Añasco celebra sus 288 años con mucha historia que contar

Si la máquina del tiempo existiera y pudiéramos viajar al pasado, uno de los pueblos de Puerto Rico en el que pudiéramos encontrar mucha información y datos muy pintorescos sería sin duda, el municipio de Añasco. Por este rincón del oeste de la isla, entraron muchos de los españoles. Su convivencia con las tribus indígenas del lugar no fue muy pacífica que digamos.
Aunque Añasco fue uno de los primeros puertos de entrada de los españoles, el actual territorio de Añasco fue fundado hacia 1733. Antes de esa fecha pertenecía a San Germán. Añasco es conocido como “la ciudad donde los dioses mueren”, “el pueblo del hojaldre”, “el pueblo de los morcilleros” y “los nativos”, términos que este pueblo lleno de historia boricua se ha ganado con el tiempo a causa de múltiples anécdotas. Periódico Visión pudo conversar con David “Kimby” Cruz, historiador de Añasco, quien compuso en 1992 el himno de Añasco. Cruz compartió algunas de las curiosidades y anécdotas históricas del pueblo que tanto enriquecen a este municipio casi tricentenario.
Uno de los primeros datos que Cruz mencionó fue que en Añasco, está registrada la entrada del primer esclavo africano llamado Juan Carrizo. Por estas tierras, el cacique indígena que dominaba la región era Urayoán y son muchas las leyendas y datos históricos que hablan de cómo se desarrolló en 1511, la primera revolución entre los indios y los españoles. Los nativos perdieron esta guerra ante el dominio español de las armas y la pólvora.
Cruz señala que hubo un momento en que Añasco era un pueblo que atraía mucho comercio. La plaza grande del pueblo era un lugar donde muchos se acercaban para vender comida y animales. De esta forma la gente expandía sus vínculos comerciales y sociales de forma especial. Añasco es conocido también como el pueblo de grandes luchadores históricos. En este territorio vivió por muchos años Mariana Bracetti Cuevas, apodada como “brazo de oro”. Esta singular mujer, fue una de las patriotas rebeldes quien para los sucesos del Grito de Lares ayudó a coser la bandera del gobierno naciente de Puerto Rico declarada ese año. En los sucesos del Grito de Lares las autoridades buscaron a los rebeldes y finalmente dieron con el paradero de Bracetti. Al momento de su aprensión ella se encontraba embarazada de José Adolfo Pesantes, el cual se convertiría años después en alcalde de Añasco. Aunque Bracetti nació en Mayagüez, gran parte de su vida la pasó en Añasco, un pueblo en donde se casó 4 veces. Una de las curiosidades en torno a esta mujer “brazo de oro” cuentan, según Cruz, que a Bracetti le gustaba mucho recorrer el pueblo en su caballo y que se hacía respetar mucho por los hombres. Su temple era tal que no permitía que ningún hombre le lanzara un piropo, porque enseguida bajaba de su caballo y ajustaba las cuentas con aquel que osara a decirle alguna cosa.
Uno de los sucesos que conmocionó al pueblo de Añasco a comienzos del siglo XX, fue el asesinato del alcalde José Adolfo Pesantes. Según las investigaciones, el “negro Yare Yare” fue el culpable del homicidio del mandatario. De acuerdo a algunos rumores y datos históricos, “Yare Yare” habría cometido el crimen para vengar una afrenta que habría supuestamente sufrido su hermana de manos del alcalde. El suceso apareció por mucho tiempo en los periódicos de la época.
La construcción de las casas del pueblo de Añasco tenía una característica muy especial, y es que la mayoría de los hogares añasqueños tenían techos de ladrillos.
Leyendas “que paran los pelos”
En casi todos los pueblos del mundo las historias y leyendas de aparecidos y fantasmas llenan el imaginario colectivo por generaciones. Añasco no es la excepción. Cruz relató que en este pueblo hay al menos 2 historias con muchos testigos a cuestas que desafían toda explicación científica. La primera trata de una cascada en el barrio María de Añasco. De acuerdo a los rumores, en este lugar se aparece a las 12 de la noche una india la cual se pone a cantar mientras se peina. Algunos la han oído cantar, pero muy pocos se atreven a comprobar su presencia en esa hora en particular. Otra de las historias, de las que Cruz dice haber sido testigo, cuenta de cómo un niño se ha aparecido a alguno de los trabajadores del teatro de Añasco. En una ocasión este historiador añasqueño relata cómo lo vio al final de los asientos del teatro y que cuando se disponía a retirarse del lugar y cerrar una de las puertas, pudo escuchar como el niño se reía y desaparecía. Estas son algunas de las historias que llenan de cultura y tradición al municipio de Añasco, un pueblo lleno de historia taína y española. Cruz, espera que pronto la pandemia del COIVID-19 sea cosa de los libros de historia y el pueblo pueda seguir prosperando.

 

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

FEMA ASIGNA $26.2 MILLONES PARA ESTADIO FÉLIX MILLÁN EN YABUCOA

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) asignó cerca de $26.2 millones al municipio de Yabucoa para la […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: