Acción para los ríos de la zona oeste

Río Yagüez

El Secretario de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo Maldonado, anunció que la Guardia Nacional de Puerto Rico realizará la limpieza del río Yagüez de Mayagüez. El proyecto de control de inundaciones, consta de la limpieza y dragado de 1.86 millas del río.

“Estamos muy contentos de anunciar que gracias a la colaboración del municipio de Mayagüez y la Guardia Nacional de Puerto Rico, pronto vamos a comenzar la limpieza y dragado del cauce del río Yagüez, proyecto que por años había estado programado para realizarse, pero debido a la situación fiscal del gobierno había sido suspendido”, indicó el secretario.

El proyecto consta del dragado de aproximadamente 88,283 yardas cúbicas de sedimentos y escombros. El área de trabajo es de 9,820.8 pies de largo, 436.35 pies de ancho o 17.05 acres, cubierto por un colchón de roca en el fondo del canal. El trabajo comenzará 787 pies aguas arriba del puente de la calle Balboa y terminará 328 pies aguas abajo del puente de la carretera PR102 Sur y 492 pies aguas arriba de la desembocadura del río Yagüez.

En octubre de 2019, el DRNA solicitó el permiso de limpieza de cuerpo de agua, al Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos (USACE por sus siglas en inglés), el cual fue aprobado a través del Senior Project Manager, Tampa Permit Section USACE en junio de 2020 y tiene vigencia hasta el 18 de marzo de 2022.

Asimismo, el asambleísta de la minoría por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Israel Forestier Fradera, fue uno de las personas que durante vistas en asamblea sugirió la intervención de la Guardia Nacional para la limpieza del caudal.

Pero mientras más tiempo pasa el río sin ser dragado, más sedimento se acumula, por ende, más costoso y difícil será la limpieza. Aun así, Forestier Fradera, mostró preocupación por los altos costos que supone el trabajo. “Se habla de $2 millones de dólares para limpiar el río y realmente yo no creo que ese trabajo cueste tanto. Aparentemente, el detalle está en cómo se va a limpiar. Sin embargo, la última vez que se limpió el río yo estuve allí, y ví que más que cualquier otra cosa lo que se necesitan es el deseo de hacerlo” comentó.

Los trabajos de limpieza de parte de la Guardia Nacional estarán a cargo del teniente coronel, José Santiago, quién informó que cuenta con el personal, equipo y presupuesto para realizar la limpieza.

Durante el último mantenimiento se usó la calle de Balboa para sacar los camiones y al lado del puente de Barcelona se encontraban los vagones, se sacaba el material y lo colocaban dentro del camión. Pero hace una década que el tramo que comprende la Urbanización Ponce de León hasta el Barrio Balboa y su desembocadura en el sector playero El Seco, no ha recibido ningún tipo de cuidado. 

De manera similar, el asambleísta de la minoría por el PNP explicó que otro de los problemas que deberá enfrentar la limpieza del caudal, es encontrar un lugar para situar el material. El cascajo es un material que se puede procesar para hacer arena. En varios países se busca la manera de acomodar con las máquinas el cascajo dentro del río, y con bombas de agua se lava, quitándole así la tierra y sedimento. Sin embargo, es una opción para evaluar, porque el mismo pudiese estar contaminado.

Actualmente, se está en un proceso donde se espera que el municipio de Mayagüez certifique las áreas designadas para el depósito del material, así como el producto de limpieza cuente con los requisitos y autorizaciones correspondientes. Una vez se obtenga la certificación, el DRNA procederá a obtener el permiso correspondiente con la Oficina de Gerencia de Permisos y Endosos (OGPe). También los trabajos realizados por la Guardia Nacional serán supervisados por profesionales del DRNA, para asegurar que se realicen de acuerdo a las estipulaciones del permiso conferido por USACE.

Los trabajos de limpieza darán comienzo una vez todos los procesos sean completados. 

Río Grande de Añasco

Por otro lado, el río que nace en Adjuntas y termina en el río Grande de Añasco, también representa un peligro cuando sale de su cauce durante la presencia de eventos atmosféricos, siendo las comunidades Pagán y Pozo Hondo las más afectadas.

“Me preocupa el río Grande de Añasco, porque durante estos últimos años, encuentro el río más llano. Antes del huracán María, había sectores donde se tenía que nadar para cruzar el río y ahora se puede pasar caminando. También temo que el tramo de la carretera PR-109 colapse, ha sido tanto lo que ha socavado el río que se ha convertido en un peligro. Aun así, es un asunto que el DRNA no ha atendido” manifestó el alcalde de Añasco, Jorge Estévez Martínez.

Si un evento atmosférico llegase a la isla, la creciente del río podría ocasionar más daños de los que ha provocado al momento. Asimismo, la salida de su cauce afectaría la cosecha de los agricultores que todavía no se han recuperado desde el paso del huracán María.

Servicios y mantenimientos bajo la lupa

Por: Isaac López

La preparación y la planificación son ingredientes fundamentales para prevenir daños mayores cuando por estos meses la isla atraviesa en algunos sectores por fuertes períodos de lluvia y se acerca cada vez más al “pico” de la temporada de huracanes.  Anticiparse a los daños que la naturaleza pueda causar a las instalaciones de los servicios públicos como la luz y el agua debería de ser una de las prioridades para los distintos organismos que velan por el buen mantenimiento de los recursos en la isla. 

Lamentablemente este ideal no se cumple en muchos municipios del oeste y es común ver cables eléctricos dañados sobre cables en servicio, escombros a las orillas de los ríos, alcantarillas y drenajes sin limpiar y embalses sin dragado. El Lago Guajataca, por mencionar un ejemplo que afecta a siete municipios, no ha recibido mantenimiento en 40 años. Muchos de los ríos del oeste no han recibido el mantenimiento preventivo a tiempo y pareciera que muchos caños y quebradas esperan el bramido de la naturaleza para recordarles a todos que siguen estando presentes. 

En San Sebastián y Moca el río Culebrinas es uno que ha estado por estos días en el tapete. A comienzos del mes de junio, las diversas lluvias que cayeron en el área hicieron que el caudal de este río se incrementara notablemente y se prendieran las alarmas entre las distintas autoridades. Más de cien familias habitan en los alrededores de este río. Los daños por un posible desborde del mismo serían inimaginables. Las autoridades hicieron algunos trabajos de mantenimiento en el sector pero no toda la ruta del río recibió el mismo tratamiento y estos cuidados no han sido constantes.

Algunos proyectos de mantenimiento fluviales sí han recibido la “luz verde” a pesar de la demora y los trámites gubernamentales. En días recientes el Secretario de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo Maldonado anunció que la Guardia Nacional de Puerto Rico realizará la limpieza del río Yagüez de Mayagüez, gracias a la coordinación en conjunto con el municipio de Mayagüez. 

El estado de mantenimiento de los ríos no es el único al que los municipios y autoridades deberían enfocarse en realizar trabajos de prevención. La condición de los equipos eléctricos como cableados y postes es algo que parece haber caído también en el olvido y solo reservado para cuando el servicio deje de funcionar por completo. Es común ver muchas rutas en los pueblos con postes inclinados y con cables en mal estado, muchos de ellos olvidados en el lugar desde el paso del huracán María. 

José “Ché” Pérez Cordero, Representante del Distrito 18 que compone los pueblos de Aguada, Moca, Mayagüez, Añasco y Rincón por el Partido Nuevo Progresista (PNP), asegura que están trabajando con la presidenta ejecutiva de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados Doriel Pagán para mejorar el sistema de bombeo en los municipios del distrito 18. Este proyecto estaría utilizando el agua en mayor parte del Río Culebrinas y espera estar listo en unos 3 o 4 años. Durante este tiempo, esperan darle mantenimiento al río y evitar males mayores en uno de los más importantes cauces fluviales del oeste. 

El mantenimiento de los recursos naturales es tarea de todos. Sin embargo, las autoridades y organismos respectivos, también deben mantener un programa de mantenimiento constante para evitar males mayores al momento de una emergencia como un huracán o un terremoto. Como bien dice el refrán, “Prevenir es mejor que lamentar” y en Puerto Rico ese dicho debería aplicarse con las labores de mantenimiento de los servicios públicos y del estado de los ríos y alcantarillados. 

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

REPRESENTANTES DE SBA DISPONIBLES EN LOS CENTROS DE FEMA

La Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA, por sus siglas en inglés) tendrá disponibles Representantes de Servicio al Cliente por cita […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: