Clases comienzan a medias en el oeste

Con el pie izquierdo empezó el año escolar en el oeste de Puerto Rico. La falta de computadoras, los problemas de conexión, la falta de información y adiestramiento están entre las principales causas del mal arranque del año escolar 2020/2021 en la isla. El curso, que está autorizado para desarrollarse por ahora de forma virtual debido a la pandemia del COVID-19, no ha cogido el impulso que las autoridades hubiesen querido para todo el sector estudiantil que lucha por seguir su preparación académica. Los atrasos en el inicio del año escolar fueron una constante, no solo en el oeste, sino en toda la isla. Muchos padres y maestros han expresado su inconformidad con los problemas que han tenido a la hora de seguir manteniendo la educación en los hogares. El comienzo del año escolar para los más de 280 mil estudiantes del sistema público de enseñanza en la isla ha estado lleno de altibajos y desaciertos.
Elba Aponte, presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico, aseguró que se han producido numerosas fallas en el inicio del año escolar. Aponte indicó que hay muchos desafíos en el proceso de desarrollar la educación de manera remota. Indicó que el Departamento de Educación había prometido la entrega de unos equipos de computación para facilitar el aprendizaje en los hogares, pero que el mismo se ha hecho con retrasos. “Se había hablado de unos módulos impresos, pero al parecer no existe la disponibilidad de entregarlos a todos los estudiantes” expresó.
Otra problemática que han enfrentado, tanto los estudiantes como los maestros de la isla, ha sido que las contraseñas de los correos electrónicos les aparecían bloqueadas, impidiendo su acceso a las plataformas educativas del gobierno para la educación pública. Esto ha generado mucha ansiedad e incertidumbre. Al cierre de esta edición, la Asociación de Maestros aseguró que más de 80 mil estudiantes en toda la isla no se han reportado al sistema. En el oeste se espera que unos 42 mil alumnos participen de la educación virtual que el gobierno ha implementado. Sin embargo, Aponte señaló que reconocen que hay muchos hogares que en la región se vieron afectados con el paso de la tormenta Isaías, y eso es algo que ha hecho difícil la situación a la hora de participar del naciente año escolar.
Mercedes Martínez, presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico, aseguró que este año escolar ha comenzado de la manera “más atropellada posible”. Para Martínez, el Departamento de Educación está incumpliendo con su deber de garantizar la educación gratuita a todos los estudiantes, al no haberles entregado a los estudiantes los equipos necesarios para poderse conectar. También asevera que se ha negado el pago de un incentivo para que usen su internet en estos fines. Además, “los módulos no están impresos en ninguna parte del país y aquellas personas que no tienen computadoras y no se conectan al sistema, no pueden disfrutar de los contenidos que han sido preparados para la instrucción educativa” indicó. Martínez asegura que algunos maestros han llegado a trabajar más de 12 horas diarias y la incertidumbre pareciera ser lo único seguro en el futuro cercano. Martínez expresó que el Departamento de Educación no ha querido invertir en la contratación de más maestros. A su juicio, la ampliación del personal docente sería algo necesario para garantizar la instrucción diaria aún de manera virtual. Ante todas estas circunstancias, Martínez le exige al Secretario del Departamento de Educación, Eligio Hernández, que renuncie a su cargo.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

ASOCIACIÓN DE JUBILADOS EXIGE RESPUESTAS DE LOS CANDIDATOS SOBRE SU SISTEMA DE RETIRO

Johnny Rodríguez Ortiz, presidente de la Asociación de Jubilados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AJAEE), solicitó a los seis candidatos a la gobernación que […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: