización y el cuidado de rutas deportivas en Rincón por muchos años. Además, muchos otros ciclistas y personas de la comunidad se han preocupado por el estado de estas vías. Pérez, quien ha estado practicando el ciclismo por mucho tiempo, asegura que ya muchos han vuelto a las rutas que para este deporte existen en la región. En tiempos en que la batalla contra el coronavirus en la isla continúa, realizar actividades deportivas se ha convertido en un “aliado” excelente para la salud mental de los ciudadanos. El aporte de Arnaldo al deporte en el oeste de la isla llena de inspiración y compromiso a muchas personas que aprovechan cada espacio de esta bella “isla del encanto” para ejercitarse y “sudarla” a plenitud. 

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Compañía mantendrá a sus empleados trabajando desde casa

A pesar de que en el país ya comenzó la segunda fase de reapertura de establecimientos y el regreso escalonado al trabajo, la compañía Kimberly-Clark […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: