Caminando con precaución

Una de las actividades deportivas que más ha predominado en estos tiempos de COVID-19 han sido las caminatas y ejercicios físicos al aire libre en donde no se tenga un contacto con otras personas. Muchos han acudido a rutinas de caminatas en parques y calles cercanas a sus residencias con el fin de salir de la rutina y aportar a la salud los excelentes beneficios que estos ejercicios representan. Sin embargo, es necesario que las personas caminen y hagan cualquier tipo de ejercicio bajo las mejores recomendaciones e instrucciones médicas. Desde la ropa que se usa al momento de caminar hasta las técnicas apropiadas para practicar la actividad física, estas sugerencias pueden ayudar a evitar malos ratos y hasta daños irreversibles.
Entre los principales consejos para mantenerse seguro, antes, durante y después de la actividad física podemos mencionar:
Protección solar: Evita el sol durante las horas pico, entre las 10 a.m. y las 2 p.m., sin importar la estación. Esos son los principales horarios de exposición a la radiación solar ultravioleta (UV), que daña la piel. Usa ropa de protección, como pantalones, camisetas de mangas largas, anteojos de sol y sombrero. Usa protección solar. Ponte mucho protector sobre la piel seca 30 minutos antes de salir, y vuelve a aplicar cada dos horas e inmediatamente después de nadar o de períodos de abundante transpiración.
Cuida bien tus pies: También es muy importante que cuides bien tus pies para que puedan continuar ayudándote a realizar la actividad física que necesitas. Elije un buen par de tenis que proporcionen un alto grado de amortiguación y soporte, así como espacio para estirar los dedos. Si están desgastados, cámbialos. Si tienen los talones desgastados, pueden causar dolor de talón o en las espinillas.
Usa medias de tejido mixto de algodón que absorban la humedad y la mantengan alejada de la piel para que los pies puedan respirar. Mantén los pies secos y ventílalos o cámbiate las medias una vez que termines de correr para evitar infecciones por hongos, como el pie de atleta. Ponte talco para pies antes de colocarte las medias. Enfría los pies con paquetes o compresas de hielo para aliviar la inflamación de los talones y las articulaciones de los pies luego de la carrera.
Estira y masajéate los pies antes y después de correr para aliviar el dolor en los talones y en la parte anterior de la planta de los pies. Usa una crema o barra antiampollas para evitar la formación de ampollas, o bien usa dos pares de medias para evitar la fricción del pie contra el interior del zapato.
Usa Ropa adecuada: No hace falta que compres ropa especial para correr, siempre que te sientas lo más cómodo posible. Usa ropa aireada, que permita la circulación de aire a través de ella y por todo el cuerpo. La ropa en contacto con la piel debe absorber la humedad del cuerpo.
Rutina de estiramientos: Recuerda realizar estiramientos antes y después de entrenar. Aunque tengas una buena postura al correr, es esencial que tengas una buena flexibilidad, para que tus músculos no se sobrecarguen alejando así el riesgo de padecer alguna lesión. La falta de elongación puede provocar acortamiento muscular y a la larga, puede desembocar en dolores y contracturas, perjudicando tu rendimiento como corredor.
Una buena postura y una buena sonrisa serán tus mejores aliados para mejorar tu eficiencia y tu motivación. No lo olvides, tu postura es también el reflejo de tu actitud, así que adopta la mejor postura: la del buen corredor.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Líder deportivo pide soluciones a los aspirantes a la gobernación

Norbert Vincent Irizarry, destacado líder deportivo en el área oeste de la isla, le solicita a quien gane las elecciones a la gobernación un plan […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: