Alcalde de Hatillo responde a informe de contraloría

El alcalde de Hatillo, José “Chely” Rodríguez, asegura que el municipio cumple sus operaciones fiscales con todos los aspectos significativos de acuerdo con la ley y a las reglamentaciones aplicables según informe de contralor.
Entre las irregularidades que se señalan en el informe de contraloría son contrataciones a compañías que no estaban licenciadas, obras de construcción sin permisos, la ausencia de contratos, emisiones de cheques a mano sin la debida autorización y sobrefacturación.
La Administración hatillana asegura que el informe M-20-21 no señala malversación de fondos, malos manejos y de corrupción gubernamental de parte de un empleado o funcionario municipal. Rodríguez explicó que esa auditoria es correspondiente a 4 años de operaciones y representa la administración de ingresos y desembolsos por alrededor de 100 millones de dólares aproximadamente.
“Ya comenzamos con la ejecución del Plan de Acción Correctiva a los efectos de atender los hallazgos secundarios y terciarios contenidos en este informe”, indicó el alcalde.
El informe cubre el periodo 1 de julio de 2013 al 30 de junio de 2017, este presenta detalladamente, que el municipio contrató una corporación regular por $276,680 para trabajos de mantenimiento y reparación de acondicionadores de aire, cuyo presidente tenía vencida la licencia de la Junta Examinadora de Técnicos de Refrigeración desde el 2008.
“Además, en los comprobantes de desembolso de ésta y otra corporación contratada, no hay evidencia de sus certificaciones de trabajo realizado, que garanticen la capacidad y conocimiento para desempeñarse como técnicos, según dispone el Colegio de Técnicos de Refrigeración”, dice la investigación de la Contralora.
Además, señala que la administración municipal contrató a un ingeniero para realizar diseños de planos, estudios de suelo y supervisión de la construcción del Parque de Pequeñas Ligas de las Parcelas Nuevas del barrio Carrizales por $31,500, pero, contrario a la cláusula contractual, el ingeniero subcontrató por $1,200 a una corporación regular (D), para trabajar los estudios de suelo. No obstante, el ingeniero facturó $3,000 al Municipio por dicho estudio.
No obstante, el alcalde señala que está erróneo y que “nuestra administración municipal continuará trabajando para mantener una sana administración municipal y excelencia administrativa que históricamente ha tenido como cultura de trabajo nuestro gobierno municipal”.
Otros señalamientos en el informe indican que del 2013 al 2016, el Municipio otorgó 2,063 contratos y sus enmiendas por $26,901,236. De la muestra evaluada, la Oficina del Contralor, halló que no se obligaron los créditos presupuestarios necesarios para el pago de contratos, sino hasta tres meses después de que se otorgaran. De igual forma, adquirió piezas y servicios de mecánica sin emitir órdenes de compra.

«El director de Finanzas admitió que no se mantenía un inventario perpetuo de las libretas de recibos de recaudador auxiliar en blanco, ni se verificaban con cierta periodicidad la existencia de estas. Una situación similar se había comentado en el Informe de Auditoría M-15-29 del 11 de mayo de 2015”, dice el documento.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Investigaciones incompletas en Observatorio de Arecibo

El Observatorio de Arecibo fue sentenciado a demolición por la ruptura de cables que sujetan al radiotelescopio, siendo así, una gran pérdida astronómica y científica […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: