CIFRAS DEL COVID-19 EN PUERTO RICO SE MANTIENEN EN ALZA

El Departamento de Salud de Puerto Rico reportó este miércoles 18 de noviembre 20 muertes adicionales para completar un total de 971 desde el inicio de la pandemia en la isla. La cifra de hospitalizados asciende a 557, de los que 85 están recluidos en intensivo y 73 permanecen conectados a un respirador artificial

De acuerdo con la agencia, los decesos ocurrieron entre el 5 de septiembre y el 16 de noviembre, siendo el 14 y 15 de noviembre los días con más decesos reportados (4), respectivamente. De los 20 fallecimientos, 16 fueron catalogados como confirmados y cuatro como probables. Ante esto, las muertes confirmadas suman 756 y las probables 215.

Salud detalló que los casos positivos confirmados aumentaron a 43,031 con 202 infectados adicionales, mientras que los casos probables ahora son 879 al añadirse 86 más. La cifra total de casos positivos sospechosos también aumentó a 37,140 con otros 182 contagios.

El total de casos positivos fue ajustado luego de que sumar 39 casos con fecha de toma de muestra previa al 2 de noviembre. Asimismo, la totalidad de casos probables fue ajustada tras restar dos casos que tuvieron una prueba molecular positiva posteriormente y fueron añadidos a los casos confirmados reportados en este informe. Lo mismo ocurrió con el total de casos sospechosos luego de que restaron 16 casos que tuvieron una prueba molecular positiva y un caso con una prueba de antígenos positiva y sumaron 165 casos que no habían reportado con fecha de toma de muestra previo al 2 de noviembre.

En cuanto a los pacientes hospitalizados, la cifra se ubicó en 557, de los cuales 85 están recluidos en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y 73 permanecen conectados a un respirador artificial. El informe también informó sobre un menor que está en intensivo. Hasta hoy, los hospitales del país cuentan con 199 camas de intensivo y 705 respiradores artificiales disponibles para adultos.

De acuerdo con Salud, el término de caso positivo confirmado hace referencia a los contagios cuyo resultado fue validado mediante una prueba PCR (molecular). El caso probable es aquel cuyo resultado positivo a la enfermedad se obtuvo mediante prueba de antígenos. Mientras, los casos sospechosos, también conocidos como resultados de anticuerpos, son aquellos que arrojaron positivo a la prueba serológica, y no tienen una prueba molecular o antígenos positiva.

Además, la agencia explicó una muerte confirmada por COVID-19 corresponde al deceso de una persona con una o más pruebas moleculares positivas. La muerte probable es aquel deceso de un paciente que fue diagnosticado con COVID-19 mediante una prueba de antígenos o que su su cuadro clínico reúne los criterios para creer que padecía de COVID-19, pero nunca tuvo una prueba molecular o de antígenos para detectar el virus. Mientras, la muerte sospechosa se refiere al fallecimiento de una persona en la que se detecta un anticuerpo específico en suero, plasma o mediante una prueba serológica con su sangre.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

CONTRALORÍA SEÑALA DEFICIENCIAS DE CONTROL EN PROGRAMA DE ESCUELAS DEL SIGLO 21

La Contraloría de Puerto Rico emitió una opinión cualificada sobre las operaciones relacionadas con la construcción y el mantenimiento del Programa de Modernización de Escuelas para el […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: