De Aguada a las oficinas de Google como ingeniero de software

Trabajar en Google puede ser el sueño de muchos: epicentro de la revolución tecnológica y condiciones de trabajo increíbles. Pero para el joven aguadeño Jahdiel Álvarez, ese sueño que tenía desde pequeño, se convirtió en realidad al momento de ser contratado por la empresa.

Su pasión por la tecnología comenzó desde que veía a su padre trabajar en computadoras. Por lo tanto, decidió realizar su bachillerato en ingeniería de software en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez (RUM). Mientras estudiaba fue admitido en Carnegie Mellon University, facultad destacada en el área de ciencias de la computación y robótica. Por tres años consecutivos asistió a la institución durante el verano para realizar investigaciones que le permitieron abrirse al mundo de la tecnología. Durante ese tiempo, el joven entendió que podría lograr entrar a una compañía exitosa. Sin embargo, durante su último año de bachillerato admitió que comenzó a olvidar la idea de entrar a Google y solo esperaba tener un empleo estable.

Álvarez también comentó que de no ser por la oportunidad ofrecida no hubiese solicitado en la compañía. “A medida que uno va creciendo y experimentando la vida, se van moldeando las metas. Google ya había quedado solo como un sueño, yo pensaba solo voy a buscar un buen empleo en una empresa, cuando surge la oportunidad. Entonces, recordé que uno no puede soltar sus sueños. No creo que hubiese aplicado a Google, pero ellos me contactaron y decidí echar para adelante y trabajarlo” comentó.

El joven aguadeño realizó seis internados durante los cinco años de bachillerato, con empresas como BrainHi, RoadBotics y Wovenware. Por lo tanto, mantenía actualizada su información y experiencias en la plataforma de LinkedIn. Entonces una reclutadora puertorriqueña graduada del RUM se fijó en el resume y perfil del ingeniero y le presentó la oportunidad laboral. El joven aguadeño no tuvo que aplicar a la posición, pero si pasó por un proceso riguroso de cuatro entrevistas. Luego de dos meses, recibió la noticia de la selección. “No tuve que aplicar, sino que en febrero me contactó una de las reclutadoras de Google por mi perfil en LinkedIn y realicé las entrevista a través de plataformas virtuales, fue complicado, pero logré pasarlas exitosamente” señaló Álvarez. Por otro lado, el joven, parte de la clase graduada 2020 del Colegio de Mayagüez, compartió su experiencia como candidato y admitió que la empresa busca personal que esté dispuesto a trabajar y que eso se vea reflejado en la hoja de vida. “Todo el mundo tiene el potencial, pero hay que esforzarse. 

Google busca ese conocimiento técnico, pero también esperan que si eres joven hayas acumulado varios proyectos. Así cuando llegue el momento de las entrevistas tienes un amplio conocimiento y una hoja de vida que te respalde” dijo Álvarez.

 También invita a los jóvenes a ser persistentes y buscar las oportunidades. “Durante este tiempo he reflexionado y cuando miro hacia atrás me doy cuenta que hay tres cosas que si seaplican en la vida se logra mucho; eso es confiar en Dios, soñar en grande y trabajar duro. Las cosas parecen difíciles, hay mucha oscuridad en medio de este tiempo, pero no se puede permitir que nadie tronche las metas. Todavía hasta se me hace difícil pensar que no voy a volver a la universidad, me acabo de graduar y ya tengo esta oportunidad entre mis manos” sostuvo el ingeniero de software.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Lucha contra el racismo con sello boricua

La lucha por combatir el racismo en todas sus formas, también ha estado presente en la sociedad puertorriqueña. Muchos son los casos de personas que […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: