Cierre del Colegio San Antonio deja un vacío en Isabela

Celebrar cien años no es privilegio de muchos. El recuento de memorias y logros alcanzados a lo largo de un siglo es motivo de orgullo, pues son muchas las experiencias que se acumulan en este período al cual muy pocas personas e instituciones se dan el lujo de llegar. El colegio San Antonio de Isabela registraba un siglo de vida impartiendo educación a niños y jóvenes. Lamentablemente, por motivos económicos este colegio centenario que se había hecho parte de la vida de varias generaciones, cerrará sus puertas, dejando un gran vacío en el municipio de Isabela. 

Carlos Delgado Altieri, alcalde de Isabela señaló que el cierre del colegio San Antonio en su municipio es una noticia triste pues es una institución que lleva 101 años brindando servicios educativos a la comunidad. Aseguró que esto afectará al movimiento económico de la ciudad, la educación y muchos otros factores que la ciudadanía sentirá. El alcalde de Isabela expresó que ha tenido algunas conversaciones con las hermanas dirigentes del Colegio San Antonio expresándoles el interés de algunos grupos del sector privado por tratar de ayudar a esta centenaria institución de tanta trayectoria en el municipio. Delgado reconoció la huella que sin duda ha dejado este colegio en Isabela pues no solo realizaban actividades educativas, sino que impactaban la comunidad con eventos culturales llenos de lecciones y valores de vida. 

Luz Selenia Quiñones, directora del Colegio San Antonio de Isabela , es parte del Consejo Provincial de las hermanas Dominicas de la Santa Cruz, provincia de Amytiville en Puerto Rico. En un comunicado difundido a través de las redes sociales, Quiñones aseguró que la decisión de no poder continuar impartiendo la educación que ofrecía el Colegio San Antonio desde kínder hasta cuarto año se hará efectiva al término de este año escolar 2020. La directora de este colegio centenario agradeció la confianza que muchos han puesto sobre la institución al confiarle la educación de sus hijos y que la labor que realizan los maestros es sin duda “increíble”. La directora aseveró que le hubiese gustado anunciar el cese de operaciones del colegio de una manera personal pero debido a la situación de aislamiento por la que atraviesa la isla tuvieron que dar el anuncio a través de las redes sociales. Quiñones aseveró que le dieron la noticia a los maestros con tiempo, como estipula la ley, para que tengan tiempo de buscar otro trabajo y hacer sus planes. 

Quiñones reconoció la labor especial en el plantel por más de 30 años de las hermanas Ida Negrón y Teresa Fontanez Villafañe en el colegio. Asegura que no dejarán de agradecer la labor de enseñanza que en todos estos años el colegio llevó a tantas generaciones. Más de 4 mil estudiantes dejaron su huella en el Colegio San Antonio de Isabela. Muchos de ellos han expresado su pesar al cierre del colegio a través de las redes sociales. 

“Creemos que todo lo realizado en y desde el colegio ha contribuido a un mejor país al moldear ciudadanos con los valores del reino de Dios” – asegura la directora del Colegio. En relación a próximos anuncios como la entrega de documentos y otras notificaciones, Quiñones expresó que se estarán anunciando a través de la plataforma escolar que han estado usando.

Lissette Avilés Ríos, administradora de la institución aseveró que, aunque se anunció de repente, la decisión del cierre del Colegio San Antonio de Isabela ya venía meditándose desde hace varios años. La precaria situación económica del plantel los puso a buscar iniciativas para conseguir fondos que les permitieran seguir extendiendo lo inevitable. Durante las celebraciones por los cien años de la institución se realizaron algunas actividades, pero éstas no dieron el fruto económico esperado. Además, la contínua baja de alumnos mermaba cada vez más los ingresos. De los 180 alumnos que requerían como mínimo para poder seguir operando solo contaban con 120, aseguró Avilés. 

Clara Rodríguez se desempeñó como maestra de religión y otras asignaturas en el Colegio San Antonio de Isabela por 7 años. Asegura que fue una experiencia hermosísima que la llenó de grandes lecciones y aprendizajes. Rodríguez le agradece al Colegio San Antonio la oportunidad de trabajar para esta institución y asegura que hay que recordar lo maravilloso que fue el colegio”.

Las hermanas de la orden de la provincia de Amityville que estuvieron por años apoyando la educación en el Colegio San Antonio de Isabela, permanecerán en la isla, apoyando diversas actividades religiosas, así como proyectos sociales relacionados con la del Hogar Crea. 

El Cierre del Colegio San Antonio de Isabela deja sin duda un gran vacío en este municipio del oeste de la isla. La presencia de los estudiantes y sus representantes en el sector era un motor más que pujaba la economía de la región. Muchos extrañarán las fiestas tradicionales de la puertorriqueñidad que organizaba el colegio para llevar cultura y entretenimiento a los ciudadanos. Son muchos los recuerdos que deja este colegio centenario en Isabela y el legado de su educación traspasa fronteras y edades. 

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

EXIGEN CERO NEGOCIACIONES CON ACUSADO DE ATROPELLAR A POLICÍA

El presidente de la Asociación de Miembros de la Policía de Puerto Rico, José J. Taboada de Jesús solicitó a las autoridades judiciales y de […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: