CASA DEL VETERANBO RECIBE APOYO COMUNITARIO EN LA EPOCA NAVIDEÑA

En su empeño de ampliar la participación del apoyo comunitario a la Casa del Veterano, el licenciado Agustín Montañez, Procurador del Veterano, recibió la visita de una delegación del Board de Realtors de Bayamón que fueron a entregar donativos para los residentes del hogar de vivienda asistida. 

Durante el encuentro, Montañez Allman compartió con Luis Nieves y María Luisa Ramírez del Board de Realtors de Bayamón, los servicios que se prestan a los veteranos por la Procuraduría, y las coordinaciones que se realizan a nivel intergubernamental y con el gobierno federal, para asegurar sus derechos. Mientras, José M. Nieves, miembro del Club Rotario E-Club de Puerto Rico y las Américas, se unió a la actividad entregando otra serie de donativos.   

Siendo un veterano condecorado de la Guerra del Golfo Pérsico, el Procurador le expresó a los corredores de bienes raíces el agradecimiento que siente un ex combatiente cuando recibe de su comunidad apoyo, solidaridad y empatía. 

Comentó que a raíz de la situación provocada por el Covid-19, su oficina ha estado muy activa ya que se han impactado los servicios que reciben los veteranos, con especial atención a sus servicios médicos en el Hospital de Veteranos, causando dilación en sus citas y lentitud en los referidos o seguimientos. 

“La Casa del Veterano, una instalación adscrita a la Procuraduría y que cuenta con el apoyo económico del gobierno federal, atiende las necesidades de salud y de vivienda de los veteranos, veteranas y familiares que residen en la Isla y califiquen para el servicio. Pero siempre es bienvenido el apoyo comunitario a nuestra labor, por lo que los donativos del Board de Realtors traen consigo igualmente, el espíritu generoso de la Navidad”, dijo Montañez Allman. 

El Board de Realtors de Bayamón se mostró interesado en facilitar artículos de primera necesidad a los veteranos residentes en el hogar. La Casa del Veterano, que provee servicios de vivienda asistida única en su clase en la Isla, cuenta con 240 camas distribuidas en un edificio de dos niveles, que compara favorablemente con la capacidad del Hospital de Veteranos con 315 camas. 

Montañez Allman ha estado muy activo promoviendo que grupos comunitarios y organizaciones de veteranos sientan su pertenencia hacia el hogar, para facilitar que los veteranos y veteranas que allí residen reciban la gratitud de un pueblo conmovido por su gesta patriótica. En ese sentido las organizaciones de los Elks, Disabled American Veterans, Club Rotario, Distrito Altrusa y otros han apoyado la labor que allí se realiza. 

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Envejecientes ven “una luz de esperanza” para derrotar el COVID-19

Una de las mayores esperanzas de las personas de la tercera edad por presenciar el fin del virus del COVID-19 en Puerto Rico y en […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: