Sunday, June 16, 2024
spot_img
HomeIN UPAladino Muñiz Ramírez: fomenta la historia y cultura en el arte de...

Aladino Muñiz Ramírez: fomenta la historia y cultura en el arte de la cestería

Aladino Muñiz Ramírez

Desde las montañas de Caín Alto en San Germán, Aladino Muñiz Ramírez, un artesano con más de 40 años de experiencia, se ha convertido en un referente en el arte de construir canastas con bejucos, manteniendo viva esta tradición ancestral.
“Esta habilidad es una herencia que aprendí de mi padre, Juan Ramón Muñiz. Poco antes de su fallecimiento, él me pidió que mantuviera viva esta tradición, y así lo hice”, expresó Muñiz Ramírez, con una mezcla de nostalgia y amor por el arte que le fue transmitido.
En su taller, rodeado de bejucos y las herramientas necesarias para su oficio, el artesano no solo demuestra su destreza técnica, sino también su profundo respeto y conexión emocional con la tradición familiar que continúa honrando a través de su trabajo.


“En sus inicios, estas canastas eran herramientas de trabajo esenciales en la agricultura local, pero hoy en día, se han transformado en artículos decorativos, ya que poco a poco han evolucionado de herramientas agrícolas a obras de arte”, señaló Muñiz Ramírez.
Para llevar a cabo su labor, el artesano mencionó que utiliza ramas de: cupeillo, bejuco de paloma, bejucos prietos y calabacillo, que recolecta en carreteras cercanas a su comunidad. “Cada rama tiene su historia, su esencia y eso es lo que hace cada canasta única”, dijo con una mezcla de orgullo y respeto por su materia prima.
Como parte del meticuloso proceso para trabajar el bejuco, Muñiz Ramírez explicó que el tiempo necesario para confeccionar cada pieza varía significativamente. “Por ejemplo, en una canasta sencilla me puedo tardar entre 15 a 20 minutos de trabajo, pero si son objetos más complejos, como un cesto de ropa, puede llevar varios días”, detalló.


Debido a su vasta experiencia y amor por la cestería, el artesano sangermeño, confesó que en los últimos años ha dedicado tiempo a enseñar a otros su arte. En estas sesiones no solo abarca las técnicas de tejido y manejo de materiales, sino que también inculca en los estudiantes el valor cultural y la historia detrás de las canastas con bejuco.
Muñiz Ramírez, ha sido homenajeado en varios eventos y su trayectoria fue tema central de un documental del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP). “Los reconocimientos son gratificantes, pero lo que realmente me importa es mantener viva nuestra tradición, ya que es triste ver que los jóvenes de hoy tienen otros intereses, pero espero que alguno descubra la belleza de este arte”, expresó con una mezcla de preocupación y esperanza.
“En el corazón de cada canasta que tejo, hay una historia, una conexión con el pasado. No es solo bejuco entrelazado; es memoria, es legado. Y cada vez que alguien elige llevarse una de mis obras a casa, no solo se lleva un objeto, sino un pedazo de historia y una pincelada de mi vida”, concluyó el artesano.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes