Construcciones en la isla llenas de polémica

La polémica que ha rodeado la construcción de una piscina en Rincón no es el único caso de un proyecto ilegal en la isla. Puerto Rico tiene numerosas construcciones ilegales que están llenas de inestabilidad y generan daños al medio ambiente. Ruperto Chaparro Serrano, director del programa universitario “Sea Grant” de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, asegura que el intento de construir esta piscina al borde de la playa en Rincón es algo totalmente ilegal. Chaparro indicó que los organizadores de este proyecto contaban con un supuesto permiso de exclusión categórica de parte del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA). Sin embargo, la misma “exclusión categórica” no aplica a aquellas construcciones que se van a realizar en sitios inundables por marejadas, algo que por la cercanía a la playa, los efectos del calentamiento global y huracanes está comprobado que pase en el lugar.
Además de las alertas que se generan por el medio ambiente está el hecho que la misma estaría realizándose en una zona de dominio público que no puede ser luego privatizada, pues de acuerdo a la constitución de Puerto Rico, las playas son de dominio público. Chaparro indicó que Sea Grant ha estado aportando con base científica algunas de las consecuencias que se darían si la construcción de la polémica piscina se completara. Además de esta ilegalidad, son muchos los daños ambientales que se producirían en el lugar de llevarse a cabo esta construcción. Entre ellos, Chaparro destacó el hecho que muchas playas en Rincón son el lugar escogido por 11 tortugas al año aproximadamente para desovar sus huevos. Como si no fuera suficiente con la amenaza a la vida de las tortugas, una especie en peligro de extinción, el construir tan cerca de la playa hace que la arenilla del lugar se vaya perdiendo y la isla vaya perdiendo de una u otra forma la arena de sus playas. Además, muchas especies se ven amenazadas con el desarrollo de construcciones tan cerca de las playas.
Chaparro aseguró que existen estudios del programa Sea Grant donde se ha demostrado científicamente el nivel de erosión en las playas de Rincón por las construcciones ilegales. “Todo esto ha comprobado el hecho que cuando se construye algo en la playa, se va una arena y perdemos una playa”, expresa el director de SeaGrant. “Tenemos datos científicos de otras especies que utilizan esa costa como las aves marinas, que se alimentan por allí, los cangrejos, entre otras especies. Todas las acciones que se toman tienen unas repercusiones, pues todo esto es un ecosistema.”, indicó el académico. Chaparro también señaló como muy lamentable el hecho que el DRNA, así como la Oficina de Desarrollo Económico y Comercio (OCDDE) no cumplieran con su función de proteger el lugar y mas bien otorgaran el permiso para una construcción que a todas luces es ilegal. Lamentablemente el caso de esta construcción en Rincón no es el único. Existen muchas construcciones en diferentes partes de la isla que no solo representan un peligro por la precariedad e inestabilidad de su construcción, sino que son una amenaza para el medio ambiente. En Lajas, hay muchas construcciones que se han realizado en zonas de dominio público marítimo terrestre y cuya existencia está muy a la merced de la naturaleza y sus efectos
Ariel Lugo quien fungió como director del Instituto Internacional de Dasonomía Tropical, asegura que FEMA ha señalado que no estaría dando ayudas a aquellas construcciones que se realicen en sitios muy cerca de las costas en las cuales los efectos de las marejadas pudieran afectar una casa o cualquier otro tipo de construcción en el lugar. Al recorrer muchas partes de las costas de la isla se pueden apreciar muchas construcciones que están en terrenos inestables y en muchas ocasiones en zona de dominio público.
Es lamentable ver cómo muchas de estas construcciones dañan el medio ambiente y generan más posibilidades de daños en la zona ante el impacto de los fenómenos atmosféricos. El gobierno continúa por el momento estableciendo responsabilidades y decisiones en base a los permisos que se dictaron en un momento en el caso de la piscina en Rincón. El intento de construcción ilegal de este caso debería servir como reflexión para las autoridades para que a la hora de otorgar unos permisos para determinado proyecto los mismos cumplan con lo que dice la ley y se respeten las áreas de dominio público y el medio ambiente, entre otros factores.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

MUNICIPIO DE AIBONITO REALIZARÁ UNA FERIA DE SALUD ESTE SÁBADO 14 DE AGOSTO

Acacia Network, la entidad latina sin fines de lucro más grande del estado de Nueva York anunció la reanudación de la serie de Ferias de […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: