Departamento de Salud incrementa cerco aéreo contra el COVID-19

Desde este miércoles 28 de abril, en conformidad con la orden administrativa número 2021-499, es requisito obligatorio en todos los aeropuertos de la isla para poder ingresar, traer una prueba molecular negativa de COVID-19. De lo contrario, los viajeros se exponen a pagar una multa de $300. Si la persona, al momento de entrar no presenta el resultado, tendrá un plazo de 48 horas para poder hacerlo. De no presentar en este período el documento, la multa podrá ser pagada en la página web www.multas.salud.pr o a través de la colecturía. El Departamento de Salud informó que para poder ayudar a que la recepción de la prueba molecular negativa de COVID-19 sea más rápida, se habilitó el portal www.travelsafe.pr.gov o www.viajaseguro.pr.gov A través de estas páginas, las personas que regresen a Puerto Rico deberán ingresar toda la información solicitada antes de su arribo a la isla. Una de las características del sitio es que la información del pasajero que se crea al aperturar una cuenta por primera vez queda guardada en el portal para declaraciones de futuros viajes. Las personas que lleguen a cualquiera de los aeropuertos internacionales de la isla sin una prueba negativa de COVID-19, recibirán entonces un referido para hacerse la prueba en un laboratorio, ya sea en uno que tenga el mismo aeropuerto o en cualquier laboratorio de la isla que pueda entregar los resultados en menos de 48 horas. La medida, es una de las decisiones del gobierno que busca frenar el incremento de casos positivos y hospitalizaciones por la pandemia del COVID-19.
Hasta el martes, 27 de abril, la cifra de decesos superaba los 2,270 casos y las hospitalizaciones estaban en más de 550 casos. La decisión de multar con $300 a quien no tenga un resultado negativo de una prueba molecular de COVID-19, pareciera ser una medida que busque cercar el avance del virus en el país. Sin embargo, muchos dudan en que realmente esta medida sea la solución. La capacidad de velar porque esta norma se cumpla, así como la poca disponibilidad de muchos laboratorios en entregar el resultado de la prueba molecular en menos de 48 horas, es parte del problema. Cuando faltaban pocos días para que entrara en vigor esta norma, muchos no tenían claro cómo realizarían el pago de la multa. Además, las 48 horas de plazo luego del arribo a la isla que las autoridades están dando para que el viajero suba la prueba al portal, no es en muchos casos, un tiempo suficiente.
El aeropuerto internacional de San Juan, Luis Muñoz Marín, cuenta con un laboratorio que entrega los resultados de la prueba molecular el mismo día. La misma tiene un costo aproximado de $150. Si la persona tiene un plan médico de Puerto Rico, será decisión del plan el cubrir la totalidad del costo de la prueba o pedirle un deducible. El mismo pudiera estar rondando los $25 aproximadamente. Miguel Santiago Irizarry, director regional de Porta de Sol de la Compañía de Turismo en Aguadilla, indicó que en el Aeropuerto Rafael Hernández el viajero puede hacerse la prueba molecular. Sin embargo, el funcionario reconoció que la capacidad de pruebas en este aeropuerto del oeste no es suficiente para cubrir a las casi 500 personas que llegan diariamente en promedio a la isla. Irizarry explicó, que de las personas no poder realizarse la prueba en el aeropuerto deberán acudir a un laboratorio para obtener la misma. El laboratorio Borinquen en Aguadilla, es uno de los pocos lugares en donde se puede conseguir de 3 a 4 horas los resultados. El costo de la prueba molecular en este laboratorio es de $100. Sin embargo, en aquellos laboratorios de la isla que tengan que enviar los resultados a San Juan para procesar la muestra, los resultados pudieran demorarse de 48 a 72 horas. Irizarry aseguró que el Aeropuerto Rafael Hernández realizó varios cambios para contribuir en la lucha contra el COVID-19. En este sentido, indicó que se reprogramó la frecuencia con que los vuelos llegaban a Aguadilla. Irizarry señaló que antes de la pandemia, dos vuelos llegaban casi de forma simultánea pero ahora se programaron para que haya una distancia de una a 2 horas entre uno y otro. También expresó que el aeropuerto de Aguadilla cuenta con una máquina de escáner infrarrojo para detectar la temperatura del viajero. En dicho aeropuerto regional funcionan por el momento dos líneas aéreas con vuelos diarios hacia los Estados Unidos. Se espera que para mayo se añada otra línea aérea, pero aún no está confirmado.
La capacidad de las autoridades por informar y hacer cumplir las nuevas normas aéreas para combatir el COVID-19 en los aeropuertos de la isla, será fundamental para determinar la efectividad de estas normas.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Casa Protegida Julia de Burgos: Refugio contra la violencia doméstica

Con la llegada de la pandemia la actividad económica se vio paralizada, las escuelas cerraron y toda la vida en el país pasó al ámbito […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: