Denuncia irregularidades en proyecto para contratos de empleados de confianza

Mayagüez vive su peor crisis política en los últimos 30 años. Las pesquisas realizadas en la alcaldía y las denuncias que pesan sobre la actual administración han puesto al alcalde, José Guillermo Rodríguez, en una situación muy comprometida.
Sin embargo, a pesar de todos los problemas políticos, judiciales y económicos que enfrenta la ciudad, desde la oposición se mantiene un extraño silencio que impide que se desarrollen acciones encaminadas a la renuncia del alcalde.
El malestar que se vive en la calle no tiene una respuesta contundente desde la esfera política, y muchos electores se preguntan dónde están los partidos de minoría en el municipio.
Periódico Visión conversó con la legisladora municipal Maritza Rosas Rojas, del Partido Nuevo Progresista, para conocer sus impresiones sobre la situación política actual, e indagar en los proyectos legislativos de su colectividad para la ciudad.
Rosas Rojas se mostró indignada con el dinero desaparecido del municipio, y expresó sentirse engañada.
“Yo no estoy muy contenta. Cuando fui legisladora por primera vez, en 2012, yo aprobé el proyecto de los 9 millones para hacer el centro de trauma. Voté a favor con ese propósito. Incluso una de las asambleas municipales la hicieron fuera del hospital, para explicarnos qué es lo que iban a hacer. Lo vendieron bien bonito”.
La legisladora manifestó que “ahora mismo, si por cualquier circunstancia nos pasa algo y tenemos que ir a un centro de trauma, no lo hay. Estoy indignada como legisladora y como ciudadana. El deber de ellos era usar el dinero para otra cosa”.
En su papel de asambleísta, tan pronto tuvo conocimiento de la denuncia federal, presentó un proyecto “pidiendo que las personas que tienen que ver con ese dinero sean investigados. Como al mes, la presidenta me llamó antes de la asamblea para decirme que no habían aprobado el proyecto”, denunció.
La misma presidenta de la Asamblea, informó la legisladora, le interrogó sobre si “alguien del PNP me había instigado a hacer el proyecto. Le dije que no. Yo lo hice para averiguar dónde están los 9 millones. Están ocultando algo. El que no tiene hecha no tiene sospecha”, sentenció.
A pesar de que su proyecto fue rechazado, Rosas Rojas exige la renuncia del alcalde.
“Se supone que el alcalde renuncie, al día de hoy sigue sin dar cara al público. El vino a salir a los medios cuando se mete la policía en la alcaldía. Todo lo que dice de que él no sabe nada, es pura mentira, porque él es el mandatario, y cualquier documento que sale de la alcaldía tiene que ser visto por él. Sus personas de confianza eran sus asesores, iban a todas las actividades con él. Eran como los guardaespaldas, es muy raro que él no sepa nada”.
Aunque la renuncia sigue sin llegar y las propuestas para investigar el caso desde la propia asamblea son negadas, la asambleísta confía en que “la verdad se va a saber pronto”.
Asamblea municipal trató de pasar proyecto para contratar 35 empleados de confianza
Según Rosas, la última asamblea municipal se dio en unas circunstancias un poco extrañas. Además de ser convocados en el Centro Cultural Baudilio Vega, debido a que los aires en el parque Isidoro García -lugar habitual de reunión- siguen dañados, la sesión duró apenas media hora.
En ese breve encuentro, entre otros temas, se intentó aprobar el nombramiento de 35 empleados de confianza.
“Aquí a eso lo llaman atornillar. Nunca dieron el listado de los nombres, y el reglamento dice que hace falta el nombre y que la persona esté presente. No puedes nombrar asesores fantasma. En el documento tampoco decía el tipo de cargo. Desde el PNP nos negamos, y quedaron en ofrecer la información en la siguiente asamblea”.
La legisladora aseguró que aunque se ofrezca el listado completo, “anticipo desde ahora que vamos a votar en contra. Ellos botaron empleados porque no había dinero, y a los que botaron no les han pagado vacaciones y enfermedad. Si no hay dinero para eso, cómo va a haber para 35 personas de confianza”, cuestionó Rosas.
La dinámica política de Mayagüez ha generado que históricamente incluso los votantes del PNP dieran su voto al alcalde popular, debido a su figura carismática y a la prosperidad que durante algunos años disfrutó el municipio gracias a la presencia de fábricas y la actividad del puerto.
Sin embargo, en los últimos comicios la ventaja tradicional que el alcalde obtenía gracias a ese préstamo de votos de sus adversarios ideológicos, se vio muy afectada. A ese respecto, la legisladora estadista aseguró que “ahora se acabó el pan de piquito, porque antes incluso los PNP votaban por él, pero ya se acabó”.
Preguntada por los motivos que impidieron arrebatar la alcaldía al Partido Popular en las últimas elecciones, Rosas Rojas señala a la presidenta municipal de su partido y excandidata a la alcaldía.
“Si Tania Lugo se hubiera metido a hacer campaña podríamos haber ganado. A la gente le gusta ver acción, que te vean haciendo por el pueblo, y que te den un servicio y que te quedes satisfecho”.
Sobre el trabajo legislativo de la minoría penepé en Mayagüez, la asambleísta informó que “ahora mismo no estamos trabajando nada. Nosotros como legisladores nunca hemos hecho proyectos. Yo solo hice uno, que era ponerle nombre al cuartel Castro Berrocales. Solo vamos allí con lo que ellos (el PPD) plantean y votamos”.
A pesar de no tener proyectos legislativos, manifestó su deseo de ver mejoras en la limpieza de la ciudad y en el estado de las carreteras.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Impulsan vacunación del 100% de los empleados de empresas y comercios

VOCES, Coalición de  Inmunización y Promoción de la Salud de Puerto Rico, en alianza con la Asociación de Industriales de Puerto Rico, el Departamento de Desarrollo […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: