Sunday, May 19, 2024
spot_img
HomePuntos de Vista¿A qué responde el"time out" en la crianza?

¿A qué responde el”time out” en la crianza?

Por Lcdo. Fernando A. Cuevas Quintana, MSW, LCSW

En la búsqueda de métodos disciplinarios efectivos, el “time out” o Tiempo Fuera ha emergido como una práctica común entre padres, madres y cuidadores preocupados por los daños y peligros asociados con el castigo físico y verbal. Este enfoque, que implica enviar a la niñez a un lugar tranquilo para reflexionar sobre su comportamiento, ha ganado popularidad como alternativa amigable y bajo la idea de un acto aparentemente sano. Sin embargo, detrás de esta aparente solución, surge la pregunta crucial: ¿realmente estamos ayudando a la niñez, o estamos más bien imponiendo nuestras propias expectativas sociales mientras les aislamos cuando no responden a lo esperado? Pudiésemos estar enviando el mensaje de no aceptación y rechazo cuando hay una conducta diferente a la esperada.


La implementación del Tiempo Fuera a menudo refleja la internalización de patrones sociales aprendidos en la crianza. Siguiendo prácticas transmitidas, muchos adultos recurren a esta estrategia sin cuestionar su efectividad o considerar las necesidades individuales de la niñez. Es importante reconocer que cada ser humano es único, con personalidades y perspectivas de vida distintas.
Algunos estudios indican que el Tiempo Fuera pudiese ser beneficioso en ciertos casos, pero también podría tener impactos negativos que incluyen el estrés emocional, sentimientos de abandono, carencia de habilidades sociales y problemas para relacionarse de forma abierta con adultos y pares.


La reflexión sobre la verdadera utilidad del Tiempo Fuera se vuelve esencial. ¿Realmente contribuye al desarrollo de la niñez, o estamos simplemente transmitiendo un mensaje de conformidad? ¿Quién se beneficia más: la niñez que supuestamente aprende de sus errores o los adultos que buscan una pausa en el comportamiento que consideran agobiante? Es fundamental cuestionar nuestras propias motivaciones detrás de la aplicación de las decisiones que impactan a esta población.


La pregunta fundamental emerge: ¿la niñez necesita ese tiempo de soledad, o somos nosotros quienes lo necesitamos más? La respuesta a esta interrogante puede revelar mucho sobre la dinámica que predomina en la relación entre los adultos y la niñez. Si el Tiempo Fuera se utiliza como una pausa para que los adultos gestionen su propia frustración, se corre el riesgo de convertir esta herramienta en una práctica de escape personal en lugar de un método de transformación bilateral.


Al evaluar la verdadera eficacia del Tiempo Fuera, es vital considerar qué estamos fomentando en la niñez. ¿Estamos promoviendo una comprensión reflexiva de las consecuencias de sus acciones, o simplemente estamos enviando el mensaje de que solo son aceptados si se ajustan a nuestras expectativas? La crianza debería aspirar a nutrir la co-creación de ambientes saludables y fomentar el crecimiento personal, en lugar de imponer un molde rígido de comportamiento.


Mientras que el Tiempo Fuera ha ganado popularidad como herramienta en la crianza, es esencial reflexionar sobre su verdadero propósito y efectividad. ¿Estamos proporcionando un espacio para el crecimiento y la autorreflexión de la niñez, o estamos perpetuando patrones aprendidos sin cuestionar? Es importante recordar que la diversidad en la crianza y la disciplina debería ser celebrada, en lugar de seguir un enfoque único basado en la repetición de modelos preexistentes.


Existen alternativas para manejar situaciones con la niñez que promueven la apertura al crecimiento colectivo de la familia, entre ellas la comunicación abierta, el aumentar los momentos de conexión, practicar la escucha activa, la integración de la niñez en sus propios procesos, el establecimiento de límites desde la empatía, entre otros.
La crianza requiere una revisita constante reflexiva y una comprensión profunda de las necesidades individuales de cada niño y niña. En lugar de imponer un “tiempo fuera” estandarizado, deberíamos abrazar lo diferente y fomentar un enfoque más holístico para guiar a nuestros hijos e hijas hacia un desarrollo óptimo, pleno y saludable.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes